Secretos de belleza de la realeza

Los secretos de belleza de la realeza

Los ‘royals’ tienen sus secretos para estar siempre perfectos. Sin saltarnos el protocolo, desvelamos aquellos que deberíamos incluir en nuestra rutina.

Los consejos de belleza, si funcionan, no tardan en expandirse. No importa si es un truco que hemos heredado de las mujeres de nuestra familia o si es la última genialidad que hace brillar con luz propia a las modelos en sus desfiles. Cualquier tip para mejorar nuestro aspecto (o hacer la rutina de cuidado más sencilla) es siempre bienvenido. Pero si hay alguien que domina al 100% el estado de permanente perfección son los miembros de la realeza.

No importa la intensidad de su agenda o lo largo que haya sido el viaje para llegar a un último acto público: los “royals” consiguen estar siempre bien peinados, bien vestidos y con una piel que irradia salud, cuidado e hidratación. Aunque el protocolo no siempre permite conocer la cara más privada de la vida de estos personajes públicos, tenemos algunos de los secretos de belleza que mejor les sientan.

La belleza soberana: los consejos de tocador de la realeza

En las revistas y fotos oficiales, los miembros de las familias reales y los aristócratas contemporáneos parecen siempre recién salidos de un centro avanzado de estética, con una perfección envidiable. Siguen los mismos consejos de belleza que el resto de los mortales. Pero, al contrario que nosotros, sus constantes apariciones públicas les obligan a seguir una rutina diaria rigurosa y estricta.

Estos son algunos de los secretos de belleza mejor guardados por la realeza:

  • El cuidado de la piel, tanto del rostro como del resto del cuerpo. La hidratación y cuidado de la dermis es una de las máximas de la realeza. Para conseguirlo, optan por cremas sencillas, pero con principios activos o beneficios probados: cremas con vitamina C, con grandes dosis de antioxidantes, con efecto rejuvenecedor… Además, intensifican los efectos de estos productos con rutinas como la exfoliación semanal.
  • Una rutina deportiva de exigencia moderada. Megan Markle, duquesa de Sussex, confiesa que el yoga es una de sus pasiones. No es la única. La reina doña Letizia también lo practica para estilizar su figura, combinándolo con ejercicios aeróbicos y de fuerza. También son seguidoras de los ejercicios localizados, al menos, para la cara: una corta rutina de gimnasia facial les permite mantener a raya las arrugas.
  • Una alimentación cuidada y equilibrada. Kate Middleton (Catalina o duquesa de Cambrigde) sigue una alimentación pautada pero sin restricciones. Las proteínas dominan los platos principales, pero no excluye los carbohidratos (integrales) ni los pequeños homenajes gastronómicos. Es una especie de antidieta: comer de todo, de manera consciente y sabiendo cómo puede perjudicar al equilibrio del organismo la mala alimentación.
  • Las manos. Cuidar a la perfección el rostro no es suficiente. La piel es el órgano más extenso del cuerpo y puede dejar en entredicho su estado en cualquiera de sus zonas, como los codos o las rodillas. Por ello, Grace Kelly (princesa de Mónaco) dedicaba especial atención a sus manos. Para evitar que delatasen su edad, las hidrataba de manera concienzuda todos los días.
  • El pelo. Rachas de aire, mechones rebeldes, accesorios imposibles… Las “royals” también tienen sus trucos de belleza para sus melenas. Kate Middleton corta sus puntas cada dos o tres meses; la reina Isabel II utiliza un gel fijador especial para que el peinado permanezca inmóvil durante sus actos oficiales; doña Letizia opta por lavarse el pelo con un champú orgánico; Megan Markle aplica aceite de coco para hidratarlo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

✨PROMO NAVIDAD✨2X1 EN MASCARILLAS. Añade los productos a tu carrito y al finalizar la compra tendrás tu descuento aplicado. Descartar

A %d blogueros les gusta esto: