Ahora que todas estamos en casa a consecuencia del Covid-19 no podemos descuidar nuestra belleza. Todo lo contrario, tenemos más tiempo que nunca para mimarnos por dentro y por fuera. ¿Quieres una rutina facial para el periodo de cuarentena? Te lo contamos paso por paso.

Rutina facial para realizar en casa durante la cuarentena

¿Quieres una rutina facial sencilla para llevar a cabo durante la cuarentena? ¿Te cuesta seguirla a diario? Sigue esta rutina y disfruta de un rostro cuidado con unas pocas recomendaciones.

Limpia tu rostro por la mañana

Limpiar el rostro es el primer requisito para que luzca bello y sano. Hazlo todas las mañanas, de manera superficial y al levantarte con un desmaquillante, agua micelar o un jabón. Lo importante es que uses un limpiador sea totalmente respetuoso con tu tipo de piel. Después tonifica. Consulta a tu dermatólogo en el caso de que tengas la piel seca o sensible.

Aplica las cremas

Ya realizada la limpieza es el momento de aplicar tu crema hidratante en todo el rostro, insistiendo en las zonas más secas. Y, por supuesto, usa una crema antiarrugas contorno de ojos, un producto imprescindible para cuidar una de las zonas más delicadas de la cara. Te recomendamos nuestra crema regeneradora y nuestro contorno Bioxan. Fórmula únicas a base de vitamina C, vitamina E, omega 3 y componentes de origen natural para un cuidado exclusivo de la piel.

Cuidados de noche

Cuidar el rostro durante la noche es muy importante. Es el momento en el que se produce el proceso de regeneración de la piel. Aunque ahora no estés saliendo y creas que la piel de tu rostro no capta contaminación, no es así. Los restos de polvo que se acumulan cuando te asomas al balcón, por ejemplo, lo ensucian. Así es que límpialo con el mismo esmero como si hubieras venido de la calle. Después tonifícalo y aplica una crema nutritiva específica para la noche.

Otros consejos útiles para tu rutina de belleza

Además de esta rutina de belleza que te hemos dado, no te olvides de otros consejos. Son sencillos de seguir y muy eficaces.

– Usa siempre productos faciales de calidad.

– Sigue tu rutina de belleza todos los días. Cuando te acostumbres, ya no podrás pasar sin ella y mantendrás tu rostro joven y bello sin apenas darte cuenta.

No uses las toallitas desmaquillantes, irritan la piel.

– Además de la rutina diaria hazte algún tratamiento especial una vez a la semana, cada quince días o cuando la piel de tu rostro lo necesite. Los exfoliantes, las mascarillas y las ampollas con concentrados activos pueden ser buenos aliados en este sentido. Elige el más adecuado en tu caso.

– No te olvides del cuello en tu rutina facial diaria. El cuello es una de las zonas donde más se nota el paso del tiempo.

– Usa un protector labial aunque estés en casa. Estamos en primavera y hay muchos cambios de temperatura que resecan los labios.

Si tu piel necesita un extra puedes incorporar a tu rutina de belleza el sérum. Los hay para todo tipo de necesidades: piel seca, arrugas, falta de luminosidad… Tienes que aplicarlo después del tónico, con la piel seca y antes de la crema.

Y por último, no dejes de maquillarte, perfumarte y ponerte guapa para estar en casa. Te ayudará a mantener el ánimo en estos momentos.

Y nuestro último consejo: quédate en casa. Ahora más que nunca es importante que demuestres tu lado más cívico, por ti y los demás. Es la única forma de acabar con el coronavirus. Mientras tanto, mima tu piel como nunca lo has hecho e invierte tu tiempo en casa de forma positiva.

 

#YOMEQUEDOENCASA

Puede que estés leyendo este artículo porque aquellos “problemillas” que hace poco veías tan lejanos son ahora parte de tu realidad. ¿Te preocupan las arrugas profundas?

Son parte del proceso de envejecimiento, aunque también pueden estar propiciadas por factores externos. La piel envejece por dos principales motivos: la pérdida natural de elasticidad y colágeno, y la interacción con los agentes de erosión del entorno. Esta mezcla de elementos puede ocasionar arrugas que te preocupen más de lo habitual, y que posiblemente se hagan más notorias con el paso del tiempo. Si quieres saber cómo combatirlas y mejorarlas, sigue leyendo.

Tratamiento para las arrugas profundas

Las cremas regeneradoras son nuestras grandes amigas cuando hablamos de arrugas con cierta profundidad. Y es que hay productos muy elaborados y especialmente diseñados para minimizar su aparición o su aspecto.

Estos tratamientos están orientados a mejorar la producción de colágeno de nuestra piel, para que no siga perdiendo la elasticidad propia de la juventud, pero también cumplen funciones más que interesantes para mantener nuestro buen aspecto a pesar del paso de los años.

Las cremas regeneradoras ayudan a proteger y recomponer la barrera hidrolipídica de protección natural de la piel. Esta capa, compuesta básicamente por grasa y agua, hace las veces de escudo protector hacia los agentes exteriores.

Cuanto más sólida y fuerte sea esta capa, más lentamente se produce su erosión y menos evidente es el paso del tiempo a nivel estético. Nos interesa que una crema nos ayude a mantener la piel hidratada, suave y flexible.

Por qué aparecen las arrugas profundas

Son el resultado de la combinación entre la edad y la exposición a los factores externos (el sol, la polución, el frío…). La piel tiende a secarse de forma natural y a volverse más fina y frágil, pero los resultados pueden empeorar si no se cuida a conciencia durante el proceso de la vida.

El uso de una crema facial específica para las arrugas que son mucho más profundas puede ayudarnos a prevenir estos síntomas y dotarnos de una mejor salud a nivel cutáneo. La cara es, por su nivel de exposición, la zona del cuerpo con más riesgo de arrugarse.

Hidratación y pérdida de elasticidad de la piel

Un tratamiento con una potente capacidad de hidratación es básico para evitar la aparición de nuevas arrugas, ya que cuanto más hidratada (es decir, gruesa) sea la capa de la piel, menos tenderá a doblarse y crear surcos.

La pérdida de elasticidad contribuye de igual forma a crear esos pliegues cutáneos, ya que el tejido es incapaz de volver a su lugar y queda distendido.

Trabajar por mejorar la salud de nuestra piel es más fácil que nunca gracias a la tecnología actual, que nos permite obtener productos especialmente pensados para cada circunstancia, como el deseo de acabar con las arrugas profundas.