Los tatuajes son considerados como verdaderas obras de arte. Lo que muchos se olvidan es que – por más bonito que sea – un tattoo es una ‘agresión’ a la piel, una herida que requiere un proceso de cicatrización y cuidados específicos. Si has hecho realidad el sueño de dibujar tu piel o si piensas hacerlo, es importante tener en cuenta algunas instrucciones para que el tatuaje y la salud de tu piel se mantengan radiantes.

Cuidados básicos de un tatuaje

  • Limpieza

Tras mantener la venda por el tiempo determinado por el tatuador, se recomienda limpiar la zona del tatuaje varias veces al día. Para ello, es necesaria la utilización de productos suaves y antisépticos para higienizar y desinfectar la piel. Debes evitar a toda costa tocar el tatuaje y, si necesario, hacerlo siempre con las manos limpias.

  • Hidratación

Después de limpieza, es importante aplicar una crema para tatuajes que sea respetuosa con la piel, de rápida absorción y que garantice una perfecta hidratación de todas las camadas de la dermis. Las cremas corporales regeneradoras – como las de Bioxán – es una de las mejores alternativas en cremas para tatuajes recién hechos.

  • Protección solar

Los tatuajes no deben estar expuestos a la radiación solar ya que la piel dañada es todavía más sensible a sus efectos nocivos. Si no es posible evitar la exposición, se recomienda la aplicación de un buen protector solar.

  • Acompañamiento profesional

Las visitas al dermatólogo deben ser más constantes para las personas con la piel tatuada ya que la presencia de tinta en la piel puede enmascarar síntomas de algunas patologías de la dermis. Por ello, el especialista debe revisar periódicamente en el estado de la piel.

  • No a la eliminación ‘casera’

Como podemos ver en este vídeo de la Academia Española de Dermatología y Venereología, con la salud de la piel no se juega. Si te arrepientes de haber realizado un tatuaje, debes acudir a un profesional especializado para que valore la posibilidad de eliminarlo, siempre con prácticas seguras que evitan las lesiones cutáneas.

¿Cómo elegir una crema para tatuajes?

Contar con una buena crema hidratante para tatuaje es fundamental para garantizar la hidratación de la piel dañada. Las cremas corporales regeneradoras de BIOXÁN Neo han sido testadas dermatológicamente, son aptas para un uso tópico y proporcionan el cuidado idóneo para la piel tatuada, garantizando una cura de regeneración intensa.

Además de importantes beneficios del ejercicio físico para la salud, la práctica de una actividad deportiva también es una gran aliada para la salud de la piel. Te explicamos las razones por las que la actividad física influye en el buen estado de la dermis.

  • Adiós células muertas

Durante la práctica de actividades físicas, los poros se abren y aumenta el nivel de sudoración, lo que ayuda en la liberación de toxinas del cuerpo, de las células muertas y suciedad acumulada diariamente en la piel.

  • Sustancias antienvejecimiento

Los ejercicios físicos aumentan la producción de sustancias naturales del cuerpo que combaten el envejecimiento. Entre ellas están la L-glutamina y la hormona del crecimiento. El buen nivel de esos aminoácidos en el cuerpo garantiza la buena nutrición de la dermis y promueve la elasticidad de la piel, reduciendo la aparición de manchas y arrugas.

  • Mayor oxigenación

Los ejercicios físicos aumentan la circulación sanguínea y, por consiguiente, la oxigenación y distribución de nutrientes por todo el cuerpo. Gracias a ello, la piel adquiere una textura más suave, mejor color y es menos propensa a la formación de arrugas y líneas de expresión.

  • Firmeza y Tonificación

La práctica constante de ejercicios físicos tonifica la piel, lo que reduce la flacidez y las arrugas. Eso ocurre porque, durante la práctica de actividades físicas, el organismo aumenta la producción de colágeno y elastina, sustancias responsables por la reparación de daños en la piel.

Después de entrenar: cuidados de la piel

Cómo cuidar la piel después de hacer ejercicios

En realidad, el cuidado de la piel tras la realización de ejercicios físicos empieza antes del entrenamiento. Para evitar la obstrucción de los poros, es aconsejable practicar actividades físicas con la piel limpia, sin maquillaje o cualquier otro tipo de cosmético que pueda impedir la transpiración de la piel

Después del entrenamiento, la retirada de la ropa húmeda y la ducha son las maneras más eficaces de descansar la piel y asegurar su limpieza.

Tras la ducha, es muy importante llevar a cabo una rutina de cuidado de la piel con la aplicación de productos de dermocosmética respetuosos con la dermis, libre de sustancias químicas como parabenes, fragancias, etc, como la crema corporal de Bioxán.

Ahora ya sabes que, además de mejorar la rutina de descanso, fortalecer el corazón, ayudar a mantener la línea, los ejercicios físicos aportan grandes beneficios a la piel. ¡Una razón más para mover el esqueleto!

 

Celebrado cada 20 de marzo, desde 2013, el Día Internacional de la Felicidad fue instituido por la Asamblea General de las Nacionales Unidas como una forma de reconocer la importancia de la felicidad y el bienestar para los seres humanos. Y es que, la felicidad es la mejor medicina para la salud y para la belleza… Si quieres ser más saludable y feliz, practica estos hábitos:

  • Reserva tiempo para ti

A menudo, estamos tan centrados en realizar las tareas del día a día y atender a las necesidades de los demás que nos olvidamos de dedicar un poco de tiempo a nosotr@s mism@s. Reserva algunos minutos para pensar en tu día, en las tareas pendientes o en lo que has hecho, en tus sentimientos, recordar tus logros, pensar en tus metas y también para cuidar tu salud y belleza.

  • Sonríe

No siempre es sencillo, pero debemos centrarnos en motivos para sonreír, mismo cuando la situación no sea la más favorable. Por ello también es tan importante rodearse de personas positivas, que contagien alegría y te ayuden esbozar una sonrisa. Mejorar el humor es una de las maneras de mejorar el bienestar general, la salud y, por supuesto, la belleza. ¿A qué ya has escuchado que se necesitan menos músculos para sonreír que para fruncir el ceño? Sonríe y aléjate de las arrugas.

  • Aliméntate bien

Seguir una alimentación saludable es esencial para mejorar el humor y mantener todo el cuerpo en buen estado. Al aumentar la sensación de bienestar, te sientes más llen@ de energía, más feliz, más guap@. Si quieres hacer las paces con el mundo (¡y con el espejo!), empieza por alimentarte bien.

Hábitos para ser más feliz y más guapos

  • Valora las cosas pequeñas

No se trata de ser conformista, pero en muchas ocasiones no valoramos lo que tenemos: una familia, un hogar, salud, comida, trabajo, familia, etc. Disfruta de todas las personas y de todo lo que tienes alrededor y no te olvides de celebrar los pequeños éxitos.

  • Muévete

Encuentra tu deporte favorito y haz de su práctica un hábito. Las personas que realizan algún tipo de actividad física tienen mayor control sobre los episodios de ansiedad, están más dispuestas y menos estresadas, sin hablar de todos los beneficios del deporte para la salud y para la piel.

  • Escucha tu cuerpo

Las personas felices y saludables hacen caso a las ‘señales’ del organismo. Aprende a analizar y escuchar tu cuerpo para darle lo que necesita para estar más saludable. Busca solución a los dolores persistentes, evita la tirantez de la dermis con una buena rutina sin olvidar  el cuidado de la piel en manos y pies, respeta el tiempo de descanso exigido por tu cuerpo, cumple tus propósitos saludables, etc.

Anímate a compartir con nosotros tus consejos de salud y belleza para ser más feliz.

Como ya hemos hablado anteriormente, la piel masculina también requiere cuidados específicos y, entre ellos, están algunas reglas a seguir a la hora de afeitarse para evitar irritaciones e impedir que el rasurado se convierta en una agresión a la piel. Si quieres lucir una dermis saludable y luminosa, no te pierdas estos consejos de cómo conseguir el afeitado perfecto.

  • Ducharse o lavar la cara

Antes de afeitarse, es fundamental preparar la piel para el proceso. Una ducha caliente es una de las mejores maneras de limpiar y abrir los poros, dejando la dermis más suave y el pelo más maleable. La limpieza antes del afeitado también es importante porque retira la grasa acumulada durante la noche o a lo largo del día, además de las bacterias que obstruyen los poros y provocan los tan temidos ‘granitos’.

  • Usar un gel específico

Los geles de afeitado ayudan a preparar la piel para que la maquinilla haga su trabajo con más suavidad. Al contener sustancias protectoras de la piel, ese tipo de producto permite un deslizado más eficaz y menos agresivo. Si no te gustan los geles con espuma, puedes probar los aceites de afeitado.

Trucos y consejos para evitar la irritación al afeitarse

  • Utilizar la lámina correcta

Para afeitar barbas más abundantes, es recomendable disminuir su volumen con una maquinilla, para luego pasar al afeitado definitivo. Afeitarse con demasiado pelo exige más presión sobre la maquinilla, lo que se traduce como una agresión para la piel y favorece su posterior irritación. Al seguir esos pasos y utilizar la lámina correcta, también se reducen las pasadas. La repetición de ese movimiento es uno de los principales responsables por la inflamación de la piel tras el afeitado.

Cómo cuidar la piel tras el afeitado

  • Hidratar para cuidar

Una piel protegida y bien hidratada es menos sensible a las agresiones del afeitado. Por ello, es fundamental que los chicos también cuenten con buenos productos para garantizar el perfecto cuidado de la dermis facial. El afeitado debe terminar con la aplicación de una crema facial hidratante para hombre de textura fluida y libre de grasa. Las cremas regeneradoras proporcionan al rostro masculino una mejoría visible en el estado de salud de la piel, ayudando a lucir un aspecto más radiante y a evitar irritaciones.

 

 

Los antioxidantes son poderosas sustancias que protegen las células del cuerpo de la acción de los radicales libres. Emitidos cuando el cuerpo está expuesto a situaciones o ambientes dañinos como la contaminación, la radiación, la exposición solar, etc., los radicales libres son los principales responsables por la inflamación y envejecimiento celular.

Cuando los radicales libres dañan el organismo, provocan la ruptura de las proteínas de colágeno – uno de los responsables por la elasticidad y firmeza de la piel. Por ello, es tan importante cuidar la piel con una crema antioxidante capaz de reducir la acción de los radicales libres e incrementar la producción de colágeno.

Para qué sirven los antioxidantes en la piel

Los antioxidantes son partículas capaces de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas. Durante el proceso de oxidación de una molécula, puede ocurrir una reacción en cadena – conocida como la producción de radicales libres – que dañan las células y oxidan la piel.

Diariamente, nuestra piel está expuesta a agentes externos que favorecen la oxidación de las células y generan radicales libres, como el humo del tabaco, la polución, los rayos UVA del sol, el estrés, las variaciones de temperatura, etc. Esos radicales libres son los responsables por la destrucción del colágeno y elastina de la piel. Al deteriorar esas sustancias, la piel pierde elasticidad, se forman las líneas de expresión y surgen manchas y arrugas.

Los antioxidantes actúan como bloqueadores de los radicales libres, impidiendo su acción, lo que retrasa el deterioro, desgaste y envejecimiento de la piel y ayuda a preservar la salud cutánea.

Beneficios de los antioxidantes

Mantén tu piel joven gracias a los antioxidantes

Para frenar la lucha contra el proceso oxidativo y la acción de los radicales libres, la dermocosmética ofrece productos que ayudan a revertir los efectos y signos del envejecimiento en la piel.

Gracias a su alta concentración de Vitamina E, nuestra línea de productos Bioxán Neo neutraliza los radicales libres preservando la salud y la belleza de la piel. Además de antioxidantes, esas cremas especialmente desarrolladas para la regeneración de la piel, también incorpora una potente combinación de Vitamina C que ayuda a reparar los tejidos, mantener la elasticidad, resistencia y proteger a piel contra el fotoenvejecimiento. El resultado es una piel más suave, con un aspecto rejuvenecido y saludable.

¿Quieres ponerte guap@? Pues, ¡a dormir! Un buen descanso es una de las maneras más eficaces de garantizar una apariencia radiante al día siguiente. Eso ocurre porque el sueño es el período de renovación y descanso para las células de nuestro organismo. Durante la noche, las células reorganizan sus funciones, reparan y equilibran los daños del día a día, ocasionados por factores como el viento, el sol, la contaminación, etc.

Cuando dormimos, el organismo libera importantes sustancias para el cuerpo como la hormona del crecimiento – responsable por retardar el envejecimiento celular y mejorar el tono muscular – y el cortisol, hormona del estrés que está relacionada con la formación de radicales libres.

¿Por qué dormir bien nos hace más bell@s?

Durante el sueño, ocurre un aumento considerable de la oxigenación celular y de la piel. Asimismo, cuando dormimos, proporcionamos reposo a la musculatura facial, además de eliminar radicales libres (las temibles moléculas que ‘activan’ el envejecimiento de las células del organismo, incluidas las de la piel). Cuando no dormimos de manera adecuada, los vasos sanguíneos de la piel se contraen dejando la piel más seca y fría.

Además de afectar el aspecto de la piel, dormir mal también favorece la acumulación de grasa ya que durante el sueño el organismo produce leptina, la hormona que controla la sensación de saciedad.

Consejos para dormir mejor

Consejos para dormir mejor y cuidar la belleza

Ahora que ya conocemos los beneficios de una buena noche de sueño, es el momento de aprender cómo dormir y garantizar al organismo el descanso necesario para la recuperación de nuestra belleza.

En primer lugar, es muy importante establecer una rutina del sueño, con un horario aproximado para ir para la cama y para levantarse. También es conveniente evitar las bebidas estimulantes y las cenas abundantes. Para disfrutar de un sueño reparador, es imprescindible disfrutar de un momento de descanso antes de acostarse: preparar una infusión, leer un libro o escuchar música suave son hábitos que pueden ayudar en la conciliación del sueño.

Es fundamental llevar a cabo una rutina de belleza incluyendo la limpieza de la piel y la aplicación de cremas faciales específicas – también para el cuidado de manos y pies – ya que la temperatura del cuerpo se eleva por la noche, lo que favorece la receptividad cutánea de los activos cosméticos.

Una buena noche de sueño unida a una previa rutina de cuidado de la piel es la manera más económica y sencilla de mejorar tu salud y mantener una relación amigable con el espejo.

¿Te has parado a pensar en cuántas bacterias existen en cada centímetro de nuestra piel? De acuerdo con los expertos, alrededor de un millón. La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y está colonizado por muchísimos microorganismos. Pero no todos esos gérmenes que nos acompañan diariamente son malos. De hecho, existen bacterias inofensivas y «bacterias buenas», capaces de prevenir la proliferación de las «bacterias malas».

Los productos químicos, la contaminación, las agresiones externas e incluso la utilización de algunos jabones contribuyen a eliminar las bacterias de nuestra piel, tanto las ‘buenas’ como las ‘malas’. Por ello, no es de extrañar que la cosmética haya incorporado prebióticos naturales en su formulación para mejorar las defensas y mantener el equilibrio de la flora bacteriana de la piel. Los prebióticos naturales ayudan a que esa ecoflora se fortalezca y que cumpla su función como protectora de la dermis.

¿Cómo proteger la flora bacteriana de la piel?

El uso de cosméticos biológicos es uno de los cambios más importantes a introducir en una rutina de belleza para no dañar la barrera protectora de la epidermis. En ocasiones, el uso de algunos tipos de medicación (como los antibióticos) o cremas con ingredientes dañinos (como perfumes o parebenes) puede afectar el equilibrio de la piel, perjudicando su función defensiva.

Las cremas prebióticas incluyen bacterias muertas o deshidratadas gracias al método de conservación conocido como liofilización. El uso de las cremas biológicas que utilizan este principio favorece el cuidado profundo de la piel, con una nutrición eficiente, además de estimular la ecoflora de la epidermis.

cremas con prebióticos naturales

Beneficios de las cremas prebióticas

Para garantizar los mejores resultados de regeneración de la piel, en Bioxán incluimos los prebióticos como componentes de las cremas de la gama Bioxán NEO. Estos son los principales motivos por los que incorporamos los prebióticos en nuestras cremas:

Refuerzan la regeneración de la piel y disminuyen los signos de la edad.

– Reestablecen el balance natural de la piel cuidando su ecoflora – el ecosistema que protege y fortalece el sistema inmune de la dermis.

– Mejoran la capacidad de retener la humedad de la piel, lo que favorece su hidratación y firmeza.

– Ayudan a restaurar la flora bacteriana de la piel de todo el cuerpo y principalmente de las partes más afectadas por el uso continuado de detergentes y jabones, como las manos.

Las cremas naturales con prebióticos son el «alimento» perfecto para mantener la salud y el buen aspecto de la piel. Si quieres conocer más sobre los beneficios de nuestras cremas con prebióticos, no dudes en consultarnos.