Hasta el más perfecto de los mortales corre el riesgo de las estrías, esos puntos de la piel caracterizados por un aspecto rayado. Incluso las famosas, más allá de sus pulcras rutinas de belleza, tienen que luchar contra estas imperfecciones de la piel que afectan mayoritariamente a las mujeres, pero que también acechan a la dermis de los hombres. Existen varios tipos y los expertos aseguran que su prevención es la mejor forma de quitarlas. Te explicamos qué son en realidad estas marcas de la piel, por qué aparecen y cómo se pueden eliminar (o, al menos, suavizar).

Qué son las estrías y cómo prevenirlas

Las estrías son los puntos en los que las fibras de la piel se rompen y se retraen por falta de elasticidad. Normalmente, son consecuencia directa de una fuerte presión de estiramiento en la zona o de deshidratación y pueden aparecer en piernas, barriga, pechos o glúteos, las partes del cuerpo sometidas a mayores tensiones. Su importancia es, por encima de todo, estética: algunas personas se ven incapaces de mostrar su cuerpo en público ante la presencia de estas marcas de la dermis.

Descubre: Cómo parecer más joven

Las mujeres son las grandes afectadas en momentos como la pubertad, el embarazo o los cambios bruscos de peso. Sin embargo, los hombres tampoco se libran de su influencia. Por eso, los consejos para prevenirlas son extensibles a todos los géneros. A saber: buena hidratación, con cremas ricas en Vitamina C, Vitamina E o colágeno entre otros ingredientes, como los que se utilizan en las cremas hidratantes y regeneradoras de <a «Comprar cremas Bioxán» href=»https://bioxan.es/tienda/» target=»_blank» rel=»noopener»>Bioxán.

¿Es posible eliminar las estrías?

Los dermatólogos aclaran que, una vez producido el daño (en las fibras de la dermis), no siempre es posible su completa reparación. Sobre todo, si las estrías han abandonado el color rojizo y ya se muestran blanquecinas. Aun así, se pueden disimular y mejorar su apariencia con una completa rutina de belleza. ¿Cómo debes quitar las estrías? Aplicando masajes en las zonas afectadas con las cremas hidratantes que ya hemos mencionado. Si las marcas están en su primer estadio, solo necesitas paciencia y constancia y, al final, notarás la diferencia.

Si las imperfecciones ya han cruzado la frontera de lo insalvable, no abandones el tratamiento de belleza. Con ello, minimizarás su apariencia y evitarás que aparezcan nuevas marcas.

 

 

Uno de los secretos mejor guardados y más extendidos entre generaciones es el de la necesidad de consumir suficiente agua a diario, según las recomendaciones, unos ocho vasos. Sabemos que una parte importante de nuestro cuerpo está formado por esta sustancia (alrededor del 30% de su composición) y hace posible que su órgano más extenso, la piel, mantenga su elasticidad y firmeza. Pero, como consecuencia de la acción del organismo, perdemos un porcentaje importante de agua todos los días.

Descubre: ¿Es bueno ducharse todos los días?

Para evitar que el cuerpo se resienta y otros problemas mayores (la dermis será el mejor indicador para encontrarlos) es necesario reponer esas reservas de H2O a través de rutinas saludables. Analizamos por qué una correcta hidratación es el mejor consejo de belleza.

Razones para convertir el agua en nuestro aliado de belleza

  • Mejora el aspecto y el brillo del cabello, sobre todo, si lo aclaras con agua templada o fría.
  • Reduce el riesgo de la retención de líquidos, celulitis y varices.
  • Ayuda a depurar el organismo, aspecto que se nota en el rostro y en la piel en general (menos imperfecciones, mayor luminosidad).
  • Previene el sobrepeso y contribuye a los resultados de las dietas de adelgazamiento.
  • Calma las irritaciones de la piel, quemaduras, urticarias, etc.

Sacar partido a los beneficios del agua sobre la piel

Para conseguir que el agua nos ayude a estar perfectos tanto por dentro como por fuera, es necesario seguir unas normas básicas de hidratación:

  1. Beber suficiente agua
  2. Evitar ducharse con agua muy caliente, como ya explicábamos en los errores más comunes que cometemos en la ducha, para que la dermis no se reseque en exceso.
  3. Seguir una alimentación equilibrada.
  4. Utilizar cremas hidratantes que eviten la pérdida excesiva de agua a través de la dermis, como las fórmulas creadas por Bioxán para todas las zonas del cuerpo.

Somos agua. ¡Que no se te olvide!

 

La ducha diaria es considerada como un acto de higiene íntima indispensable para mantener la limpieza y la salud corporal siempre controladas. Sin embargo, un gesto que podría ser el mejor aliado del órgano más extenso del cuerpo se convierte en todo un riesgo.

Si desconoces el papel protagonista del baño en los cuidados de la piel y quieres aprender a localizar los errores que cometes a diario, esta es tu oportunidad. Repasamos los hábitos más perjudiciales para la dermis que cometemos bajo el chorro de la ducha y elaboramos una lista con los tips de cuidado de la piel más sencillos para ponerles fin.

Cinco prácticas desaconsejadas y sus soluciones paso a paso

  • La temperatura. En invierno hace mucho frío y ponemos el agua muy caliente; en verano, con el bochorno, nos gusta el agua congelada. ¿Es lo más recomendable? Según los expertos, se deben evitar altas temperaturas en el agua de la ducha, puesto que resecan la dermis en exceso. Lo mejor es colocar el grifo a unos 30º.
  • El tiempo. Una de las consideraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) más debatidas fue su afirmación sobre los “cinco minutos para una ducha ideal”. Desde el punto de vista ecológico y funcional, la institución no puede estar más acertada. Si no te llega para lavarte el pelo, puedes ampliar un poco el tiempo, pero no más de 10 minutos. Si no, la estructura de la piel empieza a debilitarse y reblandecerse. Aquí te desvelamos si es recomendable ducharse todos los días.
  • El gel. Cada persona tiene un tipo de piel diferente, con sus necesidades y exigencias particulares. Encuentra el gel específico para cubrir las tuyas. Y no te excedas en cantidad. Un poco de jabón basta para todo el cuerpo.
  • El aclarado. Tan importante es acertar con el tipo de gel o de champú, como retirarlo por completo antes de salir de la ducha. Uno de los cuidados de la piel más subestimados es el de la limpieza de todos los productos cosméticos de manera adecuada. Y los jabones forman parte de este grupo. En la piel, el gel mal aclarado puede producir irritaciones y dermatitis; en el pelo, un cuero cabelludo con restos de champú provoca descamaciones y pérdida de brillo.
  • Las zonas olvidadas. La espalda, los pies, las uñas… El baño diario es una rutina tan automatizada que, en ocasiones, nos podemos olvidar de asear algunas zonas conflictivas. No importa si te lavas con esponja o con la mano, nunca te olvides de estas partes.

Termina la ducha con agua templada o fría, sécate sin frotar y aplica productos de cuidado de la piel específicos para tratarla e hidratarla después del baño. La crema corporal de Bioxán ayuda a recuperar el equilibrio de la piel, incluso, si un día abusas del agua caliente. Pruébala y mantén la dermis cuidada durante todo el año.

 

En el mundo de la belleza (tanto masculina como femenina), nadie está libre de pecar. Hasta el más experto o el más escrupuloso con su rutina de cuidado diario es susceptible de cometer ciertos errores que ponen en peligro todos los resultados conseguidos.

Aunque sea un descuido o una actuación puntual. Para evitar ser víctimas de estos “pecados” de belleza inconscientes, recordamos los más habituales y damos las soluciones más recomendadas para cada caso. Si quieres que tu piel y tu cuerpo estén siempre perfectos, no te olvides de corregir estos errores beauty.

Descuidos de belleza, los enemigos de la perfección

  1. Rascar a la hora de lavarse el pelo. Uno de los errores beauty más generalizados es el de arañar el cuero cabelludo con las uñas mientras pensamos que lo estamos librando de la suciedad. En realidad, la forma correcta pasa por masajear la cabeza con las yemas de los dedos y con la cantidad adecuada de producto. En cuanto al acondicionador, solo hace falta en las puntas. La raíz del pelo ya nace sana.
  2. No desmaquillarse. Siempre lo hemos considerado como un terrible enemigo de la piel. Por eso, es imprescindible incluirlo en la lista de errores beauty. Aunque cuesta mucho, librarse de los restos de maquillaje al llegar a casa es necesario para que la dermis respire y pueda mantenerse siempre sana y bella.
  3. Aplicar el contorno de ojos justo sobre la ojera. Salvo petición específica y explicación del producto, no es recomendable aplicar el contorno sobre la piel oscurecida (que es más sensible). Pero por inercia o por desconocimiento, siempre repetimos el proceso, empeorando la situación.
  4. Perfumarse antes de salir de casa. [Casi] todo el mundo se echa colonia los minutos previos a salir de casa, para que el perfume dure más. Sin embargo, todos estamos equivocados. Estos productos no están ideados para aplicar sobre la ropa sino, directamente, sobre la piel. Por eso, lo mejor es hacerlo antes de vestirse.
  5. Tocarse la cara con las manos. Por costumbre o por nerviosismo, las manos siempre van a la cara. Pero debemos tener en cuenta que nuestras extremidades están en continuo contacto con el exterior y, por lo tanto, son un foco de bacterias. Por eso, este gesto también es uno de los más denunciados por los dermatólogos como hábito poco recomendado para el cuidado de la cara.
  6. Dar solo una capa de esmalte a la uña. Para conseguir un efecto parecido al de las últimas tendencias en uñas es necesario aplicar una base, dos capas del esmalte elegido para la ocasión (esperando el tiempo necesario para que se sequen correctamente) y un “top coat” para cerrar la operación.

Localiza estos errores beauty en tu rutina diaria y corrígelos cuanto antes.

 

 

La vitamina E es uno de los antioxidantes más valorados en la lucha contra el deterioro de las células, el consecuente envejecimiento prematuro y el desarrollo de enfermedades crónicas. Y la piel es uno de los órganos que más nota su ausencia o su abundancia. Se trata de un compuesto con muchos poderes que, aportado diariamente en su justa medida, contribuye con el mantenimiento de un sistema inmune fuerte, sano y resistente.

Descubre: Beneficios de la vitamina E para la piel

En la mayoría de los casos, cuando los análisis indican escasez de vitamina E, muchas personas comienzan a tomar complementos nutricionales que les proporcionen las cantidades mínimas recomendadas de este compuesto. Sin embargo, este aporte también es posible con la dieta adecuada. Antes de empezar a tomar suplementos, incluye los siguientes alimentos con vitamina E en tu rutina alimenticia y notarás el cambio en la piel del rostro y el cuerpo y en el resto del organismo.

Alimentos con vitamina E para una piel sana

La vitamina E es liposoluble, de manera que ayuda a neutralizar la posterior oxidación de las grasas y la producción de radicales libres. Si necesitas un aporte extra de este compuesto, haz tu lista de la compra con los siguientes alimentos ricos en vitamina E:

  • Frutos secos como las avellanas, las almendras o los pistachos. La mejor opción es consumirlos al natural o tostados, puesto que son alimentos con una importante carga calórica. También se pueden incluir en recetas, como en ensaladas, para aportar un punto crujiente a las carnes, etc.
  • Aceite de oliva. El rey de la cocina mediterránea es una fuente reconocida de vitamina E. Por esta, y por otras innumerables razones, es uno de los alimentos más recomendados a la hora de adoptar dietas sanas y equilibradas.
  • Vegetales de hoja verde. Las acelgas, las espinacas, el brócoli… Estos alimentos son una mina de nutrientes en sí mismos, pero su aporte de vitamina E es innegable.
  • Semillas de girasol, de calabaza, de chía…
  • Aguacate. Son muchos los beneficios asociados a esta fruta de origen exótico que, poco a poco, ha ido conquistando la cocina española. Es fuente de grasas saludables y antioxidantes, entre los que destaca la vitamina E.

Si quieres notar los resultados en tu piel, además de estos cinco alimentos imprescindibles, utiliza las cremas y productos de Bioxán. Nuestros cosméticos son los únicos del mercado con mayor concentración natural de vitamina E. Pruébalos y consigue una piel sana y cuidada.

 

 

Ya sabemos que el sol tiene efectos positivos y negativos sobre la piel. Por un lado, es necesario para asimilar ciertos nutrientes que permiten presumir de una dermis sana, bella y rejuvenecida. Por el otro, si la exposición no es controlada, sus consecuencias a corto y largo plazo pueden ser devastadoras para el órgano más extenso del cuerpo. Uno de los daños más conocidos es el del “efecto gamba”, y la consiguiente pregunta de cómo aliviar las quemaduras del sol la más frecuente de todos los veranos en las consultas del médico y las farmacias.

Descubre: Los efectos positivos del sol sobre la piel

Y es que, durante el periodo estival y, sobre todo, en las vacaciones a pie de playa/piscina, es cuando más sufrimos este fenómeno que afecta a la estructura de la piel y puede generar serios problemas de salud. Si quieres saber qué hacer ante las quemaduras solares, no te pierdas los siguientes consejos.

Cuando la prevención llega tarde: cómo tratar las quemaduras solares

Preparar la piel de cara al verano es imprescindible. Pero si has superado el tiempo de exposición recomendado, te has olvidado de la protección solar o no te la has aplicado de manera correcta, ya no hay espacio para la prevención. Toca curar. El problema de las quemaduras solares va más allá de la irritación, el dolor y el color rosáceo de las zonas afectadas. La estructura de la piel se resiente y necesita una actuación rápida con algo más que una buena crema para quemaduras solares:

  1. En el momento en el que se descubra la quemadura, el primer paso debe ser resguardarse del sol. Una vez que los rayos UV han producido el daño, este solo puede ir a más. Por lo que ya no sirve de nada aplicarse crema protectora y continuar con la exposición.
  2. Refrescar e hidratar de manera inmediata la zona. El mejor alivio se consigue mojándola con agua templada (sin frotar) y aplicando una buena crema hidratante para quemaduras solares de farmacia. Curiosamente, los productos de Bioxán son el tratamiento ideal para después de un día al aire libre. Sus propiedades y su fórmula (especialmente ideada para pieles muy dañadas o deshidratadas) cubre mejor las necesidades de la dermis y contribuye a aliviar las quemaduras solares.
  3. Los expertos también recomiendan el uso de paños húmedos sobre las zonas afectadas o, incluso, introducir la crema para las quemaduras del sol unos minutos en la nevera para que el efecto calmante sea más efectivo.
  4. En caso de que aparezcan ampollas, acudir al centro médico más cercano. El especialista sabrá cómo tratar la piel y decidirá si es necesario recurrir a antiinflamatorios y corticoides.
  5. Y, sobre todo, dejar descansar la piel durante unos días. Las zonas dañadas necesitan un respiro antes de un nuevo ataque de los rayos UV. Por eso, evita las grandes exposiciones al sol durante un par de días y continúa con el tratamiento posquemadura.