Mejor mascarilla facial

Mascarilla facial para una piel perfecta

Durante todo el año, el cuidado de la piel es una constante. Pero con la llegada del calor, la influencia directa del sol y la subida notable de las temperaturas, se hace más que necesaria una correcta preparación de la dermis para que afronte los efectos de estos agentes externos con toda la fuerza que necesita. En el caso del rostro, este cuidado pasa por la aplicación de mascarillas faciales, al menos, una vez a la semana. Con solo añadir este gesto a la rutina de limpieza diaria, el cutis recupera la luminosidad, la hidratación y la firmeza.

Si aún desconoces este truco de belleza o lo has descartado de tu lista de cuidados especiales para la piel, deshaz tus pasos y toma buena nota de todos los beneficios que te puede aportar la mejor mascarilla facial para tu piel.

Los pros de las mascarillas faciales

Este tipo de dermocosméticos representan una inyección de energía, hidratación y nutrientes para la piel: son productos que favorecen el cuidado diario de la dermis aportándole un extra de belleza. No importa si tu piel es grasa, si necesita una mayor hidratación o si quieres reducir las líneas de expresión, el mercado ofrece una gran variedad de productos para solucionar cualquier problema de la dermis y encontrar la mejor mascarilla facial para cada persona. En cualquiera de los casos, la aplicación semanal de estos productos proporciona:

  1. Luminosidad a las pieles apagadas
  2. Limpieza para impurezas y poros abiertos
  3. Poder regenerativo e hidratante
  4. Nutrición intensiva
  5. Reducción significativa de las líneas de expresión

Cómo aplicar mascarilla facial correctamente

La aplicación de las mascarillas faciales

Una de las bases que permiten que las mascarillas faciales funcionen es el seguimiento de una rutina diaria de limpieza. De nada sirven todos sus poderes purificantes e hidratantes, si la piel llega a su aplicación sin el cuidado adecuado. En este sentido, los especialistas aconsejan echar mano de estos dermocosméticos una vez a la semana, en momentos en los que la relajación esté asegurada durante quince minutos (preferentemente por la tarde/noche).

En cuanto al método de aplicación, es importante hacerlo con la cara limpia, crear una capa uniforme y dejar actuar durante unos quince o veinte minutos (según las especificaciones del fabricante). Cuanto haya pasado el tiempo estipulado, se debe aclarar bien el rostro, hasta que no queden restos de producto, y sellar los poros con un tónico. Para finalizar esta rutina de belleza “extra”, tenemos que aplicar nuestra crema hidratante habitual y nuestra cara estará limpia y revitalizada.

Por último, pero no menos importante, cuanto más naturales sean sus ingredientes, mayores serán los beneficios que aporten estas mascarillas faciales a la piel. Busca productos con la calificación “bio” y sin parabenos, alérgenos y demás sustancias que puedan poner en peligro el equilibrio de la dermis del rostro.

Vídeo: Tips de Belleza: A trendy life “mascarilla facial”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: