Cosmética biológica

Por qué deberías pasarte a la cosmética biológica

En pleno apogeo de los productos “bio”, “ecológicos” u “orgánicos”, el mundo de la belleza y la cosmética no se podía quedar atrás. Con el doble objetivo de proteger el órgano más extenso del cuerpo y respetar el entorno, varios fabricantes se han lanzado a la creación de fórmulas naturales. ¿Cuál es su valor añadido? La combinación entre el destierro de los ingredientes artificiales o químicos (algunos, incluso, perjudiciales para la piel) y el empleo de elementos 100% orgánicos. Te explicamos el porqué de la cosmética biológica certificada y te damos razones [más que suficientes] para que empieces a incluirla en tu rutina de belleza diaria (recuerda todos los consejos de los dermatólogos para que sea perfecta).

Descubre: ¿Bioxán es una marca respetuosa con los animales?

Los motivos para el uso [y disfrute] de la cosmética biológica

Los productos de belleza biológicos son aquellos compuestos por, al menos, un 99% de ingredientes de origen vegetal y principios activos completamente naturales. En este sentido, uno de sus principales rasgos definitorios es su respeto por el medioambiente en general, por los animales en particular (la mayoría son “cruelty free”) y por la piel de sus usuarios de manera muy precisa. Si, aún con todo esto, te faltan razones a favor de su uso, toma nota de los otros beneficios de los cosméticos biológicos certificados:

  • Son aptos para todo tipo de pieles, puesto que no están enfocados a corregir los fallos o deficiencias de un arquetipo concreto.
  • Cuidan la dermis con nutrientes naturales necesarios: Vitamina C (para luchar contra el envejecimiento), Vitamina E (el antioxidante natural más eficaz), Omega 3 (para la hidratación, elasticidad, luminosidad…), etc.
  • Su eficacia es mayor que la de los productos industriales. Al contener ingredientes y activos naturales, sus efectos positivos y aportes se mantienen intactos. En las cremas modificadas con químicos y conservantes, todas estas sustancias artificiales merman sus capacidades.
  • Los cosméticos biológicos son 100% libres de tóxicos (la piel se oxigena mejor) y utiliza aceites esenciales (no sintéticos) de un pH similar al de la dermis.
  • Al carecer de químicos, perfumes y parabenos añadidos, producen menos problemas de irritación o alergias.

Bioxán es una de las marcas que mejor representa la esencia de la cosmética biológica. Sus cremas, creadas en un principio para el tratamiento de las pieles más dañadas, han conseguido ofrecer una solución efectiva, segura y recurrente para todos los tipos de dermis. ¿Las has probado ya? ¿Formas parte del club de seguidores de la belleza “bio”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: