Crema para la piel sensible

Ingredientes a evitar si tienes la piel sensible

Si tienes la piel sensible, ¡aléjate de estos ingredientes! Descubre qué cremas elegir y qué cuidados debes tener para no perjudicar tu piel.

La piel es el órgano más extenso y expuesto del cuerpo. Por ende, también es el que mayor cuidado y protección necesita. Sin embargo, las prisas y el desconocimiento hacen que, no siempre, le prestemos la atención que se merece. En estos términos, cuando hablamos del cuidado de la dermis, se debe tener un celo especial con las más sensibles, aquellas que reaccionan notablemente ante cualquier agente exterior. No importa si es una crema o la exposición a los rayos de sol, este tipo de pieles no toleran bien los estímulos ajenos al organismo.

La lectura de las etiquetas de los productos y dermocosméticos es un paso básico del cuidado de la dermis de esta clase. No basta con comprar cremas para pieles sensibles, sino que nos debemos asegurar que sus componentes excluyen algunos ingredientes nocivos. Si no se evitan estos elementos, las rojeces y alteraciones del rostro y la piel pueden prolongarse en el tiempo.

Cremas para pieles sensibles

Elementos perjudiciales para las pieles sensibles

  • Parabenos. Son muy utilizados como conservantes químicos en todo tipo de productos, incluidas algunas cremas para pieles sensibles. Las autoridades sanitarias los califican como sustancias de baja toxicidad y se utilizan, principalmente, para que los dermocosméticos duren más tiempo. Pero, en la actualidad, cuentan con muy mala fama por sus posibles efectos secundarios. En pieles sensibles, se deben evitar a toda costa.
  • Alcohol. Algunos de los que se utilizan en cosmética son más suaves de lo normal. Pero, las pieles sensibles suelen reaccionar incluso con ellos. Además, les puede provocar una importante deshidratación y la descamación de la dermis.
  • Derivados del petróleo. Vaselina, parafina, siliconas… Dejan una sensación suave sobre el rostro y el cuerpo, pero sus efectos van más allá. No permiten la eliminación de toxinas ni el proceso de recuperación nutritiva, puesto que bloquean los poros. Un producto cosmético con estos componentes crea una capa de gran suavidad por encima de la dermis que no deja ni entrar ni salir nada. Aunque la piel sensible presente más problemas de hidratación, es mejor no caer en su uso.
  • Son aquellos elementos que permiten la generación de espuma en jabones y geles. Para localizarlos en las etiquetas, se deben buscar las siglas SLS o SLES.

Cuanto más naturales sean los ingredientes incluidos en las cremas para pieles sensibles, más notables serán sus efectos y menores sus agresiones. Los productos de Bioxán, sin parabenos, están especialmente creados para la dermis más dañada y sensible. Conoce nuestro catálogo.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AVISO: Los pedidos realizados del 6 al 19 de Agosto, se tramitarán a partir del día 20 de agosto. Disculpen las molestias. Descartar

%d bloggers like this: