Consejos de belleza para hacer frente al otoño

Consejos de belleza para hacer frente al otoño

Según el calendario, el verano ya nos queda lejos. El otoño ha comenzado de manera oficial y, con él, las temperaturas empiezan a bajar, los días se hacen más cortos y los rayos de sol siguen calentando pero durante menos horas. Además de estos cambios en el ambiente, nuestro cuerpo también debe recuperarse de los excesos del periodo estival. Porque tanto los que han tenido vacaciones como los que se han quedado trabajando todos los días de junio, julio y agosto han estado en contacto directo con el sol, el calor, los sistemas de aire acondicionado y (en “el mejor de los casos”) el cloro, el salitre y las “buenas comilonas”.

Para recuperar la estabilidad tras la vuelta de vacaciones (o el fin de verano), también para la piel, necesitamos una serie de consejos de belleza básicos. Toma buena nota de lo que te contamos a continuación y pon a punto la dermis y el resto del cuerpo para que sobrevivan al invierno con todas las garantías.

El decálogo de la belleza en otoño

No llegan a diez consejos de belleza, pero sí son los imprescindibles para conseguir enfrentarse al otoño con la coraza necesaria. Son:

  • Nutrición para el cabello. Muchas personas relacionan la pérdida de cabello con el cambio de estación. Esté o no probado científicamente, lo cierto es que al llegar el otoño la renovación capilar se nota mucho más. Para favorecer el crecimiento y fortalecimiento del nuevo pelo y evitar que el frío cause estragos, es importante asegurar el aporte de vitaminas y minerales en cada lavado. También es importante recurrir a tratamientos que eviten que se reseque con las bajas temperaturas.
  • Exfoliación para eliminar los excesos. Al terminar el verano, la piel pierde brillo y luminosidad como consecuencia de todas las agresiones recibidas. Para eliminar todas las impurezas y reiniciar la piel se puede invertir en un tratamiento especial en un centro de estética o utilizar productos purificadores de calidad en casa, como la mascarilla peel-off de Bioxán, apta incluso para las pieles más sensibles.
  • Compra en el mercado. Los productos de temporada son esenciales para abastecer al cuerpo con los nutrientes y los antioxidantes necesarios para recuperar y mantener la salud y la fortaleza de la piel y del resto del organismo. ¿Necesitas ideas? Apuesta por la calabaza, la manzana, la col, las uvas…
  • Hidratación (para variar) por dentro y por fuera. El agua es vital para el organismo. Por ello, no importa la época del año, debemos asegurarnos de que aportamos a diario la dosis recomendada y no olvidar la aplicación de cremas hidratantes (también en codos y rodillas)
  • Reforzar el sistema inmunológico. El resfriado y la gripe son las dolencias que más nos afectan en otoño e invierno. Para prevenirlas o suavizar sus efectos, podemos tomar medidas como aumentar las dosis de Vitamina C.
  • Recuperar hábitos saludables: descanso, relajación y ejercicio físico. Relacionados entre sí, todos son necesarios para evitar poner al límite al cuerpo. El estrés, la falta de sueño o el sedentarismo tiene claras consecuencias por fuera (en la piel) como por dentro, y debemos evitarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: