mujer viendo al fonfo

Puede que estés leyendo este artículo porque aquellos “problemillas” que hace poco veías tan lejanos son ahora parte de tu realidad. ¿Te preocupan las arrugas profundas?

Son parte del proceso de envejecimiento, aunque también pueden estar propiciadas por factores externos. La piel envejece por dos principales motivos: la pérdida natural de elasticidad y colágeno, y la interacción con los agentes de erosión del entorno. Esta mezcla de elementos puede ocasionar arrugas que te preocupen más de lo habitual, y que posiblemente se hagan más notorias con el paso del tiempo. Si quieres saber cómo combatirlas y mejorarlas, sigue leyendo.

Tratamiento para las arrugas profundas

Las cremas regeneradoras son nuestras grandes amigas cuando hablamos de arrugas con cierta profundidad. Y es que hay productos muy elaborados y especialmente diseñados para minimizar su aparición o su aspecto.

Estos tratamientos están orientados a mejorar la producción de colágeno de nuestra piel, para que no siga perdiendo la elasticidad propia de la juventud, pero también cumplen funciones más que interesantes para mantener nuestro buen aspecto a pesar del paso de los años.

Las cremas regeneradoras ayudan a proteger y recomponer la barrera hidrolipídica de protección natural de la piel. Esta capa, compuesta básicamente por grasa y agua, hace las veces de escudo protector hacia los agentes exteriores.

Cuanto más sólida y fuerte sea esta capa, más lentamente se produce su erosión y menos evidente es el paso del tiempo a nivel estético. Nos interesa que una crema nos ayude a mantener la piel hidratada, suave y flexible.

Por qué aparecen las arrugas profundas

Son el resultado de la combinación entre la edad y la exposición a los factores externos (el sol, la polución, el frío…). La piel tiende a secarse de forma natural y a volverse más fina y frágil, pero los resultados pueden empeorar si no se cuida a conciencia durante el proceso de la vida.

El uso de una crema facial específica para las arrugas que son mucho más profundas puede ayudarnos a prevenir estos síntomas y dotarnos de una mejor salud a nivel cutáneo. La cara es, por su nivel de exposición, la zona del cuerpo con más riesgo de arrugarse.

Hidratación y pérdida de elasticidad de la piel

Un tratamiento con una potente capacidad de hidratación es básico para evitar la aparición de nuevas arrugas, ya que cuanto más hidratada (es decir, gruesa) sea la capa de la piel, menos tenderá a doblarse y crear surcos.

La pérdida de elasticidad contribuye de igual forma a crear esos pliegues cutáneos, ya que el tejido es incapaz de volver a su lugar y queda distendido.

Trabajar por mejorar la salud de nuestra piel es más fácil que nunca gracias a la tecnología actual, que nos permite obtener productos especialmente pensados para cada circunstancia, como el deseo de acabar con las arrugas profundas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *