Prebióticos, una fuente
defensa natural

Prebióticos, una fuente
defensa natural

Para recuperar el estado
de bienestar natural de
la piel es indispensable
que pueda cumplir su
función defensiva y
protectora.

Los productos Bioxan Neo son ricos en a-Oligosacáridos, un prebiótico natural presente en vegetales tales como la alcachofa, la cebolla o el ajo. También lo tenemos en frutas como el plátano, en cereales como el trigo o la avena, en las legumbres y en la miel.

Ver Productos
Beneficios Prebióticos

Los a-Oligosacáridos tienen múltiples propiedas, pero sobre todo sirven para proteger la ecoflora (ecosistema bacteriano de la piel que funciona como barrera de defensa y fortalecedora del sistema inmune). Su principal función en los productos de la gama Bioxan Neo es el efecto regenerador intensivo inmediato que tiene sobre la piel. Además, ayuda a la recuperación de la flora Saprofita que desaparece tras la limpieza diaria de la piel y a restaurar la flora bacteriana de las manos que se ve afectada por el uso continuado de jabones y detergentes.

Prebióticos: Los
a-Oligosacáridos

Los α– Oligosacáridos son ingredientes con carácter prebiótico de origen natural y son un tipo de moléculas que están compuestas por monosacáridos cíclicos (de 2 a 9) unidos por enlaces glicosídicos. Normalmente, estos α– Oligosacáridos suelen ir unidos a proteínas y/o lípidos. Al unirse a proteínas forman las llamadas glicopoteínas mientas que al unirse a lípidos forman glicolípidos.
Los más comunes son aquellos que están formados por dos monosacáridos (denominados disacáridos) que se unen por la pérdida de una molécula de agua entre ellas, creando así un enlace tipo éter. También es posible encontrar oligosacáridos formados por la unión de más de dos.

Prebióticos: Los
a-Oligosacáridos

Los α– Oligosacáridos son ingredientes con carácter prebiótico de origen natural y son un tipo de moléculas que están compuestas por monosacáridos cíclicos (de 2 a 9) unidos por enlaces glicosídicos. Normalmente, estos α– Oligosacáridos suelen ir unidos a proteínas y/o lípidos. Al unirse a proteínas forman las llamadas glicopoteínas mientas que al unirse a lípidos forman glicolípidos.
Los más comunes son aquellos que están formados por dos monosacáridos (denominados disacáridos) que se unen por la pérdida de una molécula de agua entre ellas, creando así un enlace tipo éter. También es posible encontrar oligosacáridos formados por la unión de más de dos.

Beneficios de los Prebióticos en la Piel

Principales propiedades