Consejos de belleza: errores a evitar

Los errores beauty populares que deberías evitar

En el mundo de la belleza (tanto masculina como femenina), nadie está libre de pecar. Hasta el más experto o el más escrupuloso con su rutina de cuidado diario es susceptible de cometer ciertos errores que ponen en peligro todos los resultados conseguidos.

Aunque sea un descuido o una actuación puntual. Para evitar ser víctimas de estos “pecados” de belleza inconscientes, recordamos los más habituales y damos las soluciones más recomendadas para cada caso. Si quieres que tu piel y tu cuerpo estén siempre perfectos, no te olvides de corregir estos errores beauty.

Descuidos de belleza, los enemigos de la perfección

  1. Rascar a la hora de lavarse el pelo. Uno de los errores beauty más generalizados es el de arañar el cuero cabelludo con las uñas mientras pensamos que lo estamos librando de la suciedad. En realidad, la forma correcta pasa por masajear la cabeza con las yemas de los dedos y con la cantidad adecuada de producto. En cuanto al acondicionador, solo hace falta en las puntas. La raíz del pelo ya nace sana.
  2. No desmaquillarse. Siempre lo hemos considerado como un terrible enemigo de la piel. Por eso, es imprescindible incluirlo en la lista de errores beauty. Aunque cuesta mucho, librarse de los restos de maquillaje al llegar a casa es necesario para que la dermis respire y pueda mantenerse siempre sana y bella.
  3. Aplicar el contorno de ojos justo sobre la ojera. Salvo petición específica y explicación del producto, no es recomendable aplicar el contorno sobre la piel oscurecida (que es más sensible). Pero por inercia o por desconocimiento, siempre repetimos el proceso, empeorando la situación.
  4. Perfumarse antes de salir de casa. [Casi] todo el mundo se echa colonia los minutos previos a salir de casa, para que el perfume dure más. Sin embargo, todos estamos equivocados. Estos productos no están ideados para aplicar sobre la ropa sino, directamente, sobre la piel. Por eso, lo mejor es hacerlo antes de vestirse.
  5. Tocarse la cara con las manos. Por costumbre o por nerviosismo, las manos siempre van a la cara. Pero debemos tener en cuenta que nuestras extremidades están en continuo contacto con el exterior y, por lo tanto, son un foco de bacterias. Por eso, este gesto también es uno de los más denunciados por los dermatólogos como hábito poco recomendado para el cuidado de la cara.
  6. Dar solo una capa de esmalte a la uña. Para conseguir un efecto parecido al de las últimas tendencias en uñas es necesario aplicar una base, dos capas del esmalte elegido para la ocasión (esperando el tiempo necesario para que se sequen correctamente) y un “top coat” para cerrar la operación.

Localiza estos errores beauty en tu rutina diaria y corrígelos cuanto antes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: