Cuidados de la piel en invierno

Mitos y verdades sobre el cuidado de la piel en invierno

El invierno puede causar estragos en la piel. Sobre todo, si no se le aplican los cuidados adecuados y si se siguen los siguientes mitos de belleza.

La intensidad de los rayos de sol, las altas temperaturas, las comidas al aire libre, el cloro y el salitre, el cambio de rutina, el aire acondicionado… Para muchos, el verano sigue siendo la época de máximo riesgo para la salud de la piel. Pero no pueden estar más confundidos. Las necesidades de la dermis exigen una atención permanente durante todo el año y unas rutinas específicas para cada estación.

Entre ellas, el invierno se mantiene como una de las grandes olvidadas y sobrevive, cada año, a los numerosos mitos sobre los cuidados de la piel específicos que necesita. Para evitar más confusión y recibir al frío como se merece, desmentimos algunas de las creencias más extendidas sobre la rutina de belleza invernal.

Falsas apariencias: ❄ 5 mitos sobre el cuidado de la piel en invierno

  1. La protección solar no es necesaria. Falso. Debemos proteger nuestra piel de los rayos UV durante los 365 días del año. Si bien es cierto que durante el invierno su influencia es menor, sus efectos negativos se mantienen. Por eso, nunca salgas de casa sin aplicar la dosis correcta de protector solar.
  2. Los espacios de interior son mejores para la piel. Falso. El frío puede hacer que la piel se reseque y se escame. Pero los ambientes cerrados en casa, el trabajo o, incluso, el transporte público, tampoco son los más recomendados para los cuidados de la piel en invierno. Normalmente, la calefacción reseca el ambiente y le quita humedad, poniendo en peligro la estructura de la dermis.
  3. Hay que beber más agua para mantener la dermis hidratada. Falso. Beber agua es imprescindible para mantenerse sano e hidratado. Pero esto no significa que en invierno haya que duplicar las cantidades. Los expertos recomiendan mantener la recomendación de los dos litros diarios y aplicar de manera adecuada cremas altamente hidratantes como la facial y la corporal de Bioxán, para evitar que la dermis tenga pérdidas excesivas de agua.
  4. Las bajas temperaturas son buenas para mantenerse joven. Falso. Existe la creencia de que el frío mantiene la piel tersa y luminosa. Pero, en realidad, el descenso de los termómetros provoca la contracción de los vasos sanguíneos y, con ella, empeora la circulación del oxígeno hacia la dermis. En consecuencia, la piel se muestra más apagada, seca y, en ocasiones, con escamas o lesiones leves (por picor o irritación).
  5. Mejor crema hidratante que loción o sérum para hidratar en invierno. Falso. La atención por la hidratación de la dermis debe mantenerse durante todo el año. Y este objetivo se consigue con el dermocosmético específico para cada tipo de piel.

Ahora que te los hemos revelado, evita estos mitos sobre el cuidado de la piel en invierno y no pierdas de vista tu rutina de belleza diaria. Tu piel permanecerá sana, cuidada y radiante en cualquier momento del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: