El uso de cremas regeneradoras es muy recomendable para recuperar la piel dañada por el cáncer de mama. A continuación, exponemos su eficacia y la de otros tratamientos complementarios.

Cosméticos imprescindibles para las pacientes de cáncer de mama

El cáncer no solo afecta a la glándula mamaria, sino también al correcto funcionamiento del organismo. Así, es necesario confiar en la funcionalidad de los tratamientos que ahora se explican para paliar los síntomas de la radiodermitis, afección que suelen padecer las mujeres que se someten a un tratamiento de radioterapia.

Cremas regeneradoras

La enfermedad produce el aumento en la división de las células epiteliales lo que provoca una mayor deshidratación y un aumento de la sensibilidad. Estas cremas ayudan a regenerar la piel dañada estimulando la creación de colágeno y elastina. Además, hidratan de forma profunda y consiguen mantener la humedad en la piel durante más tiempo.

Protectores solares

El tratamiento de quimioterapia produce una hiperpigmentación que afecta a distintas áreas de la piel. Es imprescindible que reduzcamos al máximo la exposición al sol y hacer uso de protectores solares con un factor de protección alto para evitar el empeoramiento de síntomas como el enrojecimiento o la hipersensibilidad. No está en absoluto recomendado el uso de cremas para eliminar las manchas cutáneas ya que afectan a la pigmentación aumentando así el problema.

Cremas hidratantes

Han de ser siempre específicas para la xerosis que aparece acompañada de la dermatitis exfoliativa. El producto que debemos escoger ha de ser hidratante y emoliente para fortalecer la barrera hidrolipídica. El uso de productos con retinol y con efecto drenante o destinados a quemar la grasa localizada es muy contraproducente llegando a provocar el aumento del síntoma arriba descrito.

Así, las cremas regeneradoras y el resto de tratamientos arriba comentados son complementos idóneos para proteger nuestra piel durante el proceso de recuperación del cáncer de mama.

 

Los beneficios de usar cremas regeneradoras que contienen vitamina E son muchos y su uso continuo tiene efecto acumulativo en nuestra piel. Junto a otros ingredientes naturales cómo la vitamina C y el omega 3 devuelven a la piel el aspecto radiante y lozano.

La importancia de usar ingredientes de origen natural

Los productos de belleza que contienen ingredientes naturales no causan alergias, enrojecimientos o resequedad. Las cremas para regenerar fabricadas con estos compuestos tienen una similitud orgánica con nuestras células, por lo que se absorben muy bien y tienen efectos duraderos.

Beneficios de la vitamina E

Los ingredientes de origen natural provienen de plantas y no son derivados químicos. La vitamina E es uno de los más utilizados en la cosmética natural.

1. El efecto antioxidante de la vitamina E restablece el balance redox al eliminar los radicales libres que lo alteran. Estas moléculas con carga eléctrica causan lesiones a las células, que al acumularse producen el envejecimiento prematuro.

2. Tiene un efecto protector frente a agentes externos como la contaminación atmosférica y los rayos UVB.

3. Esta sustancia es capaz de difuminar y aclarar las manchas de la piel, causadas por el sol, la edad o el embarazo, devolviendo a nuestro rostro un aspecto uniforme y terso.

4. Contribuye a sanar las lesiones del acné y a prevenirlas. Además, nos ayuda a eliminar las pequeñas imperfecciones residuales en la piel.

5. Su efecto regenerador es particularmente activo en las secuelas de quemaduras causadas por las radiaciones solares. Las veremos notablemente atenuadas gracias a la hidratación y nutrición que brinda.

6. Contribuye a prevenir y eliminar las pequeñas arrugas del rostro, especialmente las que se nos forman cerca de los ojos y las comisuras labiales.

Las cremas regeneradoras elaboradas con ingredientes naturales nutren, hidratan y equilibran el pH de nuestra piel. Gracias a ello brindan una renovada lozanía y un aspecto luminoso.