Picor en la piel y en el cuerpo

A qué se debe el picor en la piel y cómo solucionarlo

Aunque intentemos resistir, el picor en la piel es una de las sensaciones más insoportables: sí o sí, nos lanzamos a rascarnos. Pero ¿cuál es su origen?

Los picores en el cuerpo son una de las sensaciones más molestas que experimentamos en nuestro organismo y uno de los síntomas más comunes en las consultas dermatológicas. Es lo que se conoce como prurito o picazón y afecta casi por igual a hombres y mujeres de todas las edades. La reacción es inmediata: sentimos el deseo irrefrenable de rascarnos en la zona afectada, que puede ser desde la raíz del pelo hasta los dedos de los pies. Pero ¿por qué aparece esta sensación de manera repentina? ¿Hay alguna forma de prevenirla o paliarla?

🔎 Picor en la piel: las causas

Aunque es uno de los principales síntomas analizados por los especialistas de la piel, el prurito no es una enfermedad en sí mismo. Esta sensación de picazón repentina puede durar solo unos segundos (agudo) o varias semanas (crónico) y esconde causas de mayor importancia que no siempre son tan fáciles de localizar. Estas son las más habituales:

  • Picor en la piel por afecciones dermatológicas. La dermatitis atópica, la psoriasis, la piel sensible o reactiva, la sarna, la alergia al sol o, incluso, las picaduras de insectos son las causas más comunes de la aparición de picores por todo el cuerpo. En estos casos, el dermatólogo es el que debe recomendar el tratamiento y las recomendaciones a seguir.
  • Prurito por sequedad. La falta de hidratación en la dermis produce sensaciones desagradables como tirantez, descamación y, en ocasiones, picazón. Por ello, es importante utilizar cosméticos con alto poder hidratante, como la crema para el cuerpo de Bioxán. Si no hay una enfermedad dermatológica detrás, mejorará el aspecto de la piel y el picor remitirá.
  • Picazón por enfermedades sistémicas. Los picores en el cuerpo pueden aparecer como un síntoma más de algunas enfermedades como las insuficiencias renales, la anemia, la infección por VIH…
  • Picor por estrés o por trastornos en el sistema nervioso. La piel y el sistema nervioso están interconectados. Por eso, cualquier problema en el segundo puede tener consecuencias directas en la primera.
  • Picor por contacto con el agua o por subida de la temperatura corporal. Son dos tipos diferentes, pero igual de molestos. El primero, conocido prurito acuagénico, produce una sensación de picor intensa al contacto con el agua (a cualquier temperatura). El segundo, la urticaria colinérgica, aparece por acción del sudor y del calor corporal.

⚠ Prevenir o paliar los picores en el cuerpo

Si después de su aparición repentina la picazón no desaparece, es aconsejable acudir al dermatólogo para encontrar el origen de este síntoma tan molesto. A partir de su diagnóstico se podrán aplicar soluciones (en ocasiones, farmacológicas). Además de las recomendaciones del especialista, es importante:

  • Mantener la piel cuidada
  • Evitar ingredientes perjudiciales en los productos cosméticos
  • Seguir una dieta sana
  • Evitar la sobreexposición al sol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: