Vitamina C para la piel

La importancia de la vitamina C para la piel

Los nutrientes naturales son buenos para el equilibrio interno del organismo. Pero, sus efectos sobre la apariencia externa del cuerpo humano están cada vez más demostrados y extendidos. De ahí, la tendencia reciente a la creación de productos cosméticos constituidos por ingredientes 100% naturales. Y entre estas sustancias beneficiosas para la apariencia y la salud de la piel, nos encontramos con la Vitamina C, un potente antioxidante que nos ayuda a recuperar la elasticidad y la luminosidad de la piel.

Pimientos, kiwi, repollo, naranja, espinacas… Los alimentos con mayor concentración de Vitamina C son de sobra conocidos, al igual que el papel protagonista que juega la dieta en el cuidado de la piel. Pero lo cierto es que, normalmente, la ingesta de esta vitamina nunca llega a la dermis. Por eso es necesario su aplicación cutánea a través de una crema hidratante con Vitamina C.

Beneficios de la Vitamina C para la piel

  • Antioxidante. Una de sus principales características de la Vitamina C para la piel es la de potenciar la síntesis de colágeno. Por ello, la aplicación cutánea de este componente a través de las mejores cremas antiarrugas recomendadas por dermatólogos favorece la recuperación de la elasticidad y la firmeza de la dermis. Junto con otras sustancias como el Tocobiol, la Vitamina C capta los radicales libres y frena sus efectos sobre la piel, convirtiéndose en uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza.
  • Fotoprotectora. La Vitamina C ayuda en la lucha contra los efectos nocivos de los rayos UV en la piel. Esto no quiere decir que una crema hidratante con Vitamina C sirva como protector solar, sino que ayuda a ampliar y completar la defensa aportada por los verdaderos fotoprotectores.
  • Cicatrizante. Una crema hidratante con Vitamina C cuenta con un importante poder regenerante. ¿Por qué? Porque contribuye a la recuperación de los tejidos, en parte, como consecuencia de su participación en la concentración de colágeno. Las mejores cremas antiarrugas recomendadas por dermatólogos también están pensadas para pieles con marcas como las cicatrices.
  • Hidrante. Una crema con Vitamina C también frena la pérdida de agua de la piel. De esta manera, la ingesta de alimentos ricos en este nutriente mantiene unos niveles estables de hidratación, y su aplicación cutánea ayuda a conservarlos y a impedir su detrimento transdérmico.

Entre los productos de la gama Bioxán Neo, encontramos una crema hidratante con Vitamina C para cada zona del cuerpo. Elaboradas con productos 100% naturales y sin parabenos, son aptas para todos los tipos de piel. Conócelas todas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: