Cómo aliviar los pies cansados

Cómo aliviar los pies cansados

Después de un largo día de trabajo, de tareas interminables o de simple turismo, todo el cuerpo se resiente. Y, aunque no siempre les prestemos la atención que deberíamos (los cuidamos más en verano que en invierno), los pies son una de las partes más perjudicadas de estos días frenéticos. Constituyen el soporte de todo nuestro cuerpo y, al final del día, se nota.

Salvo que caminemos mirando permanentemente al suelo, quedan fuera de nuestro campo de visión y se nos olvidan. Por eso, tanto si necesitas remedios para aliviar los pies cansados, como si quieres un método de prevención para problemas futuros, estás a tiempo de empezar a dedicarles unos minutos de mimos diarios.

¿Cuáles son las causas y los síntomas más habituales del dolor de pies?

  1. Calzado inadecuado. ¿De verdad es necesario sufrir para estar guapa? Con los zapatos, al menos, no lo es. La pasión por los tacones o el calzado bonito es muy común, pero se deben buscar siempre las opciones menos perjudiciales para nuestros pies: no utilices una talla menos, podrías llegar a cortar la circulación; evita los modelos que son demasiado estrechos en la punta, los tacones demasiado altos…
  2. Cansancio generalizado. A lo largo del día, acumulamos esfuerzos sin darnos cuenta y acaban pesando. El dolor y la pesadez de pies constituyen una advertencia de nuestro organismo.
  3. Problemas de circulación. Las personas con mala circulación son más propensas a padecer dolor de pies.
  4. Sobrepeso. Al sostener todo el peso del cuerpo, los pies son los primeros perjudicados por la obesidad y los problemas derivados de la báscula.

Crema para pies cansados: Cómo aplicar

Remedios para pies cansados

  • Ponlos a remojo en agua caliente o templada y con sales especiales. Es una de las prácticas que más alivian toda la tensión acumulada en los pies. Una o dos veces por semana, puedes completar esta rutina con una exfoliación. Sentirás los pies más frescos y relajados.
  • Al final del día, ejerce un suave masaje con una crema hidratante para pies. Es la manera perfecta de culminar la rutina de cuidado diaria y, además, ayuda a prevenir la sequedad de los talones. Si lo haces justo después de ponerlos a remojo, no te olvides de secarlos bien.
  • Utiliza zapatos cómodos e incluye plantillas de gel. Normalmente, nos pasamos más de diez horas calzados con los mismos zapatos. Para que no haya problemas, lo mejor es encontrar unos cómodos, que transpiren y nos dejen libertad de movimiento. Si, además, colocas unas plantillas de gel, notarás la diferencia.
  • Buena alimentación. Muchos problemas de circulación se ven agravados por una mala alimentación. Por ejemplo, el exceso de sal o el alcohol provocan retención de líquidos (también en los pies). Mejora tus hábitos alimenticios, equilibra tu cuerpo y reducirás el dolor de pies de todas las noches.

¿Qué remedios para pies cansados utilizas tú al final del día?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

✨PROMO NAVIDAD✨2X1 EN MASCARILLAS. Añade los productos a tu carrito y al finalizar la compra tendrás tu descuento aplicado. Descartar

A %d blogueros les gusta esto: