BIOXÁN Y

Luna Caden

Hace unos 8 años aproximadamente, Luna Caden, con tan sólo unos meses de edad fue diagnosticada con un cáncer de vejiga muy agresivo cuyo tumor, identificado en su abdomen inferior, era de 600 centímetros cúbicos.

Luna perdió todo su cabello y soportó nueve meses de tratamiento con quimioterapia y radioterapia agotadora durante los ensayos clínicos en el Hospital Great Ormond Street (GOSH) – Londres.

Las consecuencias que tiene los tratamientos del cáncer sobre la piel son abrumadoras, la piel se vuelve seca y descamada, se puede hinchar e inflamar, así como que se puede tornar enrojecida además de sufrir picazón. En el caso de enfermos con pocos meses de vida, el daño es mayor porque la flora cutánea está en fase de crecimiento, con lo que su piel sufre más y las consecuencias son mucho mayores.