Qué crema usar para la cara

¿Qué crema usar para la cara a partir de los 30?

Las personas que no padecen afecciones importantes en la dermis mantienen una piel prácticamente intacta durante las primeras décadas de su vida. Pero la situación cambia al cumplir los 30. A partir de este momento, el paso del tiempo empieza a hacerse palpable. El cutis pierde elasticidad, luminosidad y su capacidad de regeneración. Por ello, los esfuerzos en su cuidado se deben duplicar.

El mercado ofrece todo tipo de alternativas a la lucha contra el envejecimiento prematuro de la piel, con fórmulas antiarrugas y regeneradoras. Pero, antes de decantarse por una, es necesario conocer los elementos básicos que deben incluir para dar respuesta a las necesidades de la piel a esta edad.

¿Qué crema es buena para la cara a partir de los 30 años?

A los 30, la piel necesita fórmulas que la ayuden a combatir los radicales libres que dañan su estructura y le aportan una apariencia envejecida. Más allá de este objetivo, las cremas para la cara en este tramo de edad deben incluir:

  • Vitamina E (Antioxidantes): Reconocida como la vitamina de la juventud, la vitamina E es uno de los activos de las cremas faciales asociados a la belleza gracias a su acción como antioxidante natural en las membranas celulares. En líneas generales, la vitamina E es capaz de neutralizar la actividad de los radicales libres, principales responsables por la oxidación vinculada al proceso de envejecimiento, además de facilitar el proceso de curación de las zonas deterioradas de la piel.
  • Productos naturales. A cualquier edad, pero sobre todo en este momento de tránsito, es necesario que las cremas para la cara y el cuerpo sean lo más naturales posibles, sin parabenes ni perfumes para evitar alergias o afectar al equilibrio hormonal del organismo. Siempre que sea posible, decántate por cremas faciales que contengan prebióticos naturales en su composición, ya que actúan como una barrera protectora y fortalecedora del sistema inmune.
  • Omega 3: El principal papel de los Omega-3 es el de proporcionar elasticidad a la piel. Asimismo, los productos de dermocosmética que incorporan este activo en su formulación también son eficaces a la hora de mantener la hidratación del cutis y de revivir las células, previniendo su envejecimiento prematuro.

Despídete de una piel deshidratada. ¡Luce tu cara! #bioxan #cuidatupiel #hidratante #antiedad #cuidatupiel #pielsana

Una publicación compartida de Bioxán. Biotecnología Personal (@bioxan_creams) el

Además de una buena crema para el rostro, son necesarios una serie de consejos para mantener la piel cuidada a partir de los 30:

  • Limpieza. Es importante no saltarse nunca el proceso desmaquillante antes de irse a dormir. Estos productos cosméticos dañan de manera notable la piel cuando no la dejan respirar durante tantas horas. Aunque el maquillaje no forme parte de la rutina diaria de belleza, es igualmente necesaria la limpieza de la cara todas las mañanas y las noches con un jabón y un tónico adecuados a cada tipo de dermis.
  • Exfoliante. Una vez a la semana, se debe realizar un tratamiento exfoliante del rostro para eliminar las células muertas y limpiar los poros en profundidad. Existen mascarillas aptas para todo tipo de pieles y los resultados son prácticamente inmediatos.
  • Dermocosmética y productos de farmacia. Cuanto más naturales sean los productos que se utilicen para el cuidado de la piel, más duraderos serán sus beneficios. Siempre que se pueda, se deben elegir cremas de farmacia.

Si ya has cumplido los 30 y quieres saber qué crema usar para la cara, en Bioxán contamos con productos biológicos, aptos para todo tipo de pieles y con notables beneficios reparadores y rejuvenecedores. Conócelos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: