La piel que rodea la zona de los ojos es la más fina y frágil de todo el cuerpo humano. Cualquier agresión externa que reciba, por mínima que esta sea, resulta perjudicial, contribuye a la aparición prematura de arrugas y proyecta una imagen deslucida del rostro. Una de las recomendaciones más inmediatas para evitar todos estos efectos es su cuidado diario con cremas específicas para el contorno de ojos.

¿Por qué tengo ojeras o bolsas?

Normalmente, las bolsas y las ojeras están asociadas a la falta de sueño, al cansancio o al exceso de ejercicio físico. Pero existen otros desencadenantes como alimentación inadecuada, la predisposición genética, la exposición solar sin protección, la retención de líquidos o la pérdida de grasa. Lo primero es saber diferenciarlos porque las bolsas y las ojeras no son lo mismo, aunque los dos esconden el rostro tras un velo de oscuridad y cansancio.

Las ojeras son una predisposición dérmica a mostrar la acumulación de sangre que hay detrás de esta zona tan fina del rostro, de ahí su tono oscuro. Las bolsas, por su parte, se deben a la pérdida de masa muscular en el contorno de los ojos o la retención de líquidos, por eso provocan el abultamiento de la franja ocular del rostro. Podemos encontrar tratamientos específicos para cada una de estas anomalías o fórmulas que intentan combatir las dos a la vez, como la crema contorno de ojos regeneradora intensiva de Bioxán.

Consejos para cuidar el contorno de ojos

Existen remedios naturales que, aunque no están científicamente demostrados, cuentan con cierta popularidad entre los más preocupados por la buena salud de la piel de esta zona del rostro: la aplicación de bolsas de té, la creación de mascarillas caseras a partir de productos naturales, evitar dormir bocabajo, la aplicación de hielo en la zona… Y, como no, los televisivos “antifaces de pepinillo” que, según aseguran los más entendidos, pueden frenar la progresión de las líneas de expresión.

Pero si queremos contener la degeneración del contorno de ojos de manera eficaz debemos recurrir a tratamientos específicos, cremas perfectamente ideadas para hidratar y regenerar la zona.  Gracias la aplicación regular de las mejores cremas para el contorno de ojos, el rostro recupera su luminosidad y jovialidad. En Bioxan, ofrecemos productos testados dermatológicamente, sin parabenos ni perfumes, y apropiadas para un uso tópico.

¿Cómo utilizar la crema para el contorno de ojos?

1.- Aplica la crema por la mañana y/o por la noche, con la cara limpia y seca.

2.- Extiende una pequeña porción del producto mediante suaves presiones en el contorno de los ojos con los dedos anular y corazón. Así estimularás la circulación sanguínea en la zona.

3.- Si las bolsas son tu principal problema a resolver, es mejor empezar con movimientos de fuera hacia dentro. En el caso de líneas de expresión, como las temidas patas de gallo, los dedos deben masajear en dirección contraria, desde dentro hacia fuera.

5.- Concluye el proceso con unos segundos de relajación: coloca las manos sobre los ojos cerrados y presiona ligeramente.

Cómo aplicar crema de contorno de ojos

La cosmética es un básico para el cuidado de la piel, no importa cuál sea su tipo o nuestra genética. Pero no es la única fórmula para lucir un cutis perfecto. Existen remedios naturales al alcance de todos que nos ayudan a optimizar y garantizar los beneficios de estos productos de belleza, como puede ser la alimentación. Toma nota de algunos de los alimentos más beneficiosos para tu piel y no te olvides de añadirlos a tu próxima lista de la compra.

El poder de los frutos secos sobre la dermis

Estudios médicos y científicos ponen de manifiesto los beneficios del consumo moderado de frutos secos para el organismo. Pero, ¿y si a ello añadimos los efectos positivos que tienen sobre la piel? Ricos en antioxidantes, proteínas y minerales, este tipo de alimentos son recomendados por los expertos para mantener una dermis tersa y rejuvenecida. Buena parte de ellos contienen tocoferol, más conocido como vitamina E, con el que neutralizan la acción nociva de los radicales libres. Si quieres conocer más sobre la importancia de este activo natural contra el envejecimiento de la piel, en Bioxan contamos con una gama de productos con un alto contenido en vitamina E.

La vitamina E, entre los mejores alimentos para la piel

La Vitamina E: el antioxidante por excelencia cuando es aplicado en la piel.

Más fruta y verduras para alimentar una piel bonita

 Zanahoria, manzana, tomate, limón, calabaza… La variedad en colores y sabores está garantizada, al igual que las ventajas que todos y cada uno de estos alimentos aportan a la piel. Los nutrientes que los componen, además de su importante contenido en agua, les convierten en clave para la regeneración, el rejuvenecimiento, la hidratación y la tonificación del cutis.

Tez nutrida con bacterias de las buenas

No todas las bacterias son malas ni todos los alimentos son específicos para mejorar sólo una de las partes del cuerpo. Los prebióticos son microorganismos que encontramos en diferentes alimentos y que nos ayudan a mantener un equilibrio en la actividad del intestino. No sólo eso. Contribuyen a una correcta eliminación de las toxinas y evitan que sea la piel quién tenga que deshacerse de todas aquellas que el aparato digestivo no haya conseguido eliminar. Si quieres comprar tus cremas online, te invitamos a hacerlo en Bioxán.

Comidas que perjudican la piel

Nutricionistas, médicos y expertos en general de la alimentación recomiendan una serie de pautas nutricionales para mantener el peso y la salud: no abusar de las grasas, reducir el consumo de la sal y el azúcar, limitar el consumo de bebidas alcohólicas… Buena parte de estas prácticas las podemos aplicar a la alimentación necesaria para mantener una dermis perfecta, sin defectos, rejuvenecida y cuidada.

Y tú ¿Tienes alguna receta con la que mejorar la apariencia de nuestra piel?

En los últimos años, mucho se ha hablado sobre la dermocosmética y sus beneficios para la piel, pero ¿tenemos claro lo el significado de dermocosmética?

La dermocosmética es una disciplina que se encuentra entre la cosmética y la dermatología. Es decir, los productos dermocosméticos no son considerados medicamentos, pero sus beneficios para la piel van más allá de la acción de los cosméticos. Por ello, los productos dermocosméticos están indicados en situaciones en las que es necesario mantener el pH natural de la piel, para lograr un efecto hidratante, calmante y descongestivos – como para el cuidado de la piel durante los tratamientos oncológicos.

Asimismo, los productos dermocosméticos generalmente son aptos para nutrir todo tipo de piel en general, aportando una regeneración intensiva incluso en dermis con necesidades especiales, muy deshidratadas o dañadas.

Por norma general, los dermocosméticos pueden ser adquiridos en las farmacias, pero no todos los productos de venta en farmacia pueden ser considerados ‘dermocosméticos’. La dermatología cosmética cuenta con el respaldo de sanitarios – principalmente los dermatólogos – y su desarrollo está basado en estudios clínicos, derivados del trabajo de marcas reconocidas y profesionales especializados.

Dermocosmética: qué es

Bioxán: dermocosmética para el cuidado de pieles muy deshidratadas

La línea de productos Bioxán fue creada con el objetivo de revitalizar la piel de los pacientes oncológicos. Concretamente, su creadora, la investigadora Ana Victoria Ugidos se puso a investigar formulaciones tras constatar los devastadores efectos de los tratamientos oncológicos sobre la piel de su sobrina de tan solo catorce meses de edad.

Especialmente diseñada para personas con la piel dañada por tratamientos médicos, la composición de los productos dermocosméticos Bioxán está libre de aromas y aditivos, aportando un cuidado muy reconfortante para pieles deterioradas. Los productos dermocosméticos Bioxán evitan alteraciones cutáneas y favorecen el crecimiento de la flora natural de la piel en detrimento de la patógena.

Aunque su uso esté indicado para personas con la piel dañada por los efectos de tratamientos médicos agresivos, la alta concentración de oxidantes, vitamina E y otros principios activos convierten a ‘Bioxán Neo’ en la línea dermocosmética ideal para mejorar la salud de la piel en general, reducir manchas, recuperar la dermis tras la exposición solar, reducir las arrugas profundas y líneas de expresión.

Durante los severos procedimientos empleados para combatir el cáncer, es muy común que la piel experimente reacciones adversas como sequedad, mayor sensibilidad al sol, descamación o aparición de acné, entre otros síntomas. Por ello, es muy importante asegurar un buen nivel de hidratación de la dermis, evitar la exposición solar y utilizar un buen protector, además de seguir otras recomendaciones.

Los efectos secundarios producidos por la quimioterapia en la piel pueden cambiar según los procedimientos empleados y de acuerdo con cada paciente. Por lo general, estas las instrucciones sobre los cuidados de la piel en pacientes oncológicos:

  • Utilizar ropas holgadas: En algunos casos, la fricción del tejido con la piel puede ser muy desagradable. Para evitar esta sensación y para prevenir rozaduras, es mejor utilizar ropas holgadas, en la medida de lo posible.
  • Evitar temperaturas extremas: Para la ducha, es aconsejable que la temperatura del agua sea tibia. El agua muy caliente o muy fría puede desencadenar irritaciones y aumentar las molestias ocasionadas por el tratamiento.
  • Hidratación: La utilización de cremas corporales para pacientes oncológicos con efecto regenerador es fundamental para calmar los molestos efectos del tratamiento y garantizar la renovación de las células de la piel.
  • No utilizar esponjas ni exfoliantes: Durante el tratamiento oncológico no es el mejor momento para realizar peelings – corporales o faciales – ni para la utilización de esponjas (ni siquiera las vegetales). Es necesario mantener la piel limpia, pero evitando los roces.
  • Maquillaje y colonias: Aunque sea conveniente prescindir de muchos cosméticos, lo cierto es que existen opciones de cosmética oncológica, con productos especiales que pueden ser aplicados durante los tratamientos. Consulta con el médico y adapta la rutina de belleza a las nuevas necesidades.
  • Depilación: Mientras dure la quimio o radioterapia, se aconseja evitar la utilización de cremas depilatorias. La depilación con maquinilla eléctrica es la más indicada, siempre con cuidado para evitar cortes.
  • Evitar la exposición solar: Durante y después del tratamiento, los pacientes deben evitar la exposición solar. En el caso de hacerlo, es necesario extremar las precauciones con la utilización de gorras, sombreros, ropa protectora y crema con alto nivel de protección solar.
  • Accesorios: Por el roce, algunos accesorios y prendas pueden irritar la piel. Para prevenirlo, se aconseja evitar el uso de collares, cadenas, elásticos, ropa con gomas u otros accesorios que se peguen a la piel.
  • También en menores: los cuidados de la piel en niños con cáncer obligan a extremar las precauciones para evitar problemas en su piel, ya de por sí más delicada.

Cuidados de la piel en pacientes oncológicos

En el caso de la quimioterapia, los síntomas suelen extenderse por la piel de todo el cuerpo mientras que, con la radioterapia, los síntomas suelen restringirse al área tratada. En cualquier caso, los tratamientos oncológicos dañan la flora cutánea por lo que su cuidado, protección e hidratación es la mejor solución para evitar la irritación y posibles infecciones.

En España, se estima que la dermatitis atópica afecta al 18% de la población infantil. Esa enfermedad crónica de la piel es mucho más común de lo que se cree y los niños y bebés afectados requieren cuidados especiales para evitar importantes molestias.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica o piel atópica es una patología relacionada con el desequilibrio del sistema inmunológico de la piel. Aunque las cuestiones genéticas influencien en su desarrollo, las condiciones medioambientales también pueden agravar sus síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis atópica?

Los niños que padecen de piel atópica no siempre presentan sus síntomas ya que esa enfermedad suele manifestarse en periodos intermitentes. Por lo general, se reconoce la dermatitis atópica por la presencia rojeces e inflamación de la piel, sequedad intensa y picor. En algunos casos, pueden formarse erosiones, principalmente por el rascado de la piel.

¿Cuál es el tratamiento de la dermatitis atópica?

Por desgracia, la piel atópica no tiene cura. Los tratamientos disponibles se centran en disminuir la irritación y calmar la piel para evitar nuevos brotes. Por ello, es tan importante llevar a cabo una rutina de cuidados minuciosa de la dermis infantil con cremas corporales regeneradoras que garanticen su hidratación y que sean aptas para un uso tópico.

 

Cuidados de la piel del bebé: crema para bebés de piel atópica

Consejos para el cuidado de bebés y niños con piel atópica

Como no existe una cura para la dermatitis atópica, mantener la piel en buenas condiciones y seguir algunos consejos para cuidar la piel del bebé es fundamental para intentar controlar los episodios de la afección y – en la medida de lo posible – evitar que aparezcan.

  • La utilización de una crema hidratante es fundamental para la regeneración de la piel. En los cuadros de afecciones cutáneas, la dermis se altera, lo que provoca picazón y rojeces. La flora cutánea de los niños y bebés todavía está fase de crecimiento y si a ello le añadimos los efectos de la enfermedad, la buena hidratación todavía es mucho más importante.
  • En los niños y bebés con piel atópica – así como en los adultos que padecen esa afección – la crema hidratante regeneradora debe ser aplicada en todo el cuerpo tras la ducha. La higiene excesiva está contraindicada, pero es necesario llevar a cabo la correcta limpieza de la piel, buscando el equilibrio de los hábitos de limpieza.
  • El secado de la piel debe ser realizado de manera suave, sin frotar y con la utilización de una toalla de algodón o con un secador a baja temperatura, en el caso de molestias.
  • Para evitar la aparición de brotes de dermatitis atópica, siempre que se utilice un nuevo producto sobre la piel es recomendable probarlo en una zona pequeña y esperar los efectos durante algunas horas.

 

 

Los días se hacen más largos y las temperaturas empiezan a subir. Poco a poco, damos la bienvenida a la primavera, una estación muy esperada pero que también trae cambios que puede afectar nuestro organismo. Para la piel, la primavera significa el momento de prepararnos para el buen tiempo y adaptar todos los cuidados a las condiciones climáticas.

  • Exfoliación

La primavera es la excusa perfecta para realizar una limpieza a fondo de la piel y deshacerse de las células muertas y todas las impurezas acumuladas durante las estaciones más frías del año. Una buena exfoliación prepara la piel para los cambios climáticos y cosméticos derivados de la nueva estación. Eso sí, si has pasado recientemente por tratamientos médicos relacionados con la dermis – como los oncológicos – consulta un profesional sanitario antes de someterte a cualquier tipo de peeling.

  • Regeneración Intensiva

La hidratación de la piel es clave para mantener su buena salud frente a los cambios climáticos, la radiación solar o la contaminación. Para garantizar que la piel reciba todos los nutrientes que necesita, aplica una mascarilla hidratante respetuosa con la dermis, tanto del punto de vista estético como del punto de vista relacionado con la salud. No te olvides del cuidado dermatológico de todo el cuerpo, aunque algunas partes estén ‘escondidas’ bajo la indumentaria, también requieren hidratación.

  • Protección solar

Aunque se aconseja una buena protección solar todo el año, en primavera los rayos empiezan a ser más fuertes y más verticales, por lo que somos más propensos a sufrir las primeras quemaduras del sol. Por ello, es importante incorporar a la rutina diaria un protector solar si no se ha hecho ya durante el año.

  • Pies y manos

Como hemos hablado anteriormente, el cuidado de pies y manos es un gran olvidado en las rutinas de belleza. Con la llegada de la estación de las flores, es normal que les dediquemos un poco más de atención ya que la subida de la temperatura los pone en evidencia. Tanto para pies como para las manos, es aconsejable aplicar un tratamiento regenerador que restaure la piel dañada. A partir de ahí, es necesario mantener los cuidados diarios habituales: protección, limpieza, aplicación de cremas específicas, etc.

Consejos para cuidar la piel en primavera

  • Actividad Física

La práctica de ejercicios es fundamental para la buena salud de la piel. Al realizar actividades físicas, el cuerpo intensifica la oxigenación, además de liberar sustancias antienvejecimiento y favorecer el proceso de eliminación de las células muertas. Eso sí, es muy importante no olvidarse de los cuidados adecuados de la piel tras los ejercicios físicos.

En primavera y durante todo el año, el uso de cosméticos hipoalergénicos – libres de parabenes, perfumes y aptos para un uso tópico – son los mejores aliados para evitar la irritación y calmar la piel.