Geles corporales, cremas hidratantes, jabones de manos, cosméticos… Estos y otros productos de higiene y cuidado corporal han utilizado la consigna “respeto del pH de la piel” en la mayor parte de sus reclamos publicitarios. Y lo han conseguido. Han convencido y aleccionado a los consumidores para que busquen esta característica en todos los productos de belleza que adquieran. El problema es que no todos saben qué están buscando en realidad. Y tú ¿sabes qué es el pH de la piel y por qué debemos cuidarlo?

La estructura de la piel y la importancia del pH natural

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y su importancia es innegable. Anteriormente, hablábamos de su estructura y de sus funciones de protección del organismo frente a los agentes externos. Pero, en sí misma, también necesita garantizar unos niveles de defensa suficientes para mantenerse firme, joven y saludable. Uno de los valores que permiten controlar ese equilibrio es el pH (potencial de hidrógeno) que no es más que la medida de la acidez o la alcalinidad de una sustancia.

Descubre: Cómo funciona la piel

El “manto ácido”, ubicado entre la epidermis y la dermis, es el que proporciona el pH de la piel y lo sitúa por debajo del valor 7 (nivel neutro). Dermatólogos y especialistas cosméticos, entre ellos, la farmacéutica creadora de la marca Bioxán, Ana Victoria Ugidos, explican que el pH de la piel debe oscilar entre el 4’5 y el 5’9. De ahí, que lo consideremos ácido (de 0 a 6) y no alcalino (de 8 a 14). Aun así, sus niveles pueden variar un poco dependiendo del sexo, la edad o la zona del cuerpo que se tenga en cuenta.

¿Por qué es tan importante el pH de la piel y cómo podemos protegerlo?

Ahora que ya conocemos cuál es el pH de la piel, estamos en disposición de mantenerlo equilibrado. Y es que, su función protectora frente a los agentes externos solo está asegurada con los niveles de acidez estipulados. Si el pH de la piel aumenta hasta alcanzar valores alcalinos, la piel se deshidrata, se vuelve sensible y queda más expuesta a infecciones o enfermedades diversas.

Para evitar estos desequilibrios en el “manto ácido” de la piel y proteger el pH de la piel, debemos seguir una serie de consejos:

  • No pecar ni por exceso ni por defecto con las rutinas de limpieza. Tanto la falta de higiene como el abuso de jabones o demás productos de higiene pueden desequilibrar el pH natural de la piel.
  • Evitar los productos cosméticos alcalinos (con un pH por encima de 8)
  • No abusar de productos químicos (por ejemplo, los tintes para el pelo)

 

Descubre: Cosas que nunca deberías usar en la piel

 

 

 

 

 

Dicen que la cara es el espejo del alma. Pero, si no le damos los cuidados diarios necesarios, puede revelar más de lo que estamos dispuestos a contar. Madres, abuelas, influencers y expertos nos recuerdan constantemente los mejores consejos de belleza para mantener el cutis y el rostro siempre en forma. Sin embargo, no escuchamos con la misma frecuencia los errores que debemos evitar para no echar a perder todos los logros conseguidos. ¿Quieres saber cómo cuidar la piel de la cara? Evita todas estas prácticas e irás por el buen camino.

Malas prácticas a evitar si quieres tener buena cara

Un rostro luminoso, rejuvenecido, sin arrugas ni imperfecciones es el sueño de la mayor parte de las mujeres. Para conseguirlo, nos esforzamos en aprender cómo cuidar la piel de la cara y seguir determinadas rutinas de belleza. Pero estas van más allá de las cremas hidratantes, la limpieza diaria y la protección frente a los rayos ultravioleta (entre otras). También es necesario evitar una serie de hábitos que, irremediablemente, repetimos a diario casi de manera automatizada.

  1. Abusar de la exfoliación. Para mantener un rostro limpio y luminoso, la exfoliación es una rutina más que necesaria. Pero no diaria. Una vez a la semana es suficiente para eliminar todas las toxinas e impurezas de la piel del rostro.
  2. Tocarse la cara, sobre todo cuando tenemos las manos sucias. Es una de las prácticas más habituales entre las personas de todas las edades. Y, sin embargo, la mayor parte desconoce que tocarse la cara produce acné y otros trastornos que ponen en peligro la buena apariencia de nuestra piel.
  3. No beber suficiente agua. El agua es fundamental para el organismo y todas sus funciones vitales. La piel, como el órgano más extenso, no puede quedar exento de esta necesidad.
  4. Mala alimentación. Una dieta pobre en nutrientes o desequilibrada hace que la piel pierda luminosidad, elasticidad y juventud.
  5. Tabaquismo (activo o pasivo). En este post, ya hablamos de las consecuencias del tabaquismo en la piel. Mientras el humo permanezca en tu vida, nunca podrás mostrar tu mejor cara.
  6. Manipular los granos o espinillas. Además de tocarnos constantemente la piel, tendemos a manosear todas las imperfecciones que localizamos (por diminutas que sean). Es una costumbre que debería estar prohibida, por las consecuencias negativas que trae consigo. ¿Cómo evitar tocarse la cara y los granos? Piensa en la cantidad de bacterias que estarás transmitiendo de tus manos a tu rostro… Eso debería ser lo suficientemente aterrador para no volver a repetirlo jamás. Contribuye con una rutina de limpieza diaria adecuada y, al menos, se reducirán las imperfecciones visibles.
  7. No acertar con las cremas hidratantes. Cada piel es única y requiere una crema hidratante adecuada que cubra sin problemas todas sus necesidades. Por ejemplo, los productos de Bioxán son aptos para todos los tipos de pieles y contribuyen al cuidado diario tanto de la piel del rostro como la del resto del cuerpo. Combinadas con un buen protector solar, la salud de la dermis está prácticamente asegurada.

 

En el mundo de la cosmética y los cuidados de belleza, la teoría es muy fácil. El problema viene a la hora de aplicar todos esos conocimientos. Peinados sencillos que no terminamos de bordar; maquillaje diario imposible; rutinas de limpieza en las que no sabemos por dónde empezar… Siempre hemos escuchado eso de “para estar guapa hay que sufrir”, pero nunca nos habían dicho que nos iba a costar tanto trabajo. Por suerte, los blogs de belleza y maquillaje nos permiten tener al alcance de nuestras manos [y nuestra mirada] la teoría y la práctica necesarias para dominar cualquier técnica de cuidado y aseo personal. ¿Quieres saber cuáles son los mejores? Te dejamos una lista con los blogs de belleza y cosmética más importantes.

Descubre: 5 aplicaciones de belleza para descargar

Ocho blogs de belleza y cosmética

  1. Trendencias belleza. Cabello, maquillaje, cremas, nutrición, uñas… Su amplia temática lo convierte en uno de los blogs de belleza más visitados. Su calendario de publicaciones es amplio y trata temas de rabiosa actualidad desde un punto de vista profesional pero cercano.
  2. The Beauty Blog. Susana García es la responsable de este blog de belleza que ha pasado por todas las etapas desde 2006 (incluida la de conocer a celebrities de la talla de Katy Perry, Heidi Klum o Brad Pitt). Cuenta con consejos prácticos, revisiones de productos (como esta del contorno de ojos de Bioxán), respuestas a las dudas de las lectoras…
  3. Tras la pista de Paula. La actriz Paula Echevarría desvela en Elle los detalles de algunos de sus estilismos diarios. En ocasiones, también ofrece consejos o revisiones de alguno de sus productos de belleza favoritos. La mascarilla de pies y manos de Bioxán y la crema corporal fueron protagonistas en alguna de estas entradas de sugerencias.
  4. Cosmetik. Su creadora, Arantza González, incluye la cosmética (y su blog de belleza) entre sus pasiones, junto a su hijo, su chico, su perro y sus amigos. Esta descripción ya deja entrever su grado de compromiso. Su rasgo más característico es el de comentar y valorar los últimos productos de belleza del mercado con total sinceridad. En este, por ejemplo, cuenta su experiencia con la mascarilla facial de Bioxán.
  5. Isasaweis. Isabel Llano fue una de las pioneras en videoblog y mantiene su estatus con publicaciones relacionadas no solo con la belleza, sino también con la decoración, el bienestar o la maternidad. Es la unión entre la teoría y la práctica de la belleza en estado puro.
  6. Belleza en vena. Perfumes, maquillaje, tratamientos, centros de belleza, dietas… Nada se escapa a Mª Eugenia León ni a sus colaboradores en este blog.
  7. Estoy radiante. Es uno de los blogs de belleza y cosmética más completos, puesto que permanece al día de las últimas noticias del mundo de la moda y el maquillaje.
  8. A beauty and healthy life. Piensa en qué parte del cuerpo te quieres mejorar y en este blog encontrarás la solución. Lola Mine habla de cosmética, perfumes, uñas, nutrición… Y prueba las últimas novedades de productos de belleza para guiar a sus seguidoras, como en esta valoración de la crema facial de Bioxán.Cómo parecer más joven: Consejos infalibles

La constitución y aparición de la mayoría de las líneas de expresión forman parte del proceso natural de envejecimiento. Aunque mantener siempre la piel firme y joven es un deseo universal, el paso del tiempo es más poderoso que cualquier aporte nutritivo que le demos y consigue que la dermis pierda sus propiedades. Cuando las primeras señales empiezan a aparecer, la pregunta más socorrida es la de cómo eliminar las arrugas. Sin embargo, la mejor forma de paliarlas comienza antes: con una buena rutina de prevención. Si el paso del tiempo también está haciendo mella en tu rostro y quieres aprender a paliar y suavizar las arrugas del rostro, te damos las mejores armas.

¿Cómo y por qué se forman las líneas de expresión en el rostro?

La aparición de arrugas en la cara es una preocupación muy extendida tanto entre hombres como entre mujeres. Por una parte, son un signo claro del envejecimiento: la epidermis empieza a sufrir falta de hidratación y, con ella, la regeneración de los tejidos se ralentiza. Además, la creación de colágeno y elastano se reduce y la dermis pierde firmeza. La cara deja de ser el reflejo de la juventud.

Descubre: Estos son los principales enemigos de tu piel

Por otra parte, los agentes externos también juegan un papel esencial en la aparición de las primeras arrugas. La exposición excesiva y descontrolada a los rayos del sol, el tabaco, el estrés, la contaminación, la mala alimentación o la falta de sueño son algunos de los factores que aceleran este proceso de envejecimiento de la dermis. ¿Cuáles son los que más te afectan a ti?

Descubre: Gimnasia facial para combatir arrugas

¿Cómo quitar las arrugas de la cara?

La genética, la exposición a los agentes externos y el propio proceso de madurez de la piel son las variables que influyen en la aparición de las líneas de expresión. Con estos consejos puedes aprender cómo eliminar las arrugas o, al menos, suavizarlas:

  1. Hidratar. Uno de los principales síntomas del envejecimiento en la piel es la pérdida de capacidad de hidratación. Por eso, es importante aumentar los esfuerzos por mantenerla bien humectada y utilizar para ello productos nutritivos hidratantes, como la crema facial de Bioxán.
  2. Exfoliar. Nunca de manera excesiva, pero la exfoliación es necesaria para la eliminación de las células muertas. Proporciona una mayor luminosidad y un rostro rejuvenecido.
  3. Protección solar. Siendo los rayos ultravioleta uno de los principales enemigos de la piel y de la juventud, es imprescindible el uso de cremas con alto factor de protección.
  4. Eliminar el exceso de maquillaje. El maquillaje obstruye los poros, se cuartea y puede sumarle años a la cara. La mejor manera de prevenir las arrugas es saber utilizar estos cosméticos y eliminarlos en su totalidad al llegar a casa.
  5. Utilizar cremas para las arrugas. Busca aquellas ricas en vitamina C o en Omega 3.
  6. Adoptar una rutina de vida saludable: reduce el estrés, duerme más y mejor, practica deporte, cuida la alimentación…

Casi todos crecemos y maduramos con el mismo defecto: el de percibir hasta la más mínima de las imperfecciones sin tener en cuenta nuestras grandes cualidades. Somos nuestros peores enemigos y minamos nuestra salud psicológica (sin percatarnos) con comentarios negativos contra nosotros mismos. Ante este tipo de situaciones conflictivas, las opiniones de terceros suelen ser nuestra gran tabla de salvación: recurrimos a amigos, familiares o profesionales para eliminar de un plumazo todas las dudas que nosotros mismos hemos ido cosechando. De aquí surgió la idea del coach de belleza, una suerte de “entrenador” de la autoestima y el autoconocimiento. Explicamos qué puede hacer por nosotros el “beauty coaching” o coaching de belleza.

¿Qué es un coach de belleza y para qué sirve?

El término coach hace referencia a un profesor privado, a una persona que acompaña, entrena, apoya, enseña y ayuda a su pupilo hasta el final de un aprendizaje. En términos de belleza, un coach es un asesor de imagen cuyas funciones abarcan desde los ámbitos más prácticos hasta fronteras más psicológicas. Estos entrenadores de belleza deben:

  • Ayudar a conocer, comprender y asumir las fortalezas de cada persona.
  • Aumentar el nivel de autoestima de sus clientes, para que lo primero que vean sean sus virtudes y no sus defectos.
  • Enseñar conceptos prácticos como el tipo de piel y cómo elegir los mejores cosméticos para cuidarla; la morfología del cuerpo y las prendas de ropa que mejor le sientan, etc.

Descubre: Cómo elegir los mejores cosméticos

 

En definitiva, el coach de belleza se centra en todos los aspectos de la imagen de una persona, ayudándole a conocerse mejor, solucionar problemas de autoestima y potenciar su imagen personal. Es decir, le facilita el camino a la felicidad.

Cómo convertirte en tu propio coach de belleza o elegir el más adecuado

Por naturaleza, buscamos la aceptación de los demás por medio de sus opiniones. Por eso, solemos soportar mejor sus críticas (al menos, cuando son constructivas). Pero ganar confianza en uno mismo y mejorar la autoestima para dejar atrás esta dependencia es posible si se cuenta con los medios necesarios. Lo más recomendable es empezar por la parte emocional. Y es que la autoestima (cuando no sobrepasa los límites entre lo humano y lo divino) es nuestra mejor arma.

Descubre: Hábitos saludables que te harán más feliz [y más bell@]

 

Por iniciativa propia o con ayuda de un coach de belleza, recuperar las riendas de tu día a día está en tu mano. Cuida tu piel y tu aspecto exterior, pero no te olvides de dedicarle tiempo al interior.

Y no lo dudes: tus virtudes pueden más que cualquier defecto.

 

Si somos lo que comemos, la salud de nuestra piel es puro reflejo de la buena o la mala alimentación. El equilibrio (o la falta de él) en la dieta repercute de manera notable en el organismo y produce importantes cambios que, a su vez, se manifiestan a través de la dermis. Por eso, si además de mimarte por dentro, si quieres conseguir una piel visiblemente más cuidada, debes buscar los alimentos adecuados para ello.

Descubre: Alimentos para una piel perfecta

Anteriormente, ya elaboramos una lista de la compra con las mejores comidas para tener el cutis perfecto. Pero, esta vez [y con el verano a la puerta] vamos a centrarnos en el postre por excelencia de la despensa mediterránea: la fruta. Casi todas las variedades suponen un extra de vitamina, hidratación y antioxidantes. Pero ¿cuáles son las frutas más buenas para la piel?

Cinco frutas [más que] buenas para una piel radiante

  • Fresas. Son unas de las mejores frutas para la piel por su elevado contenido en vitaminas y minerales. Entre todos ellos, destaca la vitamina C, muy importante para la producción de colágeno. Gracias a ello, las fresas proporcionan mayor luminosidad, elasticidad e hidratación a todos los tipos de pieles. Puedes comerlas solas, con yogur, con zumo de naranja, con leche…
  • Naranja. Es la fruta de la vitamina C por excelencia y una fuente importante de antioxidantes. Tomar naranja en zumo o al natural te ayudará a mantener una piel joven y más resistente. Pero ¡cuidado! Los cítricos son fotosensibilizantes y pueden favorecer la aparición de manchas y quemaduras al tomar el sol.
  • Kiwi. Es el rey de la vitamina C en la sombra, porque la fama siempre se la ha llevado la naranja. En cualquier caso, el kiwi también es rico en vitamina E y B y ayuda a cerrar los poros (calidad interesante para pieles grasas).
  • Aguacate. Sí, es una fruta. Y es uno de los mejores aliados de la piel, sobre todo, para mantenerla hidratada y evitar la oxidación de los tejidos. Su alto contenido en ácidos grasos (como el Omega 3) y en vitaminas D y E lo hacen posible.
  • Cerezas. Además de ser saciantes y refrescantes, las cerezas suelen ser de gran ayuda en la prevención y reducción de la piel de naranja (tiene un fuerte poder antiinflamatorio). Son ricas en vitamina A, B y C y contribuyen a mantener la piel firme y joven.

Descubre: Beneficios de las cremas de farmacia con vitamina E

Incluyendo todas estas frutas antioxidantes en tu alimentación, ayudarás a la piel en su lucha contra el tiempo y contra los agentes externos. Pero si, además, aplicas cremas hidratantes creadas con ingredientes naturales, tu dermis estará radiante y será el fiel reflejo de un organismo sano y cuidado.