Cómo cuidar la piel grasa

Seis cuidados imprescindibles para la piel grasa

El primer paso a la hora de cuidar la piel es identificar el tipo al que pertenece. Sin embargo, muchas personas lo ignoran y aplican productos cosméticos al azar, sin comprobar si son los más adecuados para su dermis. Si tu cutis brilla más de lo habitual, posee poros de gran tamaño y tiene cierta tendencia a las imperfecciones, a todas luces, eres del grupo de las pieles grasas. ¡No te asustes! No tiene nada de malo, solo una mayor tendencia a la acumulación de sebo. ¿Por qué te ha tocado esta lotería? Las principales causas se basan en la genética, el estrés y los cambios hormonales.

Sea cuales sean los mitos que hayas escuchado sobre la piel grasa (que son muchos) ten en cuenta que puede ser un estado transitorio de tu dermis. Y si no lo es, muéstrala con orgullo. Es más fuerte y resistente que todas las demás. Bien cuidada, envejece mucho mejor que el resto. Aprende las seis claves de los cuidados para piel grasa.

¿Cómo cuidar la piel grasa en seis pasos?

  1. Limpieza exhaustiva. Uno de los primeros cuidados de la piel grasa es una correcta y completa limpieza mañana y noche. Por el día, la piel acumula mucha suciedad por el contacto directo con la contaminación y demás agentes externos. Esto solo perjudica y aumenta la formación de sebo. Durante la noche, la piel realiza sus labores de regeneración y expulsa la suciedad por los poros. Si te lavas la cara dos veces al día, con un jabón adecuado para piel grasa, has dado el primer paso.
  2. No peques por exceso o por defecto con la limpieza. Dos veces al día, justo antes de acostarse y después de levantarse, es suficiente. Si lavas la piel más veces, acabas con la protección natural de la dermis y esta acaba por deshidratarse; si la lavas con menos frecuencia, los poros se taponan con más facilidad.
  3. ¡Hidrátate siempre! Al contrario de lo que suelen contar la mayor parte de las leyendas urbanas, la crema hidratante para piel grasa es más que necesaria. Este tipo de dermis tiene exceso de sebo, pero, al mismo tiempo, puede carecer de la cantidad de agua que necesita.
  4. Protección frente al sol. Esta es una de las principales recomendaciones en cuanto al cuidado de la piel de cualquier tipo. Las cremas fotoprotectoras no generan más sebo, pero asegúrate que no sean comedogénicas, que lleven filtros minerales y que tengan una textura ligera.
  5. Utiliza una mascarilla específica un par de veces a la semana. Hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de estos productos cosméticos. Por eso, no podemos olvidarnos de ellas en el cuidado de las pieles grasas.
  6. No frotes, elimina componentes fuertes como el alcohol de los productos dermocosméticos, como el tónico o la crema para piel grasa, y evita productos de textura densa.

Con estas seis claves, podrás mantener las imperfecciones de tu cutis a raya. Si aún no has encontrado la crema hidratante más adecuada para la piel grasa, en Bioxán contamos con una amplia gama de productos aptos para todo tipo de dermis. Pruébalos.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AVISO: Los pedidos realizados del 6 al 19 de Agosto, se tramitarán a partir del día 20 de agosto. Disculpen las molestias. Descartar

%d bloggers like this: