Cremas sin parabenos

Cómo afectan los parabenos a la piel

Siguiendo la definición de la Real Academia de la Lengua (RAE), consideramos parabenos a todos aquellos aditivos utilizados en los productos cosméticos, farmacéuticos y alimenticios para su preservación. Su función, sobre todo en artículos de higiene personal como las cremas hidratantes, es sencilla: mantener a raya las bacterias y hongos que puedan echar a perder sus características y beneficios. Se trata de uno de los conservantes más utilizados a nivel mundial, sobre todo, por la relación precio-efectividad, pero cada vez cuenta con más detractores. Analizamos a fondo los pros y contras de estos aditivos.

¿Qué son los parabenos?

Los parabenos son químicos, una especie de insecticidas que protegen productos de higiene y cuidado personal como el maquillaje, los jabones o las cremas de los ataques de los microorganismos. Junto a otros conservantes, alargan la vida útil de buena parte de los cosméticos y artículos farmacéuticos que podemos encontrar en el mercado. Sin estos componentes, la caducidad se vería notablemente reducida y obligaría a conservar todos los productos en frío o en monodosis.

Son fáciles de identificar en las etiquetas de todo lo que compramos para completar nuestro neceser. Normalmente, vienen identificados por sus nombres en inglés: methylparaben, propylparaben, butylparaben, benzylparaben…

¿Son buenos los parabenos para nuestra piel?

En respuesta a los consumidores que abogan por desterrar el uso de estos químicos, cada vez son más las cremas y cosméticos sin parabenos disponibles en el mercado. Pero ¿de dónde surge esta petición? Las autoridades sanitarias españolas y europeas aprueban el empleo de alguno de estos conservantes en los productos cosméticos, siempre que no superen las cantidades recomendadas. Según indican, los parabenos son de baja toxicidad y sus efectos sobre la piel y el organismo son casi nulos.

Sin embargo, un estudio publicado en el año 2004 revelaba que el 90% de las biopsias realizadas a mujeres con cáncer mostraban restos de parabenos en los tejidos (aunque no eran los utilizados en cosmética) y saltaron todas las alarmas. Desde entonces, cada vez aparecen más casos de alergias y reacciones cutáneas tras la aplicación de productos con estos aditivos. En este sentido, y aunque sean legales, algunas organizaciones como la OCU recomiendan leer bien el etiquetado del producto:

  • Si incluye methylparaben o ethylparaben, es seguro.
  • Methylparaben, ethylparaben, butylparaben y proylparaben se pueden utilizar, pero con mucha moderación
  • Isopropylparaben e isobutylparaben, phenylparaben, benzylparaben o pentylparaben están prohibidos por la Unión Europea.

Si has comprobado alguna reacción a productos cosméticos con parabenos o, simplemente, quieres evitar posibles efectos nocivos, prueba Bioxán. Todas las cremas de la gama Neo carecen de parabenos y perfumes para respetar y cuidar todo tipo de pieles.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

✨PROMO NAVIDAD✨2X1 EN MASCARILLAS. Añade los productos a tu carrito y al finalizar la compra tendrás tu descuento aplicado. Descartar

A %d blogueros les gusta esto: