Consejos de belleza de tu madre

7 consejos de belleza de madres a hijas

En plena adolescencia, nuestras madres se deshacen en consejos de cuidado y protección que, irremediablemente, suelen acabar en saco roto. “Lleva una chaqueta que hace frío”, “Bebe más agua que te vas a quedar seco”, “Come más fruta/verdura”, etc. En esa problemática etapa de la vida, estos consejos se consideran un simple defecto de madre. Pero, ya en la vida adulta, cobran sentido y empiezan a convertirse en auténticos focos de arrepentimiento. Los trucos de belleza forman parte de este fardo de causas perdidas, aunque siempre estamos a tiempo de recuperarlos. Y es que casi todas las rutinas de belleza que seguimos día y noche son herencia directa de nuestras madres (o de nuestras abuelas). ¿Cuáles son los consejos de belleza más repetidos a lo largo de la historia?

Cremas de farmacia buenas

Escucha a tu madre y acierta con la rutina de belleza

  1. Lávate la cara. No lo decimos nosotros, lo dicen todas las madres del mundo. Antes de acostarse y nada más levantarse debemos lavarnos de la cara y eliminar todas las impurezas del rostro. Sobre todo, si el maquillaje es uno de tus inseparables compañeros del día a día.
  2. Cepíllate el pelo. Al entrar y salir de casa, antes de lavarlo, cuando te acuestes y te levantes… Es importante evitar los enredos en el pelo, para prevenir su debilitamiento y rotura. El cepillo es uno de los mejores aliados de una melena sana y bonita. Palabra de madre.
  3. Gira el grifo hacia el lado azul antes de ducharte. Las mujeres son frioleras por naturaleza. Por eso, muchas son incapaces de meterse debajo del grifo (aunque sea para lavarse las manos) si el agua no está a punto de hervir. Sin embargo, ducharse todos los días con agua muy caliente puede debilitar la piel y favorecer su irritación y deshidratación. Lo mismo ocurre con el pelo: mejor utilizar agua templada.
  4. Hidrátate bien. Es consejo de madre, de abuela, de celebrity, de profesional médico y de sentido común. Es vital beber suficiente cantidad de agua al día (entre 1’5 y 2 litros) y reforzar su poder con una buena crema hidratante, como los productos faciales y corporales de Bioxán.
  5. ¡Cuidado con el sol! Todos hemos pasado veranos bañados en protector solar por nuestras madres. Y eso sin tener ninguna alergia Y aunque duela, no les podemos quitar la razón: el sol es uno de los peores enemigos de la piel y es necesario protegerla bien antes de salir de casa (aunque esté nublado).
  6. No te muerdas las uñas… Ni descuides las manos. Para muchas personas, las manos son reveladoras de la personalidad de sus interlocutores. Por eso, es importante mantenerlas siempre limpias, hidratadas y bien cuidadas.
  7. ¿Has comido? Pues hazlo bien. Somos lo que comemos y nuestra alimentación se refleja tanto en la salud (interior) como en la belleza (exterior). No te olvides de las frutas y verduras, las proteínas, las grasas de las buenas…

¿Cuántas veces has escuchado a tu madre alguno de estos consejos de belleza? ¿Cuánto has tardado en hacerle caso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: