Por pereza, por falta de tiempo, por sueño insoportable… Son muchas las razones (o excusas) que encuentran casi todas las mujeres del planeta para no desmaquillarse cada noche antes de acostarse. Y no saben el error que cometen. La limpieza del rostro al final del día, sin importar lo larga que haya sido la jornada, es un ritual de belleza indispensable y necesario si quieres mantener tu piel sana, cuidada e hidratada. No hacerlo, supone un auténtico pecado para nuestra belleza, y sus efectos no tardan en hacerse notar. Según algunos estudios, cada noche que dejamos sin desmaquillar la piel, esta envejece dos días.

No se trata del típico consejo de abuela. Es una recomendación universal. Hasta modelos y actrices, las más sometidas a las diferentes modas y exigencias del rostro perfecto, la cumplen sin pensárselo dos veces. ¿Quieres saber el motivo?

Paso 1 de la rutina de belleza nocturna: desmaquíllate

Tienes que desmaquillarte sí o sí. El maquillaje tapa las imperfecciones, pero también obstruye los poros. Como consecuencia, cuando nos vamos a dormir sin retirarlo del rostro, no permitimos que la piel respire y se regenere. La noche es el momento ideal para ello, de ahí la importancia de dormir cerca de ocho horas diarias: un sueño de calidad es reparador no solo a nivel interno sino también externo. Con todos estos productos cosméticos en la cara, la dermis no podrá cumplir sus funciones y empezará a perder propiedades. Además, favorecerá la aparición de granitos, el aumento de la sequedad en pieles sensibles, la formación de comedones…

No hay excusa y su utilidad está más que demostrada. En el mercado existen todo tipo de opciones para eliminar el maquillaje del rostro, en forma de toallitas, geles, cremas y lociones. Por si no llegas a todas las capas, realiza una limpieza más profunda un par de veces a la semana con una mascarilla de una buena marca de dermocosmética.

¿Cómo desmaquillarse correctamente y evitar el daño?

  1. Utiliza un producto específico para los ojos y los labios, sobre todo, si son las zonas donde aplicas más cantidad de maquillaje.
  2. Con un nuevo algodón, aplica leche limpiadora en el resto del rostro, sobre todo en la zona T y en la barbilla. Una alternativa puede ser el agua micelar, el gran descubrimiento cosmético de los últimos años.
  3. Cierra la limpieza con un tónico que refresque, hidrate y ayude a eliminar cualquier resto de maquillaje.
  4. Por último, pero no menos importante, debes preparar la piel para su ritual de regeneración nocturna. Para ello, busca una crema hidratante facial entre las mejores marcas de dermocosmética de farmacia y una buena crema para el contorno de ojos.

No te olvides de completar estos pasos cada noche. Sin excepción. Tu piel te lo agradecerá y los resultados serán visibles cada mañana.

 

 

 

Cualquier animal vertebrado (incluso, algún invertebrado) puede ser elegido como la víctima perfecta de las pruebas de cosméticos en animales: perros, ratas, ovejas, monos, vacas… A cambio de ventas, estas prácticas causan miles de muertes al año a unos seres que, en estas circunstancias, están más que indefensos. Esto ha dejado de ocurrir e en Europa. Desde el año 2013, todos los productos de belleza e higiene comercializados en la Unión cumplen con el requisito “cruelty free”. Es decir, dentro de las fronteras comunitarias, no se pueden vender cosméticos testados en animales (no importa el lugar del mundo donde se realicen las pruebas). Y Bioxán cumple esta condición a rajatabla.

La normativa ha convertido a la Unión Europa y sus marcas en todo un referente en la lucha contra este tipo de maltrato animal y en la defensa de métodos alternativos. ¿Qué supone el concepto “cruelty free”? ¿Cumplen todas las marcas de la Unión la normativa?

Cremas y cosméticos: marcas cruelty free

La historia de los cosméticos no testados en animales

En marzo de 2013, Europa dio el último paso hacia la desaparición definitiva de los cosméticos testados en animales, pero la experiencia le viene de lejos. La Directiva 2003/15/CE fue aprobada por el Parlamento Europeo en 2003 y, desde entonces, se prohibió la comercialización en los países comunitarios de cualquier producto testado en animales.

La segunda fase de la normativa, aprobada en 2013, fue un paso más allá, incluyendo entre las restricciones las pruebas de toxicidad. Esta última etapa aún permanece sin cumplir al 100%. Establecía un margen de diez años para que las marcas buscasen alternativas más respetuosas para sus pruebas. En cualquier caso, el movimiento “cruelty free” ha propiciado un cambio de tendencia para todos los implicados:

  • Los consumidores empiezan a tomar conciencia de los efectos secundarios de sus compras y asumen su responsabilidad.
  • Las marcas corrigen sus prácticas dando respuesta a los deseos de la sociedad y aceptando su repercusión en el ecosistema.

¿Cómo saber si un producto es testado en animales?

No todas las marcas incluyen insignias o sellos en los envases de sus productos que indiquen su elección por test alternativos. De hecho, la Directiva europea no exige a las empresas una declaración del certificado “no testado en animales”. El cumplimiento obligatorio de sus preceptos es un reconocimiento más que suficiente.

En Bioxán, no solo apostamos por los ingredientes 100% naturales, sino que hemos adoptado sin reparos las normativas establecidas a nivel europeo. La crema corporal y la facial, el exfoliante… Cualquiera de los productos de la gama Bioxán Neo respeta tanto las pieles más sensibles como la vida de los animales. Si buscas cosméticos “cruelty free”, has encontrado la marca perfecta.

Las cifras de supervivencia al cáncer de mama son cada vez más altas. El diagnóstico precoz y los avances médicos lo hacen posible, aunque el nivel de incidencia de la enfermedad crezca en la misma medida. Radioterapia, fármacos especiales, cirugía, quimioterapia…Las soluciones son variadas, aunque al igual que el resto de tratamientos oncológicos, la cura del cáncer de mama se caracteriza por una elevada agresividad. La razón es muy sencilla: debe tener la fuerza suficiente para acabar con el tumor.

Por extensión, causa estragos en el resto del organismo. Y la piel es uno de los órganos más afectados: picores, palidez, descamación, dolor, tirantez, etc. Precisamente, como solución a todos estos problemas, surgieron las cremas hidratantes de Bioxán. La farmacéutica Ana Victoria Ugidos, ante la necesidad de encontrar una fórmula apta para los pacientes con tratamientos oncológicos (entre los que se encontraba su sobrina Luna), consiguió dar con un producto revolucionario.

¿Cómo cuidar la piel después de un cáncer de mama?

El tratamiento contra el cáncer de mama y contra el resto de tumores no termina cuando la enfermedad se ha curado. Después de conseguir el alta médica, los pacientes aún tienen que reparar otras partes del organismo que han sufrido daños colaterales. En el caso de la piel, lo más recomendable es cuidarla con una buena crema hidratante de farmacia, respetuosa con la dermis y compuesta por elementos naturales.

Durante y después del tratamiento oncológico, los consejos más extendidos son:

  • Máxima protección frente al sol
  • No utilizar ropa ajustada o áspera
  • Bañarse con agua templada y con jabones neutros, sin perfumes.
  • Cuidar la piel con un tratamiento específico: hidratante y nutritivo, para que la dermis y todas sus capas vaya recuperando un aspecto saludable y cuidado.

¿Cómo saber si tengo cáncer de mama?

El cáncer de mama afecta por igual a toda la población femenina del planeta, sin importar el nivel de desarrollo del país en el que resida cada una de las afectadas. Las últimas cifras de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) colocan este tumor entre los más diagnosticados a nivel general y el primero en nivel de incidencia en mujeres, con 28000 nuevos casos diagnosticados al año (2015). A pesar del aumento y la mejora de las campañas de prevención, por sí solas son incapaces de hacer descender el número de diagnósticos. Y las previsiones no son mucho mejores. Las tasas de incidencia van en aumento, sobre todo, por el envejecimiento de la población y los avances en el diagnóstico precoz.

Uno de los primeros pasos para ganar la batalla al cáncer de mama es la prevención. Por eso, te recomendamos que tú misma realices una autoexploración para encontrar cualquier anomalía. Te enseñamos cómo hacerlo en el siguiente vídeo.

Beber mucha agua, dormir ocho horas, hacer algo de deporte, cuidar la alimentación sin dejar de comer… Durante años, actrices, modelos, cantantes y demás protagonistas del mundo rosa nos han repetido como un mantra todos estos hábitos como principales responsables de su permanente estado de perfección. Pero ¿de verdad son suficientes para conseguir nuestra mejor cara? Después de probar estos [no tan] secretos de belleza de las famosas, y a pesar de notar cierta mejoría, seguro que tú también consideras que aún falta algún ingrediente en esta receta de la perfección.

Poco a poco, y tras insistir mucho, las “celebrities” han empezado a desvelar sus verdaderas claves para conseguir la mejor versión de sí mismas tanto por fuera como por dentro. Y entre ellas, nos encontramos cosméticos, cremas con nutrientes naturales, rituales caseros… Te damos una pista: son totalmente accesibles para la mayor parte de los mortales.

¿Cuáles son los secretos de belleza de las famosas?

  • Aceite para el pelo. Algunas famosas e “it-girls” afirman que echan mano de los productos que tienen en la despensa para mantener sano y bonito el cabello. Uno de los trucos caseros más extendidos es el de aplicar aceite en las puntas del pelo antes de lavarlo. Con este peculiar proceso de prelavado, aseguran que consiguen una mayor hidratación y una menor fragilidad.
  • Máscara de pestañas para cambiarlo todo. Las modelos explican que, para tener un rostro perfecto, además de descansar ocho horas, se aplican una buena crema hidratante, un poco de corrector y un toque de colorete. Pero se olvidan del remate que muchas famosas (como Kate Hudson) consideran mágico: la máscara de pestañas. No solo cambia la mirada, sino la apariencia completa del rostro. Si prefieres evitar tanto cosmético diario, puedes sustituirlo por vaselina.
  • “No toques la almohada sin lavarte la cara”. Este es un secreto de belleza de famosas y de todas las mujeres del mundo. Por la mañana y por la noche, es imprescindible eliminar del rostro todas las impurezas acumuladas. Jessica Biel utiliza jabones neutros, las Kardashian recurren a las toallas calientes y Jessica Alba intenta no frotar con agresividad. Recuerda: es importante completar la limpieza con una buena mascarilla, al menos, una vez a la semana.
  • Pelo a todo volumen. Aunque tengan el pelo lacio, algunas famosas aparecen en pantalla y fuera de ella con un pelo lleno de vida y cuerpo. Blake Lively confiesa que, después de lavarlo y eliminar algo de humedad, se recoge la melena en un moño de bailarina y lo deja secar. Angelina Jolie, por su parte, aplica champú en seco en las puntas.
  • Los consejos de mamá (o de la abuela). Aunque siempre se las vea a través de los focos, las “celebrities” son personas con una vida privada detrás de las cámaras. Y como tal, cuentan con el respaldo y el apoyo incondicional de las mujeres de su vida. Los mejores trucos de belleza de las famosas son los heredados de sus madres o abuelas: “duerme más”, “no fumes”, “come fruta”, “eres bonita, no necesitas más que tu polvera”…

#NoFilters 🐯+🏖

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Las más bellas en España: el blog de Paula Echevarría

No nos hace falta irnos a Hollywood para conocer trucos de auténtica estrella. En España, muchas famosas nos cuentan de primera mano algunos consejos que les ayudan en su día a día. Por ejemplo, en el blog de Paula Echevarría podemos conocer sus looks de diario y los de ocasiones especiales. Pero también cuenta los productos cosméticos que la ayudan a mantener un aspecto fresco e impecable, a pesar de las largas jornadas de grabación.

En uno de estos listados, la actriz asturiana incluye el buque insignia de los productos de Bioxán, la crema corporal regeneradora intensiva. Elaborada con productos 100% naturales, sin perfumes ni parabenos, es una de cremas favoritas de Paula Echevarría, sobre todo, para recuperar la piel después del verano.

El gluten se ha convertido en el gran enemigo a combatir, no solo por los celiacos, sino también por una parte considerable de la población preocupada por su dieta y por la influencia que esta ejerce en su salud. Cada vez más marcas de la industria alimenticia se proclaman claras defensoras de la política “gluten-free”, facilitando con ello la vida y las rutinas de todos los pacientes y de sus familias. Pero la concienciación y la difusión de esta mentalidad no se queda ahí. Otros sectores comerciales, como el de la cosmética, empiezan a ponerla en práctica en sus procesos de fabricación.

La Enfermedad Celiaca es una dolencia autoinmune. Ante la ingesta de gluten (presente en el trigo, el centeno, la cebada…), provoca la atrofia de las vellosidades intestinales y dificulta la absorción de nutrientes esenciales. El único tratamiento fiable se basa en la adopción de una dieta estricta, permanente y duradera libre de esta proteína. Por esta razón, es el sector alimentario el más implicado en el respeto y la atención de estos pacientes. Entonces, si el principal afectado es el aparato digestivo, ¿tiene sentido elaborar productos de belleza libres de gluten?

Bioxán forma parte del listado de marcas de cosméticos sin gluten. Nuestros productos, elaborados con ingredientes 100% naturales, no derivan de ningún cereal compuesto por esta proteína.

 

Las nuevas líneas de cosméticos “gluten-free”

Poco a poco, empiezan a ganar terreno los cosméticos sin gluten, productos de belleza libres de cualquier ingrediente derivado o relacionado con esta proteína. ¿Contribuyen realmente al cuidado de la Enfermedad Celiaca? Según los expertos, estas precauciones pueden ser razonables en productos susceptibles de ser ingeridos de manera accidental como las barras de labios, las pastas de dientes o las cremas de manos. También incluyen en esta lista algunos productos oftalmológicos. El motivo principal es que, a través de la mucosa ocular, pueden pasar al torrente sanguíneo. Es el caso, por ejemplo, de los lápices de ojos o las máscaras de pestañas.

Según los expertos, el riesgo no es excesivo. Son necesarias cantidades elevadas de ingesta de este tipo de productos para que influyan de manera notable en el sistema digestivo de un celiaco. Además, añaden, los componentes derivados del gluten no pasan de la piel al torrente sanguíneo.

Pero algunos enfermos han manifestado cierta sensibilidad en la piel, en forma de dermatitis atópica (no la confundas con psoriasis). Por eso, algunos especialistas aconsejan leer las etiquetas de los productos también en los pasillos de belleza. Si eres celiaco y has notado picores o rojeces al aplicarte una loción o crema corporal, revisa la lista de ingredientes en busca de componentes como las proteínas vegetales o hidrolizadas o el extracto de malta.

Bioxán forma parte del listado de marcas de cosméticos sin gluten. Nuestros productos, elaborados con ingredientes 100% naturales, no derivan de ningún cereal compuesto por esta proteína. Conócelos todos aquí.

Limpieza, cuidado y dermocosméticos específicos para cada tipo de piel. Estos son los tres pilares básicos de cualquier ritual de belleza que te propongas para mejorar y mantener la salud y el aspecto de la dermis. Hemos hablado mucho sobre las claves y la utilidad de cumplir con una simple rutina diaria para que el órgano más grande del cuerpo no pierda propiedades, luminosidad y firmeza. Por eso, en esta ocasión, nos centramos en la importancia de incluir mascarillas faciales en este particular rito de culto al cuerpo. Aplicados al menos una vez por semana, estos productos cosméticos completan cualquier rutina, aportan resultados notables a simple vista y duraderos bajo las capas más superficiales de la estructura de la piel.

Pero, para que produzcan estos efectos tan beneficiosos, deben ser los adecuados para cada tipo de dermis. Por ejemplo, una mascarilla para piel grasa en un cutis sensible puede resecar en exceso el rostro y agravar cualquier problema. Antes de comprar uno de estos dermocosméticos, descubre cuáles son tus necesidades y qué mascarilla es la más te conviene.

Tipos de mascarillas faciales según el tipo de piel

  • Exfoliante. Es una mascarilla ideal, sobre todo, para piel mixta o grasa. Sirve para limpiar en profundidad los poros y los puntos negros a los que la limpieza diaria no llega. Aplicada con regularidad, cierra los poros, elimina los puntos negros, evita el exceso de sebo… Se debe evitar la zona del contorno de los ojos, los labios y la nariz y, para retirarla, lo mejor es utilizar una esponja húmeda.
  • Calmante. Es el producto indicado para prevenir o paliar rojeces, irritación o tirantez. Es decir, es la mejor mascarilla para piel sensible o madura, en la que estas molestias pueden ser una constante. La recomendación es eliminarlas con un pañuelo de papel, nunca con agua.
  • Hidratante. Mascarilla para piel seca que previene las grietas y la descamación derivadas de la falta de agua. Por los compuestos que la constituyen, lo mejor es no retirarla mediante aclarado, sino con un pañuelo de papel.
  • Reafirmante. Las pieles maduras y apagadas necesitan productos que les ayuden a recuperar la luminosidad y la consistencia. Una mascarilla reafirmante aporta los nutrientes necesarios para alisar las arrugas y rellenar la dermis.
  • Purificante. La mayor parte de las pieles necesitan completar la limpieza diaria con otra más exhaustiva que llegue a zonas más profundas de la dermis. Las mascarillas peel off purificantes están en boga. Son útiles en cualquier rutina de belleza, siempre que se tenga en cuenta las necesidades de cada caso. Por ejemplo, en pieles mixtas, lo mejor es aplicarlas solo en la zona T para que el resto del cutis no se reseque.


La variedad de este tipo de productos cosméticos no es solo amplia en cuanto a su función, sino también por su textura. Además de las mascarillas peel off, en el mercado las encontramos en crema, en polvos, en velo… Sea cual sea tu elección, ten en cuenta que debe ser la más adecuada a tu tipo de piel y debe contener los mejores ingredientes para no caer en daños innecesarios.