Cómo cuidar la piel de la cara: consejos de belleza

Siete hábitos que debes evitar si quieres lucir tu mejor cara

Dicen que la cara es el espejo del alma. Pero, si no le damos los cuidados diarios necesarios, puede revelar más de lo que estamos dispuestos a contar. Madres, abuelas, influencers y expertos nos recuerdan constantemente los mejores consejos de belleza para mantener el cutis y el rostro siempre en forma. Sin embargo, no escuchamos con la misma frecuencia los errores que debemos evitar para no echar a perder todos los logros conseguidos. ¿Quieres saber cómo cuidar la piel de la cara? Evita todas estas prácticas e irás por el buen camino.

Malas prácticas a evitar si quieres tener buena cara

Un rostro luminoso, rejuvenecido, sin arrugas ni imperfecciones es el sueño de la mayor parte de las mujeres. Para conseguirlo, nos esforzamos en aprender cómo cuidar la piel de la cara y seguir determinadas rutinas de belleza. Pero estas van más allá de las cremas hidratantes, la limpieza diaria y la protección frente a los rayos ultravioleta (entre otras). También es necesario evitar una serie de hábitos que, irremediablemente, repetimos a diario casi de manera automatizada.

  1. Abusar de la exfoliación. Para mantener un rostro limpio y luminoso, la exfoliación es una rutina más que necesaria. Pero no diaria. Una vez a la semana es suficiente para eliminar todas las toxinas e impurezas de la piel del rostro.
  2. Tocarse la cara, sobre todo cuando tenemos las manos sucias. Es una de las prácticas más habituales entre las personas de todas las edades. Y, sin embargo, la mayor parte desconoce que tocarse la cara produce acné y otros trastornos que ponen en peligro la buena apariencia de nuestra piel.
  3. No beber suficiente agua. El agua es fundamental para el organismo y todas sus funciones vitales. La piel, como el órgano más extenso, no puede quedar exento de esta necesidad.
  4. Mala alimentación. Una dieta pobre en nutrientes o desequilibrada hace que la piel pierda luminosidad, elasticidad y juventud.
  5. Tabaquismo (activo o pasivo). En este post, ya hablamos de las consecuencias del tabaquismo en la piel. Mientras el humo permanezca en tu vida, nunca podrás mostrar tu mejor cara.
  6. Manipular los granos o espinillas. Además de tocarnos constantemente la piel, tendemos a manosear todas las imperfecciones que localizamos (por diminutas que sean). Es una costumbre que debería estar prohibida, por las consecuencias negativas que trae consigo. ¿Cómo evitar tocarse la cara y los granos? Piensa en la cantidad de bacterias que estarás transmitiendo de tus manos a tu rostro… Eso debería ser lo suficientemente aterrador para no volver a repetirlo jamás. Contribuye con una rutina de limpieza diaria adecuada y, al menos, se reducirán las imperfecciones visibles.
  7. No acertar con las cremas hidratantes. Cada piel es única y requiere una crema hidratante adecuada que cubra sin problemas todas sus necesidades. Por ejemplo, los productos de Bioxán son aptos para todos los tipos de pieles y contribuyen al cuidado diario tanto de la piel del rostro como la del resto del cuerpo. Combinadas con un buen protector solar, la salud de la dermis está prácticamente asegurada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

✨PROMO NAVIDAD✨2X1 EN MASCARILLAS. Añade los productos a tu carrito y al finalizar la compra tendrás tu descuento aplicado. Descartar

A %d blogueros les gusta esto: