El uso de cremas regeneradoras es muy recomendable para recuperar la piel dañada por el cáncer de mama. A continuación, exponemos su eficacia y la de otros tratamientos complementarios.

Cosméticos imprescindibles para las pacientes de cáncer de mama

El cáncer no solo afecta a la glándula mamaria, sino también al correcto funcionamiento del organismo. Así, es necesario confiar en la funcionalidad de los tratamientos que ahora se explican para paliar los síntomas de la radiodermitis, afección que suelen padecer las mujeres que se someten a un tratamiento de radioterapia.

Cremas regeneradoras

La enfermedad produce el aumento en la división de las células epiteliales lo que provoca una mayor deshidratación y un aumento de la sensibilidad. Estas cremas ayudan a regenerar la piel dañada estimulando la creación de colágeno y elastina. Además, hidratan de forma profunda y consiguen mantener la humedad en la piel durante más tiempo.

Protectores solares

El tratamiento de quimioterapia produce una hiperpigmentación que afecta a distintas áreas de la piel. Es imprescindible que reduzcamos al máximo la exposición al sol y hacer uso de protectores solares con un factor de protección alto para evitar el empeoramiento de síntomas como el enrojecimiento o la hipersensibilidad. No está en absoluto recomendado el uso de cremas para eliminar las manchas cutáneas ya que afectan a la pigmentación aumentando así el problema.

Cremas hidratantes

Han de ser siempre específicas para la xerosis que aparece acompañada de la dermatitis exfoliativa. El producto que debemos escoger ha de ser hidratante y emoliente para fortalecer la barrera hidrolipídica. El uso de productos con retinol y con efecto drenante o destinados a quemar la grasa localizada es muy contraproducente llegando a provocar el aumento del síntoma arriba descrito.

Así, las cremas regeneradoras y el resto de tratamientos arriba comentados son complementos idóneos para proteger nuestra piel durante el proceso de recuperación del cáncer de mama.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *