Problemas hormonales en la piel

¿Cómo afectan los cambios hormonales a la piel?

Se suele decir que los ojos son el espejo del alma. Pues bien, siguiendo el mismo ejemplo, podemos decir que la piel es el reflejo de nuestra salud interior. La dermis es uno de los primeros órganos que padece los daños colaterales de una enfermedad: pierde luminosidad, se vuelve de color cetrino, se cuartea, etc. Lo mismo ocurre con los cambios hormonales. Sobre todo en las mujeres, cualquier alteración de las glándulas endocrinas pueden provocar variaciones en su piel.

Por intensivos que sean los cuidados que apliquemos a diario, algunos problemas tienen su origen muy por debajo de todas las capas de la dermis. Así, el color, la sensibilidad, el grosor y la cantidad de sebo pueden variar en función de los efectos de los diferentes problemas hormonales en la piel. ¿Quieres saber más?

La edad, las hormonas y sus efectos sobre la piel

Hay cambios en las glándulas endocrinas considerados como normales o benignos. Son los derivados del crecimiento y el cambio de etapa en la vida de las mujeres:

  • La pubertad. La mayor parte de los cambios hormonales ocurren a esta edad. El cuerpo produce mayores niveles de estrógenos y andrógenos. Los primeros dotan a la piel de las adolescentes de una apariencia suavizada, hidratada y constantemente rejuvenecida. Al mismo tiempo, los andrógenos provocan exceso de sebo y mayor apertura de los poros (sobre todo en pieles grasas).
  • El embarazo. Durante el embarazo, algunas mujeres ven cómo su piel se muestra cada día luminosa y radiante. Otras, por el contrario, hacen frente a multitud de problemas como el acné adulto o la decoloración irregular de la piel.
  • La menopausia. El exceso de estrógenos producido durante las etapas anteriores se convierte en escasez durante la madurez y la menopausia. Como consecuencia, la dermis pierde elasticidad (por falta de colágeno), luminosidad e hidratación. La menopausia significa piel seca y necesita acción inmediata. 

Las mejores cremas para la piel sensibleProblemas hormonales en la piel no tan comunes

Existen otros trastornos hormonales, notables en hombres y mujeres, que manifiestan problemas más serios. Los más destacados son:

  • Exceso de cortisol. Cuando los problemas hormonales aparecen en las glándulas suprarrenales, aumenta la producción de esta sustancia. Como consecuencia, la piel se vuelve más fina y con mayor predisposición a los moratones.
  • Hipo e hipertiroidismo. Cada vez más adultos presentan problemas con la Tiroides. Cuando hay un exceso de secreción de esta hormona (hipertiroidismo), la piel es más sudorosa; cuando hay escasez (hipotiroidismo), la dermis se muestra seca y áspera.

Ante cualquiera de estos trastornos, las recomendaciones suelen ser siempre las mismas: mantener una rutina de limpieza e hidratación diaria, adecuada a cada tipo de piel, utilizar protección solar y llevar unos hábitos de vida saludables. Pero si los problemas hormonales de tu piel pertenecen a este segundo grupo, no dudes en consultar a un experto para que pueda ayudarte a encontrar un buen tratamiento, como el aportado por las cremas de Bioxán (aptas para todo tipo de pieles).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: