Salud y Belleza

Ahora que todas estamos en casa a consecuencia del Covid-19 no podemos descuidar nuestra belleza. Todo lo contrario, tenemos más tiempo que nunca para mimarnos por dentro y por fuera. ¿Quieres una rutina facial para el periodo de cuarentena? Te lo contamos paso por paso.

Rutina facial para realizar en casa durante la cuarentena

¿Quieres una rutina facial sencilla para llevar a cabo durante la cuarentena? ¿Te cuesta seguirla a diario? Sigue esta rutina y disfruta de un rostro cuidado con unas pocas recomendaciones.

Limpia tu rostro por la mañana

Limpiar el rostro es el primer requisito para que luzca bello y sano. Hazlo todas las mañanas, de manera superficial y al levantarte con un desmaquillante, agua micelar o un jabón. Lo importante es que uses un limpiador sea totalmente respetuoso con tu tipo de piel. Después tonifica. Consulta a tu dermatólogo en el caso de que tengas la piel seca o sensible.

Aplica las cremas

Ya realizada la limpieza es el momento de aplicar tu crema hidratante en todo el rostro, insistiendo en las zonas más secas. Y, por supuesto, usa una crema antiarrugas contorno de ojos, un producto imprescindible para cuidar una de las zonas más delicadas de la cara. Te recomendamos nuestra crema regeneradora y nuestro contorno Bioxan. Fórmula únicas a base de vitamina C, vitamina E, omega 3 y componentes de origen natural para un cuidado exclusivo de la piel.

Cuidados de noche

Cuidar el rostro durante la noche es muy importante. Es el momento en el que se produce el proceso de regeneración de la piel. Aunque ahora no estés saliendo y creas que la piel de tu rostro no capta contaminación, no es así. Los restos de polvo que se acumulan cuando te asomas al balcón, por ejemplo, lo ensucian. Así es que límpialo con el mismo esmero como si hubieras venido de la calle. Después tonifícalo y aplica una crema nutritiva específica para la noche.

Otros consejos útiles para tu rutina de belleza

Además de esta rutina de belleza que te hemos dado, no te olvides de otros consejos. Son sencillos de seguir y muy eficaces.

– Usa siempre productos faciales de calidad.

– Sigue tu rutina de belleza todos los días. Cuando te acostumbres, ya no podrás pasar sin ella y mantendrás tu rostro joven y bello sin apenas darte cuenta.

No uses las toallitas desmaquillantes, irritan la piel.

– Además de la rutina diaria hazte algún tratamiento especial una vez a la semana, cada quince días o cuando la piel de tu rostro lo necesite. Los exfoliantes, las mascarillas y las ampollas con concentrados activos pueden ser buenos aliados en este sentido. Elige el más adecuado en tu caso.

– No te olvides del cuello en tu rutina facial diaria. El cuello es una de las zonas donde más se nota el paso del tiempo.

– Usa un protector labial aunque estés en casa. Estamos en primavera y hay muchos cambios de temperatura que resecan los labios.

Si tu piel necesita un extra puedes incorporar a tu rutina de belleza el sérum. Los hay para todo tipo de necesidades: piel seca, arrugas, falta de luminosidad… Tienes que aplicarlo después del tónico, con la piel seca y antes de la crema.

Y por último, no dejes de maquillarte, perfumarte y ponerte guapa para estar en casa. Te ayudará a mantener el ánimo en estos momentos.

Y nuestro último consejo: quédate en casa. Ahora más que nunca es importante que demuestres tu lado más cívico, por ti y los demás. Es la única forma de acabar con el coronavirus. Mientras tanto, mima tu piel como nunca lo has hecho e invierte tu tiempo en casa de forma positiva.

 

#YOMEQUEDOENCASA

Puede que estés leyendo este artículo porque aquellos “problemillas” que hace poco veías tan lejanos son ahora parte de tu realidad. ¿Te preocupan las arrugas profundas?

Son parte del proceso de envejecimiento, aunque también pueden estar propiciadas por factores externos. La piel envejece por dos principales motivos: la pérdida natural de elasticidad y colágeno, y la interacción con los agentes de erosión del entorno. Esta mezcla de elementos puede ocasionar arrugas que te preocupen más de lo habitual, y que posiblemente se hagan más notorias con el paso del tiempo. Si quieres saber cómo combatirlas y mejorarlas, sigue leyendo.

Tratamiento para las arrugas profundas

Las cremas regeneradoras son nuestras grandes amigas cuando hablamos de arrugas con cierta profundidad. Y es que hay productos muy elaborados y especialmente diseñados para minimizar su aparición o su aspecto.

Estos tratamientos están orientados a mejorar la producción de colágeno de nuestra piel, para que no siga perdiendo la elasticidad propia de la juventud, pero también cumplen funciones más que interesantes para mantener nuestro buen aspecto a pesar del paso de los años.

Las cremas regeneradoras ayudan a proteger y recomponer la barrera hidrolipídica de protección natural de la piel. Esta capa, compuesta básicamente por grasa y agua, hace las veces de escudo protector hacia los agentes exteriores.

Cuanto más sólida y fuerte sea esta capa, más lentamente se produce su erosión y menos evidente es el paso del tiempo a nivel estético. Nos interesa que una crema nos ayude a mantener la piel hidratada, suave y flexible.

Por qué aparecen las arrugas profundas

Son el resultado de la combinación entre la edad y la exposición a los factores externos (el sol, la polución, el frío…). La piel tiende a secarse de forma natural y a volverse más fina y frágil, pero los resultados pueden empeorar si no se cuida a conciencia durante el proceso de la vida.

El uso de una crema facial específica para las arrugas que son mucho más profundas puede ayudarnos a prevenir estos síntomas y dotarnos de una mejor salud a nivel cutáneo. La cara es, por su nivel de exposición, la zona del cuerpo con más riesgo de arrugarse.

Hidratación y pérdida de elasticidad de la piel

Un tratamiento con una potente capacidad de hidratación es básico para evitar la aparición de nuevas arrugas, ya que cuanto más hidratada (es decir, gruesa) sea la capa de la piel, menos tenderá a doblarse y crear surcos.

La pérdida de elasticidad contribuye de igual forma a crear esos pliegues cutáneos, ya que el tejido es incapaz de volver a su lugar y queda distendido.

Trabajar por mejorar la salud de nuestra piel es más fácil que nunca gracias a la tecnología actual, que nos permite obtener productos especialmente pensados para cada circunstancia, como el deseo de acabar con las arrugas profundas.

Aunque en el momento no seamos conscientes de ello, aplicarse crema corporal en la cara de manera regular puede generar problemas. El principal de ellos, la aparición de acné cosmético derivado de una mala aplicación de la crema o de un cuidado inapropiado de la piel.

Tanto las cremas corporales como las faciales son hidratantes, pero tienen aplicaciones distintas según en qué parte del cuerpo se apliquen. Las necesidades específicas de la piel del torso no son las mismas que las del rostro.

Según nuestra fundadora Ana Ugidos:

“No podemos emplear en la formulación de cremas para el rostro ningún producto comedogénico, es decir, que pueda taponar las glándulas sebáceas presentes en el rostro en gran cantidad, ya que pueden provocar la aparición de granitos”.

A diferencia de la piel corporal, la piel del rostro es mucho más sensible, ya que es más fina, especialmente en las ojeras. A modo de comparación, el grosor de las ojeras (0,05mm) es la mitad que el grosor en el resto del rostro (0,1mm). Por lo tanto, la piel facial es más vulnerable ante las amenazas externas, tales como la radiación solar y la contaminación.

Cremas faciales vs cremas corporales

Por una parte, las cremas faciales suelen ser más ligeras que las corporales, ya que la piel del rostro está más expuesta a las externalidades. Según nuestra CEO, Ana Ugidos:

“Las cremas aplicadas al cuerpo son más densas y necesitan poder penetrar en la piel del cuerpo; deben ser mucho más fluidas para una mejor aplicación”.

Por tanto, la crema tiene que ser más nutritiva y rica en antioxidantes para paliar la aparición de los efectos del envejecimiento tales como manchas y arrugas, entre otros. Además, tiene que ser no comedogénica para que los poros no se obstruyan.

Al contrario, la crema corporal presenta una textura más oleosa, debido a que la piel del torso presenta mayor nivel de grasa y es más gruesa a nivel de la dermis que la del rostro. Para ello, algunos ingredientes activos en estas cremas son la glicerina, los aceites minerales y el retinol, que le dan un mayor acabado graso.

También, está más bien protegida ante el daño medioambiental. La piel corporal, además, tiende en mayor grado a la deshidratación por una menor presencia de glándulas sudoríparas y de lípidos. Por último, el pH de esta es más ácido que el del rostro, responsable de garantizar la protección de la piel ante las bacterias.

Síntomas de aplicar una crema corporal en el rostro

Una vez detalladas las especificaciones de cada tipo de piel, nos centramos en la cuestión clave: ¿cuáles son los riesgos de una aplicación de la crema corporal en el rostro?

  1. La aparición de acné cosmético, como resultado de una mala absorción de los ingredientes y de una dificultad de la piel para respirar ante la obstrucción de los poros. Un posible efecto adverso es la aparición de microquistes como resultado de sebo acumulado en el poro denominado milium.
  2. Mayor opacidad de la piel. Su lucidez y resplandor se verán reducidos.
  3. Falta de hidratación, en comparación con una adecuada aplicación de la crema en la parte de la piel correspondiente
  4. Puede provocar un exceso de lípidos y una ausencia de antioxidantes ante las exigencias particulares de cada tipo de piel.

Plan de actuación

Un buen producto cosmético debe garantizar el equilibrio del pH, o en caso de que se haya desequilibrado, que se pueda restablecer hasta alcanzar dicho status quo. También, debe reponer lípidos, proteger la piel del fotoenvejecimiento, hidratar y regenerar.

Por tanto, es primordial conocernos a nosotros mismos, qué tipo de piel tenemos, y en función de ello, elegir una crema específica que satisface los cuidados que exige nuestra piel. Y todo ello sin olvidar una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras, hidratación regular y ejercicio físico.

La Navidad es el mejor momento para comprar y regalar productos de belleza. Las marcas se vuelcan con las campañas de promoción y preparan los mejores lotes para satisfacer las necesidades y los deseos de las (y los) más beauty adictos. Tanto si perteneces a este grupo, como si te ha caído encima la responsabilidad de decidir el regalo para un miembro de este estiloso club, te traemos una lista con ideas de regalos de belleza para esta Navidad. Elijas cual elijas, no te olvides de incluirlo en tu carta a Papa Noel o a los Reyes Magos. Son mágicos, pero necesitan un poco de ayuda para dar en el blanco.

Ideas de regalos de belleza para Navidad

  • Cepillo de dientes eléctrico. La sonrisa es una clave de belleza esencial. Por eso, invertir en ella garantiza una boca bonita y sana. Los cepillos eléctricos cada vez son más económicos. Pero, si quieres una limpieza y un cuidado excepcionales, gasta un poco más de dinero y consigue uno casi profesional. No te ahorrarás la visita al dentista, pero (bien utilizado) tendrás una sonrisa envidiable.
  • Tratamientos especiales. Sabemos que a los ‘beauty adictos’ les encanta cuidarse siempre que tienen oportunidad. Por eso, una de las mejores ideas de regalos de Navidad, tanto para hombres como para mujeres, son los paquetes de experiencias como los masajes, los tratamientos faciales, capilares o corporales…
  • Plancha o secador de pelo profesionales. Un peinado perfecto exige ciertos cuidados previos y las herramientas adecuadas. Hombres y mujeres utilizan planchas del pelo y secadores para dar forma a su melena. Pero no dejan de ser fuentes de calor que debilitan la salud del cabello. Las opciones profesionales, con regulación de la temperatura y de la fuerza del aire, permiten nuevos usos más respetuosos con el pelo. Añade al kit un gel o espray para proteger el cabello y el afortunado será más que feliz.
  • Lotes de belleza para ellos. Incluimos a los hombres de la casa en todas las opciones de regalos de Navidad, pero también necesitan tratamientos exclusivamente masculinos. Por ejemplo, un kit compuesto por desodorante, gel y champú de su marca favorita, limpiadores especiales, tratamiento en crema antienvejecimiento…
  • Perfumes. En general, nos encantan las fragancias de marca. Pero no siempre están al alcance de nuestros bolsillos. Por eso, esta época mágica suele ser la mejor excusa para darnos (o que nos den) un homenaje. Incluye en tu lista de regalos de Navidad tu perfume preferido o el de la persona a la que quieras sorprender y garantiza otro año de aroma agradable.
  • Dispositivos de limpieza facial. En ocasiones, las manos no son suficiente para eliminar bien todas las impurezas del cutis. Por esto, cada vez más marcas lanzan sus propios dispositivos de limpieza facial: cepillos, cepillos eléctricos, esponjas especiales… La ‘beauty adicta’ que reciba este regalo de Navidad sabrá que solo tendrá que completar la rutina con una buena mascarilla facial.
  • Tarjetas de regalo o kits de cosméticos. Hay marcas o establecimientos que preparan lotes especiales de regalo para Navidad. Averigua cuál es su producto o marca preferidos y acierta seguro. Por ejemplo: un kit de labiales en diferentes tonos, un lote listo para manicura francesa, una cesta con las mejores cremas hidratantes para el cuerpo, un kit para unas manos perfectas e hidratadas… Si no sabes que cremas elegir para el cuidado idóneo de cualquier tipo de piel, echa un vistazo a la gama de productos Neo de Bioxán. Tu carta de Navidad será un acierto seguro.

 

El uso de cremas regeneradoras es muy recomendable para recuperar la piel dañada por el cáncer de mama. A continuación, exponemos su eficacia y la de otros tratamientos complementarios.

Cosméticos imprescindibles para las pacientes de cáncer de mama

El cáncer no solo afecta a la glándula mamaria, sino también al correcto funcionamiento del organismo. Así, es necesario confiar en la funcionalidad de los tratamientos que ahora se explican para paliar los síntomas de la radiodermitis, afección que suelen padecer las mujeres que se someten a un tratamiento de radioterapia.

Cremas regeneradoras

La enfermedad produce el aumento en la división de las células epiteliales lo que provoca una mayor deshidratación y un aumento de la sensibilidad. Estas cremas ayudan a regenerar la piel dañada estimulando la creación de colágeno y elastina. Además, hidratan de forma profunda y consiguen mantener la humedad en la piel durante más tiempo.

Protectores solares

El tratamiento de quimioterapia produce una hiperpigmentación que afecta a distintas áreas de la piel. Es imprescindible que reduzcamos al máximo la exposición al sol y hacer uso de protectores solares con un factor de protección alto para evitar el empeoramiento de síntomas como el enrojecimiento o la hipersensibilidad. No está en absoluto recomendado el uso de cremas para eliminar las manchas cutáneas ya que afectan a la pigmentación aumentando así el problema.

Cremas hidratantes

Han de ser siempre específicas para la xerosis que aparece acompañada de la dermatitis exfoliativa. El producto que debemos escoger ha de ser hidratante y emoliente para fortalecer la barrera hidrolipídica. El uso de productos con retinol y con efecto drenante o destinados a quemar la grasa localizada es muy contraproducente llegando a provocar el aumento del síntoma arriba descrito.

Así, las cremas regeneradoras y el resto de tratamientos arriba comentados son complementos idóneos para proteger nuestra piel durante el proceso de recuperación del cáncer de mama.

 

Los beneficios de usar cremas regeneradoras que contienen vitamina E son muchos y su uso continuo tiene efecto acumulativo en nuestra piel. Junto a otros ingredientes naturales cómo la vitamina C y el omega 3 devuelven a la piel el aspecto radiante y lozano.

La importancia de usar ingredientes de origen natural

Los productos de belleza que contienen ingredientes naturales no causan alergias, enrojecimientos o resequedad. Las cremas para regenerar fabricadas con estos compuestos tienen una similitud orgánica con nuestras células, por lo que se absorben muy bien y tienen efectos duraderos.

Beneficios de la vitamina E

Los ingredientes de origen natural provienen de plantas y no son derivados químicos. La vitamina E es uno de los más utilizados en la cosmética natural.

1. El efecto antioxidante de la vitamina E restablece el balance redox al eliminar los radicales libres que lo alteran. Estas moléculas con carga eléctrica causan lesiones a las células, que al acumularse producen el envejecimiento prematuro.

2. Tiene un efecto protector frente a agentes externos como la contaminación atmosférica y los rayos UVB.

3. Esta sustancia es capaz de difuminar y aclarar las manchas de la piel, causadas por el sol, la edad o el embarazo, devolviendo a nuestro rostro un aspecto uniforme y terso.

4. Contribuye a sanar las lesiones del acné y a prevenirlas. Además, nos ayuda a eliminar las pequeñas imperfecciones residuales en la piel.

5. Su efecto regenerador es particularmente activo en las secuelas de quemaduras causadas por las radiaciones solares. Las veremos notablemente atenuadas gracias a la hidratación y nutrición que brinda.

6. Contribuye a prevenir y eliminar las pequeñas arrugas del rostro, especialmente las que se nos forman cerca de los ojos y las comisuras labiales.

Las cremas regeneradoras elaboradas con ingredientes naturales nutren, hidratan y equilibran el pH de nuestra piel. Gracias a ello brindan una renovada lozanía y un aspecto luminoso.

 

¡Ya estamos aquí!

Ha sido un periodo de investigación y mejora para poder ofreceros el mejor producto posible. Durante este periodo de evolución de BIOXAN hemos conseguido optimizar  los ingredientes activos consiguiendo una formulación novedosa que puede provocar efectos anti-polución (paliación del efecto de la contaminación sobre piel expuesta).

La piel expuesta a contaminación experimenta una mayor tasa de secreción de sebo y una mayor cantidad de ácido láctico que provoca una bajada del nivel de acidez subcutáneo en comparación con pieles no expuestas.

 

“Durante esta evolución, hemos conseguido optimizar las concentraciones suficientes entra la mezcla sinérgica de Vitamina E natural y Vitamina C natural, para ofrecer una protección contra la contaminación de nuestros días”.

 

Hemos encontrado que productos que contienen tanto vitaminas C como E muestran una mayor eficacia de fotoprotección que cualquiera de los antioxidantes solos. Estos efectos sinérgicos se deben a la capacidad de la vitamina C para regenerar la vitamina E oxidada. Además de las propiedades antioxidantes e hidratantes, varios estudios han demostrado que la vitamina E actúa tópicamente para proteger contra el daño UVB.

Además, no debemos olvidar que la vitamina E actúa como:

  • Agente antiinflamatorio
  • Antioxidante
  • Agente hidratante
  • Protector de la piel

 

Y como muchos ya sabéis, somos el producto dermocosmético con la mayor concentración de Vitamina E del mercado.

Otros cambios que os van a encantar es que gracias a esta optimización se ha conseguido mejorar el aroma, que a muchos no les acababa de gustar.

Sin olvidarnos del packaging, ¿encuentras las diferencias? Compártelo en tus redes sociales con el hastag #VuelveBioxan.

Esperamos que disfrutéis de todo lo nuevo que os ofrecemos y como siempre, estamos abiertos a escuchar tu opinión.

 

Por cierto, tienes un descuento del 20% en toda la gama durante este mes. ¡Aprovecha! → Compra pulsando aquí

 

El equipo Bioxán.

Hay tratamientos fotosensibilizantes con los que la piel reacciona a los rayos UV. ¿Cuáles son esos medicamentos y cómo debemos protegernos en estos casos?

Quemaduras, ampollas, edemas… La piel de algunas personas reacciona de manera inesperada ante una exposición más o menos prolongada a los rayos del sol. Lo que podría quedar en una leve quemadura por falta de precaución o por descuido puede convertirse en lesiones de gravedad que necesitan tratamiento inmediato.

Pero, ¿en qué casos pueden aparecer estas preocupantes lesiones en la piel? En aquellos en los que la persona esté sometida a un tratamiento con medicamentos fotosensibilizantes. ¿Quieres saber cuáles son y qué precauciones se deben tomar?

💊 Pieles fotosensibles por acción de los medicamentos

La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) diferencia entre fototoxia y fotoalergia a la hora de hablar de reacciones de la piel en cuerpos sometidos a sustancias fotosensibilizantes, entre los que se encuentran algunos medicamentos.

  • La primera, la fototoxia, es la reacción de la dermis que se produce por un aumento de la absorción de la luz solar (o de la sensibilidad a los rayos UV) por contacto con determinadas sustancias.
  • La fotoalergia, por su parte, se refiere a la reacción de la piel por acción de una sustancia que reacciona al contacto de los rayos UV (fotoproducto) y que no necesita una gran exposición al sol.

Tanto en una como en otra, entran en juego determinados medicamentos fotosensibilizantes. La única diferencia es el resultado final: quemaduras magnificadas, inflamación y ampollas en el caso de la fototoxia; picor, vesículas, eritema y descamación en reacciones fotoalérgicas.

💊 ¿Cuáles son los medicamentos que vuelven a la piel fotosensible?

Lejos de lo que puede parecer, los medicamentos fotosensibilizantes son de uso común. De hecho, es probable que tengas más de uno en tu botiquín de emergencias domésticas. Estos son los más habituales:

  • Antiinflamatorios, como el ibuprofeno
  • Antibióticos
  • Antidepresivos y psicofármacos, como el diazepam
  • Antihistamínicos
  • Antiulcerosos, como el omeprazol
  • Anticonceptivos
  • Antihipertensivos

💊 ¿Cómo evitar estas reacciones de las pieles fotosensibles?

En Bioxán, somos máximos defensores de la protección frente a los rayos UV, el cuidado de la piel y la prevención de las lesiones cutáneas. Por eso, consumas o no medicamentos fotosensibilizantes, te recomendamos tomar todas las precauciones necesarias para que el sol siga siendo un aliado y no se convierta en el peor enemigo de tu dermis.

Pero si estás sometido a algún tipo de tratamiento médico, te aconsejamos extremar aún más todas las medidas de fotoprotección. Pregunta a tu especialista o farmacéutico si el medicamento es fotosensibilizante, no salgas de casa sin protector solar, evita las exposiciones directas a los rayos UV y recurre a prendas de ropa adecuadas para verano y demás accesorios que no dejen ni un solo resquicio al sol.

 

 

 

Los autobronceadores son la ayuda que muchos necesitan para conseguir una piel morena. ¿Sabes cómo utilizarlo para que no aparezcan manchas indeseadas?

No lo podemos negar: en verano, las pieles bronceadas (sin excesos y con todas las precauciones necesarias) resultan mucho más bonitas y llamativas. Pero no todo el mundo tiene la misma capacidad de conseguir la tonalidad adecuada para que los colores de verano le sienten como un guante. Según la cantidad de melanina que produzca su cuerpo, hay personas que consiguen ponerse morenas solo con salir a la calle y, además, consiguen prolongarlo en el tiempo con diferentes trucos; otras, mientras tanto, solo pueden presumir cuando enseñan las marcas del bronceado.

Por suerte para este último grupo, existen los autobronceadores, cosméticos que consiguen mejorar la tonalidad de la piel de manera más o menos natural. Aunque no siempre cuentan con buena crítica, puesto que una mala aplicación puede tirar por la borda cualquier intento de aumentar el bronceado. Te enseñamos a aplicar estas cremas con color para que escuches, por fin, el deseado “qué moreno más bonito tienes”.

☀️ Cómo aplicar correctamente el autobronceador

Las primeras veces con el autobronceador suelen ser un auténtico desastre. Sobre todo, las de todos aquellos que lo intentaron en los inicios de estos novedosos cosméticos y que acabaron con un tono de piel tirando a anaranjado, con ronchas sin “broncear” o con problemas de manchas en la ropa. Aunque sea difícil, vamos a intentar olvidar estas experiencias y empezar a ver a los autobronceadores como uno de nuestros mejores aliados.

☀️ Si quieres que cumpla su función y que te ayude a mejorar el tono blanquecino de tu piel, sigue estos pasos a la hora de aplicarte el bronceador:

  1. Intenta depilarte con unos días de antelación. Debes dejar un margen de, al menos, 24 horas entre un proceso y otro para evitar la irritación de la piel.
  2. Exfolia antes de broncear. El día antes de la primera aplicación del autobronceador, realiza una exfoliación completa de la piel para que esta esté suave, lisa y sin imperfecciones. Recuerda que también es uno de los pasos necesarios para preparar la dermis antes de las primeras exposiciones a los rayos UV.
  3. E hidrata. El último paso previo y necesario antes de ponerse manos a la obra con el autobronceador pasa por el uso de cremas hidratantes. Después de exfoliar, la piel necesita sus dosis de hidratación para permanecer suave y cuidada. Sobre todo, presta especial atención a las zonas que más se resecan, como los codos.
  4. El momento crítico: la aplicación. Lo más habitual es encontrarse los autobronceadores en formato crema o aerosol. En estos casos, la forma más adecuada para aplicarlo y conseguir que se mantenga de manera duradera es en “barrido”: de manera ascendente (desde los pies a los brazos) y con paciencia y exhaustividad.
  • El truco definitivo: usa un guante. Cada vez son más los productos autobronceadores que incluyen utensilios para facilitar su aplicación. Y los guantes son uno de ellos (imprescindibles, por cierto, para conseguir un buen resultado).
  1. Espera un par de horas y no dejes de hidratar. No puedes ducharte o vestirte de inmediato tras la aplicación del autobronceador. De hecho, tendrás que esperar un par de horas si no quieres manchar todo lo que te pongas para salir a la calle. Además, si quieres que el tono se mantenga hasta la siguiente aplicación, no te olvides de utilizar una crema hidratante corporal como la de Bioxán a diario.

 

 

El verano parece una buena época hasta que empiezan a aparecer los viejos enemigos de la piel. Hongos, manchas, picaduras… Este año, gánales la batalla.

No hay cifras oficiales, pero es una realidad conocida: el periodo estival es una de las épocas favoritas del año para una parte considerable de la ciudadanía. Y es que, el mero aumento de las horas de luz natural ya supone toda una carga de energía para todos los que, con más o menos suerte, han tenido que capear el temporal de la rutina diaria. Aunque la subida excesiva de temperaturas no siempre ayuda, disfrutar del aire y el tiempo libres sin preocupaciones ni horarios es un sueño que se hace realidad en los meses estivales.

Sin embargo, no es un periodo tan bueno para la piel. En esta época, aumenta la incidencia de problemas dérmicos a los que, durante el resto del año, no les hemos prestado demasiada atención. ¿Quieres saber cuáles son y cómo ponerles freno?

🌞 Principales afecciones de la piel en verano y cómo solucionarlas

  1. Picaduras de insectos. Los mosquitos y sus molestos zumbidos se han ganado a pulso la primera posición en la lista de los problemas de la piel más habituales en verano. No importa lo atentos que permanezcamos o las veces que echemos repelente: están ahí y siempre consiguen atacarnos. Pero no son los únicos bichos que pueden picarnos y debemos permanecer atentos a los síntomas.

Cómo prevenir y evitar problemas mayores. Es importante utilizar repelentes, aerosoles y sistemas de protección. Pero estos no son métodos 100% infalibles. Por eso, si no has llegado a tiempo y tienes una picadura, intenta no rascarte en exceso (para no infectar la herida) y vigila su evolución para descartar reacciones peligrosas.

  1. Infecciones por hongos y bacterias. El calor y la humedad hacen posible la proliferación de microorganismos en donde menos lo esperamos. El constante contacto con el agua de la piscina o del mar o, mismamente, el aumento de la transpiración corporal suponen todo un peligro. Seguro que te suenan términos como el “pie de atleta” o la foliculitis, que no son más que infecciones por hongos en diferentes partes del cuerpo.

¿Cómo evitarlas? Intentando mantener la piel limpia, seca e hidratada en todo momento, evitar la ropa muy ajustada cuando hace mucho calor (estas son las prendas más adecuadas para verano), utilizar un calzado adecuado y transpirable.

  1. Alergia solar. Aunque el sol es pura vitamina, también es uno de los enemigos más potentes y devastadores de la piel. Por eso, cada vez son más las reacciones que aparecen tras la exposición a los rayos UV y que provocan grandes molestias a quienes las padecen. Por simple genética o por diversas causas de fotosensibilidad, este problema de la piel se caracteriza por la aparición de manchas y protuberancias rojas por todo el cuerpo.

¿Cómo evitarla? El primer paso es siempre una buena protección, con cremas solares con suficiente FPS. Tal vez lo que parece una alergia al sol, no es más que una quemadura por falta de prevención. En cualquier caso, comprueba si estás tomando medicamentos que favorecen la fotosensibilidad o, de la mano del dermatólogo, si tu piel es demasiado sensible para los embistes del sol.

Estos son los tres grandes enemigos de la piel durante el verano que, aunque conocidos, no son tan fáciles de evitar como parece. Sumados a otros como las manchas, son la causa del malestar de muchas personas. Extrema las precauciones pero, sobre todo, no te olvides de disfrutar del verano que dura poco.