Archivos de Categoría: Salud y Belleza

Recopilación de posts del blog Bioxán que tratan sobre salud y belleza

Resaca de la piel: así afectan a tu rostro los excesos de las fiestas

Mujer aplicándose crema en el rostro frente a un espejo

Año nuevo, vida nueva. Aunque quizás se nos está haciendo un poco cuesta arriba volver a la rutina y afrontar enero con energía, tenemos que llevar a cabo un esfuerzo para recuperar nuestros rituales de belleza previos a las fiestas o incluso plantearnos afrontar alguno nuevo. Dejar atrás las Navidades es duro, porque es una época de celebración, reencuentros y grandes momentos, pero también es el momento en el que nos permitimos darnos más de un capricho.

Precisamente por eso, debemos afrontar esta vuelta a la carga con más energía, ya que los excesos generan un gran lastre en todo nuestro organismo, especialmente en la piel. Si estos días notamos nuestra dermis más deshidratada, más flácida o con menos luminosidad, es normal, pero debemos abordar una rutina de cuidados que nos ayude a recuperar el bienestar cutáneo.

Efectos de los excesos navideños sobre la piel

El alcohol y el tabaco

El alcohol y el tabaco contribuyen a la formación de los radicales libres y propician la sequedad de la piel. Esta, a su vez, provoca el envejecimiento prematuro, la aparición de arrugas y la pérdida de luminosidad del rostro. Una de las claves para contrarrestar su efecto es alternar el consumo de alcohol con el de agua mineral. Además de la hidratación interna, es fundamental reforzar la hidratación cutánea con alguna crema emoliente que ayude a prevenir los daños del alcohol y a recuperar la tersura después de su consumo excesivo.

Comidas copiosas

Las cenas y comidas navideñas son todo un combo de rutinas dañinas para nuestro organismo. En ellas normalmente hay exceso de sal, y los azúcares son los grandes invitados de los postres, a lo que hay que sumarle el alcohol de los brindis. Pero, además, hay que tener cuidado con los hidratos de carbono y el resto de alimentos con alto índice glucémico que, junto a los lácteos, impulsan la secreción de grasa y pueden derivar en acné.

El consumo excesivo de sal genera deshidratación y favorece una sobreproducción de sebo para suplir las carencias de agua en la dermis. Además, el azúcar genera la glicación de la piel, un proceso que afecta directamente a la producción de colágeno y elastina, proteínas necesarias para mantener la elasticidad y robustez cutánea. Para paliar estos efectos es fundamental implementar el consumo de agua mineral e infusiones como el té verde, que tiene un alto poder antioxidante.

Por otra parte, están las grasas trans, que son el resultado de la hidrogenación de otras grasas, como por ejemplo cuando exponemos el aceite a altas temperaturas para freír alimentos. El consumo excesivo de este tipo de grasas deriva en problemas de circulación, que limitan la oxigenación de la piel y lastran la producción de colágeno y elastina.

Para contrarrestar los efectos de las comidas abundantes lo ideal es recuperar una dieta rica en pescados azules, cereales integrales, frutas y verduras, especialmente las de hoja verde, que cuentan con un alto porcentaje de vitamina C, compuesto con altas propiedades antioxidantes y reparadoras. Y para la próxima comilona, un buen paso previo de preparación es consumir alimentos con un alto contenido en fibra, que ayuda a controlar los picos de azúcar en sangre.

Te puede interesar: Cómo proteger la piel de los excesos de Navidad

La falta de descanso

El consumo de alcohol y las comidas copiosas suelen producir sensación de pesadez y malestar, algo que afecta directamente a la calidad de nuestro sueño. Por la noche es cuando nuestro cuerpo realiza una mayor acción de regeneración cutánea, por lo que el proceso se ve alterado cuando modificamos nuestros hábitos de descanso. La piel empieza a generar cortisol, una hormona que provoca la irritación de la piel y limita la producción de colágeno y ácido hialurónico, lo que provoca la pérdida de elasticidad y tersura cutánea.

Además de tratar de recuperar una rutina de descanso de entre 7 y 8 horas, podemos optar por productos que ayuden a reforzar y rejuvenecer nuestra mirada. El contorno de ojos regenerador de Bioxán ayuda a disimular los efectos del cansancio gracias a su acción hidratante y antioxidante, que disminuye el color de las ojeras y reduce las bolsas y las líneas de expresión.

Consecuencias de la falta de sueño en la piel y cómo combatirlas

Exceso de maquillaje

Los momentos de celebración implican que queramos estar perfectos para reencontrarnos con todos nuestros seres queridos. Si en una semana normal apostamos por maquillajes más sobrios o ligeros, en Navidad entramos en una rutina en la que nos maquillamos más de lo habitual, y nuestra piel lo nota. El exceso de suciedad provoca la obstrucción de los poros, que puede derivar en pequeños brotes de acné y sequedad.

Ante esto, el consejo más infalible es establecer una rutina de limpieza y preparación de la piel constante. Si ya es esencial ejecutar una doble limpieza facial diaria, mucho más cuando nos vamos a maquillar. Antes de aplicar el producto debemos preparar la piel con una buena crema facial reparadora, e incluso un sérum hidratante facial, que proporcionarán la hidratación necesaria para contrarrestar el efecto mate de muchos maquillajes. También es preferible apostar por bases poco oclusivas e indicadas para nuestro tipo de piel. ¡Descubre tu tipo de piel con el test de Bioxán!

Lo más importante es recordar desmaquillarnos siempre, sea la hora que sea, ya que por la noche es cuando se produce la mayor acción regeneradora de la piel, por lo que, si dormimos con la dermis sucia, se genera una barrera que impide la eliminación de las impurezas. Una buena leche limpiadora y un tónico que ayude a cerrar los poros, acompañados de una buena hidratante y un sérum se convertirán en nuestros mejores aliados.

Recomendaciones para recuperar la piel de los excesos navideños

La Navidad es un momento para disfrutar y es importante desconectar durante unos días, por lo que podemos excedernos sin remordimientos. Sin embargo, lo mejor es saber encontrar un equilibrio y preparar nuestro cuerpo para las celebraciones. Recordamos que una alimentación rica en frutas y verduras junto a la ingesta de alrededor de dos litros de agua mineral al día, combinado con bebidas como el té verde, es muy efectivo para mantener la vitalidad cutánea.

Por otra parte, independientemente de la época del año, la protección solar es condición indispensable para el cuidado de la piel y debe ser integrada de forma casi obligatoria en la rutina diaria. Esta debe ir precedida por una limpieza profunda y por productos altamente hidratantes y reparadores, como la crema facial reparadora de Bioxán o el sérum reparador de vitamina C.

Una piel hidratada y regulada genera una barrera protectora que la hace más resistente a los efectos de los radicales libres y facilita su reparación. Teniendo esto en cuenta, es tan importante el proceso de cuidado posterior como el previo, para reforzar la robustez cutánea y poder darnos caprichos de vez en cuando sin lamentaciones.

5 planes para hacer en casa estas Navidades

Taza de chocolate y galletas de jengibre planes para hacer en casa en Navidad

La Navidad es la época de las celebraciones por excelencia. Numerosas tradiciones y costumbres hacen que nos sintamos en la necesidad de celebrar, de reunirnos con nuestros seres queridos, de compartir con ellos cada momento especial.

Además, suele gustarnos y hacernos especial ilusión reunirnos en casa con cualquier excusa. Sabemos que esto es de lo más bonito que tiene la Navidad, por eso hoy os proponemos 5 actividades que podemos hacer sin salir de casa con las que poder divertirnos, relajarnos y pasar un buen rato tanto.  ¡Vamos a ello!

Los mejores planes navideños desde casa

1. Decorar la casa con adornos navideños hechos a mano

Una de las tradiciones más típicas de la Navidad es decorar la casa. ¿A quién no le gustan las decoraciones navideñas?

Si no lo has hecho ya, es el momento de que te pongas manos a la obra. Seguro que ya tienes puesto en casa el belén, el árbol con sus adornos y la estrella, los calcetines navideños, pegatinas en las ventanas e incluso un Papá Noel trepando por tu terraza. Pero ¿no es más divertido hacer adornos manuales?

Lo que te proponemos es despertar tu creatividad. Con cosas que tengas por casa puedes hacer unos adornos personalizados que estamos seguros no pasarán desapercibidos. Puedes decorar los vasos de yogur de cristal para hacer porta velas navideños, utilizar cartulinas para hacer estrellas y colgarlas en el árbol, hacer bolas de navidad para el árbol con lana, decorar piñas con motivos navideños para elaborar un centro de mesa o elaborar postales navideñas manuales. ¿Se te ocurre un plan mejor?

2. Recetas navideñas fáciles y saludables

De todas las actividades navideñas que se pueden realizar en casa, no podía faltar alguna dulce. Y es que en esta época normalmente nos sentimos más animados y nos apetece más cocinar, experimentar con nuevos platos y, sobre todo, decorarlos con un toque diferente.

Para ello los postres y los dulces suelen ser nuestros mejores aliados. Además de tratarse de recetas divertidas, que podemos preparar con la familia y con los niños, vienen genial para sorprender a los invitados en estas fechas.

Lánzate y prueba preparar las típicas galletas de jengibre, magdalenas decoradas de Papá Noel, bizcochos con forma de árbol de Navidad… ¡O sé más creativo e inventa tu propia receta navideña!

3. Ver películas de Navidad

Las películas de Navidad son todo un clásico que se repite cada año. Además, hay una gran variedad, por lo que puedes elegir pelis para verlas con los peques de la casa, con tu pareja, con amigos…

Hoy en día parece que las plataformas de streaming están decididas a convertirse en el hogar del cine navideño, y todas ofrecen una selección que abarca todas las propuestas: historias románticas, comedias, películas animadas, etc. ¡Seguro que tú tienes tu favorita!

No importa si son películas que hemos visto hasta la saciedad, cada año regresan en estas fechas y nunca nos cansamos de ellas, ¿verdad? Pues este es el plan: prepara unos tazones de chocolate caliente, métete debajo de la manta y dale al play.

4. Escribir la carta a Papá Noel o a los Reyes Magos

Aunque parezca una actividad dirigida a los pequeños, estamos convencidos de que a ti también puede venirte bien. Las compras navideñas y el no saber qué regalar suponen un estrés que podemos evitar fácilmente escribiendo nuestra propia carta.

Lo que debes hacer es buscar un momento para ti, coger papel y lápiz y empezar a pensar en aquellas cosas que, o bien necesitas, o simplemente te apetece darte el capricho. Aquí lo importante es dejarlo reflejado sobre el papel y esperar a que nuestros Reyes Magos nos sorprendan con un paquete debajo del árbol.

Si como todo el equipo de Bioxán siempre necesitas un cosmético que se te ha acabado, uno que tienes ganas de probar o uno que no puede faltar en tu neceser (especialmente en estas fechas), entonces tu lista va a ser muy sencilla. Regalar este tipo de productos es regalar bienestar, y eso siempre será un acierto seguro.

En Bioxán nos dedicamos a ayudar a las personas a regenerar su piel y a recuperar su estado de salud y bienestar, pero también nos encanta la Navidad y los regalos. Por eso hemos puesto un 25% de descuento en todos nuestros packs hasta que acaben las fiestas.

| Te puede interesar: Cómo proteger la piel de los excesos de Navidad

Y si eres tú quien no sabe qué regalar, te dejamos 5 ideas de regalos para estas Navidades con los que no vas a fallar.

5. Definir propósitos de año nuevo

Este es el momento perfecto para definir los propósitos de año nuevo que estamos deseando cumplir, pero que hemos ido posponiendo hasta que llegara este momento. Y nos referimos especialmente a aquellos que tienen que ver con nosotros, con cuidarnos y prestarnos atención a nosotros mismos.

A lo largo del día nos vemos saturados con el trabajo y las tareas del hogar, y no es de extrañar que nos olvidemos de nosotros, pero no hay mejor momento que este para revertir esa situación.

En pocos días empezaremos un nuevo año, y con él tendremos que empezar nuevas rutinas, así que: apúntate al gimnasio y acude, por lo menos, cuatro veces por semana, define una rutina de ejercicios que puedas realizar en casa, establece un plan semanal de alimentación variada y equilibrada y sé constante con tu rutina de cuidados faciales y corporales.

Incidimos en este último punto porque la base para cumplir todos los propósitos que definamos será sentirnos bien con nosotros mismos, y la mejor manera de conseguirlo es cuidando nuestro aspecto. Al igual que nos gusta arreglarnos para vernos bien, nos gusta tener un buen aspecto cada mañana, lucir una piel tersa y luminosa y un rostro sin manchas ni ojeras; y si hay algo de lo que sabemos en Bioxán es del cuidado de la piel.

¿Qué te han parecido estos planes navideños para hacer en casa? ¡Cuéntanos cuál es el que vas a poner en práctica estas Navidades!

Cómo proteger la piel de los excesos en Navidad

Personas brindando con copas en Navidad

La Navidad es uno de los periodos más agitados del año. Una época marcada por los reencuentros y por multitud de eventos que conllevan no solo un exceso de comidas, sino también un cambio en los hábitos diarios. Las comidas contundentes suelen terminar con algún que otro postre navideño, además de los brindis, que nos llevan a las copas, después un poco de fiesta… y ya tenemos el cóctel perfecto para que se nos desregule la piel.

Cualquier excusa es buena para deleitarnos con una buena comida, pero estas suelen ser muy copiosas. Hay que tener en cuenta que el exceso de azúcar produce picos de insulina, que aumenta la inflamación de la piel, mientras que la sal genera deshidratación. Por otra parte, en Navidad también socializamos más y estamos en mayor contacto con la contaminación de la ciudad, lo que genera una mayor suciedad.

Esto, unido a los efectos nocivos del alcohol sobre la dermis y de otras sustancias como el tabaco, muchas veces asociado al ámbito social, hacen que haya que tener especial precaución y establecer una rutina de cuidados constante para poder evitar el malestar cutáneo. A continuación, os damos algunos consejos.

Pasos para proteger la piel de los excesos en Navidad

1. Rutina de limpieza de la piel

Los compromisos sociales nos condicionan y en esta época es casi imposible no tener alguna que otra reunión con seres queridos.

Es normal que queramos que nos vean bien y muchas veces recurrimos al maquillaje más de lo habitual. Sin embargo, debemos tener cuidado con la elección de los productos que nos aplicamos. El mejor consejo es apostar por la calidad y no por la cantidad, empleando una base o corrector no comedogénico y sin aceites en el caso de las pieles grasas, y uno un poco más untuoso en el caso de las secas.

Identifica cuál es tu tipo con el test de la piel de Bioxán

Es importante recordar la relevancia de una rutina de limpieza facial diaria para mantener la piel cuidada. Pero especialmente después de una noche de fiesta y excesos, ya que durante la noche es cuando tiene lugar una mayor actividad cutánea. Si no eliminamos la suciedad, estableceremos una barrera para la oxigenación de los poros y la eliminación de toxinas, lo que puede producir la aparición de granos.

Lo ideal es establecer una rutina de doble limpieza facial, es decir, dos veces al día, por la mañana y por la noche, especialmente esta última. Recomendamos utilizar una leche limpiadora y masajear el rostro durante un par de minutos, incidiendo en las zonas más propensas a generar grasa. Después, debemos retirar los restos con agua tibia y emplear un tónico o agua micelar que ayude a cerrar los poros.

Para conseguir mejores efectos, un buen consejo es combinar la limpieza con algún sérum antioxidante, que ayude a la piel en el proceso de reparación. El sérum hidratante facial de Bioxán está producido con ingredientes naturales, que favorecen la recuperación de la piel y su hidratación, además de reforzar su barrera protectora, evitando la acción de los radicales libres.

2. Hidratación en profundidad

El alcohol tiene un efecto diurético, que conlleva la pérdida de hidratación de la piel y genera un aspecto más apagado. De la misma forma, el exceso de sal y azúcar, que son los grandes protagonistas de las comidas familiares, disminuyen la humedad de la dermis y favorecen la aparición de brotes de acné y brillos.

Debemos ser conscientes de que, para recuperar el organismo después de los excesos, hay que optar por una hidratación en profundidad, tanto interna como externa. Como mínimo, hay que beber de 1,5 a 2 litros de agua diarios, aunque esto variará en función de las necesidades de cada persona.

Para el cuidado externo, es importante apostar por productos con compuestos como la vitamina C, que posee un gran valor antioxidante y reparador. Neutraliza la acción de los radicales libres, evitando la degradación de la piel y también estimula la producción de colágeno, fundamental para mantener la piel tersa e hidratada. De esta forma, la crema facial regeneradora de Bioxán se puede convertir en tu mejor aliada, ya que ayuda a recuperar la estructura celular natural de la dermis y actúa sobre las pequeñas marcas o cicatrices que nos puede dejar algún granito.

3. Alimentación rica en frutas y verduras

Durante la Navidad nos gusta reencontrarnos con todos nuestros seres queridos, lo que implica tener muchas reuniones y excedernos con la alimentación. Esto no significa que tengamos que privarnos o que después debamos castigarnos por habernos dado un festín, pero es recomendable preparar el cuerpo antes y después de las fiestas.

Lo mejor es recuperar una dieta equilibrada, cargada de frutas y verduras, especialmente las de color verde, como las espinacas y el brócoli, ya que cuentan con una alta concentración de agua y un gran aporte de vitamina C y otros nutrientes como el calcio o el magnesio

Además, frutas como el kiwi, la naranja o el limón, también ayudan a depurar el organismo, y los frutos secos son un buen complemento por su riqueza antioxidante. También es conveniente optar por alimentos ricos en omega 3, como los pescados azules o las algas, que ayudarán a la despigmentación de la piel.

Si hablamos de líquidos, la apuesta segura es el agua mineral. Evitemos los zumos, tanto los procesados como los naturales. Al exprimir las frutas, se pierde la fibra y se liberan los azúcares, lo que produce una absorción de estos mucho más rápida. Por otra parte, aunque pensamos que el café es nuestro mejor compañero para las épocas de cansancio, la cafeína tiene efectos contraproducentes para la piel, por lo que es mejor sustituirla por un té verde, cuyas propiedades previenen el envejecimiento prematuro de la piel.

4. Protección solar también en Navidad

Es habitual pensar que la protección solar solo es necesaria en verano o cuando estamos bajo una exposición directa. Sin embargo, las radiaciones están presentes hasta en los días nublados y, en Navidad, solemos hacer planes durante todo el día o incluso podemos optar por hacer una escapada a la nieve. Lo ideal es protegerse del sol a diario durante todo el año y para todo tipo de eventos.

Normalmente, el maquillaje ya contiene un índice de protección, pero es mejor no arriesgarse y aplicar una dosis extra de crema solar, para evitar que las radiaciones actúen sobre nuestro rostro. De esta forma, conseguiremos una piel más hidratada y facilitaremos la regeneración de la piel y su despigmentación.

5. Horas de descanso suficientes

El proceso de reparación de la piel se produce durante la noche, especialmente en las primeras fases de sueño. Precisamente, en las vacaciones solemos alterar los hábitos de descanso y esto tiene un impacto sobre la piel, dado que no tiene el mismo margen de recuperación.

Lo recomendable es dormir de 7 a 8 horas diarias para mantener un buen cuidado cutáneo, por lo que debemos intentar establecer una buena rutina de descanso, intentando acostarnos todos los días a la misma hora.

Una buena opción para evitar una mirada cansada es añadir a nuestra rutina diaria algún producto que ayude a disimular las ojeras y reducir las bolsas. El contorno de ojos regenerativo intenso de Bioxán tiene un alto poder regenerador y antioxidante, que ayuda a eliminar los efectos del cansancio para lucir una mirada fresca.

En resumen, podemos disfrutar durante toda la Navidad de un merecido descanso y caer en todas las tentaciones, pero, como siempre, hay que tener cierto control. Siguiendo estos sencillos pasos podremos paliar los efectos de los excesos y conseguir lucir una piel tersa y jugosa. La constancia y el empleo de productos de calidad son grandes claves para un buen cuidado cutáneo, que nos permitirá poder lucir nuestro mejor rostro durante las fiestas.

Cómo saber si tengo dermatitis atópica

Mano acariciando piel desnuda dermatitis atópica

Piel seca, enrojecida, con picor… Estos son algunos de los síntomas de la dermatitis atópica (DA), una afección de la piel cada vez más frecuente en toda la población que afecta tanto a niños como a adultos. No obstante, hay quienes muestran dificultades a la hora de identificar los síntomas.

Cuidar la piel atópica, incluso cuando los síntomas son leves, es fundamental para evitar nuevos brotes y para disminuir su gravedad, de ahí la importancia de saber identificarla para poder tratarla adecuadamente.

¿Cómo identificar la dermatitis atópica?

Lo primero y más importante es tener claro y saber reconocer e identificar los síntomas propios de la dermatitis atópica. Para ello hay que estudiar las señales que nos manda la piel, siendo lo más habitual la sensación de piel rugosa, escamosa, enrojecida y con picor.

Tampoco es de extrañar encontrar cambios en la dermis en forma de ampollas que pueden supurar y formas costras, grietas en la piel que pueden provocar sangrados, o erupciones en zonas de flexión, como la parte interna de los codos y las rodillas (aunque se puede extender a otras zonas como el cuello, la cara, las manos y los pies).

En cualquier caso, es importante evitar el rascado para no provocar heridas (o no empeorarlas) y, sobre todo, para prevenir el riesgo de infección, así como seguir una serie de recomendaciones generales para el tratamiento de la dermatitis atópica.

Pero ¿qué pasa si uno no está seguro de si se trata de dermatitis atópica o de otra afección de la piel? Si has evidenciado alguno de estos síntomas es muy probable que se trate de DA, y aunque se debe acudir al dermatólogo tan pronto como se detecten, hay señales que nos pueden ayudar a diferenciar la piel atópica de otras enfermedades.

¿Es la dermatitis atópica lo mismo que un eccema?

El eccema es un término general empleado para definir cualquier tipo de reacción provocada por la dermatitis o inflamación de la piel. La dermatitis atópica, en cambio, es el tipo de eccema más severo y el que más dura puesto que hablamos de una enfermedad crónica. Es habitual que afecte en la niñez y que desaparezca en la adolescencia, pero hay casos en los que persiste en la edad adulta.

Y, a pesar de que este término se utiliza con frecuencia para hacer referencia a la DA, hay muchas otras enfermedades de la piel que también son eccemas, como la dermatitis seborreica, alérgica, de contacto, el eccema dishidrótico, el eccema discoide, y un largo etcétera.

Los eccemas se caracterizan por la piel roja que se agrieta y se descama, además, es muy característico que piquen. Sin embargo, pueden aparecer por diversas causas, tales como la sequedad, la irritación o alguna alergia en la piel.

Diferencias entre dermatitis atópica y alergia

La palabra dermatitis significa inflamación de la piel, pero el tipo de dermatitis varía en función del “apellido” que lleve detrás, así que la dermatitis atópica y la dermatitis alérgica son dos afecciones diferentes.

La diferencia fundamental entre una y otra es el origen: mientras que la DA es de origen desconocido, las causas por las que aparece son multifactoriales y suele darse en la infancia, la dermatitis alérgica se produce siempre por un agente externo y puede desarrollarse en cualquier momento de la vida.

La dermatitis alérgica, por definición, se repite cada vez que la piel entra en contacto con una sustancia, por eso se recomienda anotar qué alimentos se han consumido cada vez que aparece una reacción. Conocer la naturaleza de la dermatitis que padecemos es muy importante para utilizar el tratamiento más adecuado.

Por tanto, para considerar la dermatitis atópica como una alergia debería aparecer y desaparecer con cada contacto, cosa que no ocurre, por lo que no es correcto hablar de ellas indistintamente.

¿Por qué se descarta la dermatitis atópica?

Es muy común que se den los síntomas característicos de la dermatitis atópica pero que se descarte el hecho de padecer la enfermedad. ¿Por qué ocurre esto? En ocasiones se considera que se trata de un simple eccema temporal, o que la DA solo afecta a las personas alérgicas. Es cierto que la piel atópica puede afectar más a quienes tienen asma o alergias estacionales, es decir, son más propensos, pero no es necesario ser alérgico para desarrollarla.

Los síntomas de la dermatitis atópica no son permanentes, puede haber periodos libres de lesiones, pero eso no significa que haya que desechar la idea de acudir al dermatólogo por un posible brote de DA.

La importancia de hidratar la piel

Si para una piel sana hay multitud de razones por las que hidratar la piel es fundamental, para una piel atópica es todavía más necesario puesto que se trata de pieles muy secas con tendencia a agrietarse.

Los expertos aconsejan utilizar productos específicos para pieles sensibles que nutren en profundidad y protegen y regeneran la barrera cutánea dañada por este tipo de afecciones. Además, ¡te damos un consejo extra! Si guardas tu crema en la nevera, el efecto del frío ayudará a reducir el picor y las molestias.

Por último, recuerda que, aunque la dermatitis atópica es una enfermedad crónica que no tiene cura, las cremas y lociones ayudan a aliviar los síntomas, reducir la hinchazón, disminuir el picor y mejorar el aspecto de sequedad y descamación.

Utilidad de la vitamina E en cosmética

Alimentos verdes que contienen vitamina E para su utilidad en cosmética

¿Qué es la vitamina E?

La vitamina E es un compuesto que está presente naturalmente en la piel. Sin embargo, hay numerosos agentes externos que dificultan la protección de la dermis. Estos factores, como pueden ser una excesiva exposición solar, la contaminación o los frecuentes cambios de temperatura a los que nos enfrentamos en esta época del año, son los propulsores de los radicales libres.

Los radicales libres son unas moléculas que atacan a la barrera protectora de la piel, dañando las células y provocando un envejecimiento cutáneo prematuro. Sus efectos alteran la producción de colágeno y elastina, unas proteínas esenciales para conseguir una piel hidratada. Por ello, es importante apostar por la vitamina E y su potente acción antioxidante, que ayudará a recuperar el bienestar de la dermis.

¿Cuáles son las propiedades de la vitamina E?

La vitamina E cuenta con numerosos beneficios que ayudan a mantener el bienestar cutáneo, por lo que es un ingrediente muy recomendable para incluir en los productos cosméticos. Y no solo eso, sino que este componente ayuda a conservar los productos que cuenten con aceites esenciales de origen vegetal, que son más vulnerables a la oxidación.

Entre sus principales propiedades se encuentra el poder antioxidante, que ayuda a bloquear los efectos de los radicales libres ralentizando así el envejecimiento de la piel y el deterioro de los tejidos. También tiene un impacto importante en el control de las arrugas y líneas de expresión; esto se debe a su función regeneradora, que impulsa la producción de elastina y colágeno, para así conseguir regenerar los tejidos dañados.

Además, la vitamina E también cuenta con una potente acción antiinflamatoria, con especial importancia para la reparación cutánea. De esta forma, la vitamina E ayuda a recuperar los tejidos y facilita la cicatrización y la eliminación de manchas oscuras. Por ello, está especialmente indicada para pieles dañadas, con marcas o cualquier otro tipo de lesión, como aquellas que hayan padecido acné.

Otro de los factores fundamentales para la salud cutánea es la hidratación, ya que la piel contiene un 72% de agua. La sequedad puede generar irritación e incomodidad, además de lastrar el mecanismo de protección de la piel ante la contaminación. Por ello, el tocoferol, un compuesto a base de vitamina E, está indicado para recuperar la hidratación perdida por componentes internos y externos y reforzar la barrera protectora de la dermis. Su acción calmante actúa sobre la piel irritada, suavizándola y disipando las molestias.

La vitamina E como parte de la fórmula cosmética

Para conseguir un mejor resultado, la vitamina E actúa de forma óptima combinada con la vitamina C, un antioxidante natural que permite potenciar el efecto antiedad de la piel al protegerla de la acción de las radiaciones. Se encuentra presente en alimentos como los cítricos o los frutos rojos y entre sus beneficios, se encuentran la hidratación y regeneración de la piel, proporcionándole una mayor elasticidad y firmeza. Además, ayuda a reducir la producción de melanina, lo que favorece la luminosidad y brillo del rostro.

Otro de los componentes que funciona bien con la vitamina E es el ácido ferúlico, un activo con grandes propiedades antiinflamatorias que refuerza la barrera protectora de la piel y ayuda a la despigmentación. Por otra parte, combinada con el retinol, también se potencia su componente antioxidante, que previene los signos de envejecimiento.

Los mejores productos con vitamina E

El cuidado de la piel es fundamental para gozar de una mayor salud cutánea. Una dermis hidratada ayudará a proteger nuestro organismo de factores externos que puedan provocar un envejecimiento prematuro. Por ello, debemos apostar por cosméticos que cuenten con ingredientes naturales con un gran poder hidratante y reparador.

Las cremas regeneradoras de Bioxán poseen la mayor concentración de Vitamina E del mercado, que, combinada con la Vitamina C, presente también en la formulación de todos los productos, consigue un resultado altamente eficaz: repara los tejidos, protege la piel del fotoenvejecimiento y mantiene la elasticidad y resistencia.

Más concretamente, en Bioxán utilizamos el Tocoferol, un principio activo con una concentración del 95% que ayuda a detener la oxidación de las células cutáneas. De esta forma no solo evitamos la aparición de los signos de envejecimiento, sino que también ayudamos a calmar y reparar las pieles dañadas, para así lograr un mayor bienestar de nuestros clientes.

Cremas para la piel durante la quimioterapia

Torso de una mujer en sujetador sujetando unas flores

Los tratamientos oncológicos suponen un gran impacto para los pacientes, especialmente a nivel físico, deteriorando, entre otros, la piel, el cabello y las uñas. Es importante tener en cuenta la estética como un factor determinante a la hora de enfrentarse a una enfermedad como el cáncer. El bienestar físico tiene un gran impacto a nivel psíquico. Por ello, un aspecto físico cuidado, ayudará a implementar los niveles de autoestima de las personas que atraviesan la enfermedad y les ayudará a abordar la situación con una mayor comodidad.

Algunos de los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia afectan directamente a la dermis, provocando que la piel se vuelva más sensible. Entre las afecciones cutáneas más frecuentes están el enrojecimiento, la aparición de manchas, inflamación y deshidratación de la piel, que causa sequedad extrema y descamación. El dolor, la irritación y el picor intenso suelen ser habituales durante estos procesos y generan una constante molestia. Para ello, es esencial establecer una rutina de tratamiento de la piel, que ayude a revitalizarla y calmarla durante las radiaciones y que, además, se debe mantener una vez finalizados los tratamientos.

Cuidados de la piel durante la quimioterapia

Para prevenir y aliviar los efectos de las radiaciones, es importante cambiar nuestro estilo de vida y centrarnos en el cuidado interno y externo. Si bien, debemos tener en cuenta que hay que alterar algunos procesos de belleza e incluso algunas comidas para paliar la vulnerabilidad de la piel, aunque siempre bajo el control de un dermatólogo.

Es importante tener en cuenta que no se puede emplear cualquier producto, ya que el cuerpo se encuentra en un punto de sensibilidad en el que hay que tener especial precaución con los componentes. Algunos ingredientes, como el alcohol o algunos ácidos, pueden ser especialmente dañinos, así como los exfoliantes, que deberían ser eliminados de las rutinas de cuidado de las pieles sometidas a estos tratamientos.

Una de las cuestiones más importantes para el bienestar cutáneo es la alimentación, que debe ser rica en vitaminas A, B, C y D, además de incluir prebióticos y probióticos, que ayudarán en el proceso regenerador de la dermis. Por otra parte, para la limpieza debemos apostar por el agua templada, para así favorecer la rehidratación y el uso de jabones neutros o aceites, que actuarán mejor sobre la piel sensible. También hay que tener cuidado con la exposición al sol, evitando, en la medida de lo posible, la radiación directa y empleando barreras físicas y cremas solares de alta protección.

A esta rutina debemos añadirle el empleo de cremas regeneradoras durante todo el proceso de tratamiento y mínimo hasta tres meses después, evitando aquellas que contengan alcohol o perfumes, que generan una mayor sequedad.

Una piel bien hidratada ayuda a aliviar la tirantez y descamación. Por ello, es importante buscar productos que estén basados en ingredientes naturales con potentes efectos reparadores, como el ácido hialurónico o el aloe vera, muy efectivo por su poder calmante. Las materias primas naturales tienen un efecto positivo sobre la piel, por su similitud orgánica con las células de nuestros tejidos, lo que permite una mayor absorción de los nutrientes y unos resultados más duraderos.

Los ingredientes naturales en las cremas para la quimioterapia

Las cremas regeneradoras ayudan a recuperar las capas dañadas de la piel, ofreciendo una hidratación profunda y facilitando la producción de colágeno y elastina. Los productos de Bioxán están elaborados con un 99% de principios activos de origen natural, lo que supone un compromiso no solo con el bienestar del consumidor, sino también con el cuidado del medioambiente.

Entre los ingredientes empleados, destacan los a-Oligosacáridos, prebióticos naturales con un efecto fortalecedor de las barreras protectoras de la piel y una función regeneradora inmediata, o el Omega 3 de lino orgánico, que facilita la absorción de nutrientes y la expulsión de residuos.

Por otra parte, la vitamina E natural tiene un papel esencial en la renovación de la dermis. El Trocoferol es un potente activo que detiene el envejecimiento de la piel. Además, estimula la producción de colágeno y elastina, proteínas esenciales para el mantenimiento de una piel firme, tersa e hidratada. La vitamina C cumple con la función antioxidante, ya que el Oxabiol es un complejo vitamínico con un gran efecto reparador.

Todo esto contribuye a la recuperación de las pieles dañadas, actuando en las capas más profundas de la piel para conseguir reactivarlas y lograr una mayor elasticidad, hidratación y bienestar.

Bioxán apuesta por la calidad de vida de los pacientes de cáncer

Bioxán nace, precisamente, para dar cuidado a las pieles afectadas por los tratamientos de cura del cáncer y devolverles su estado natural. Un proceso tan complicado requiere de los mejores productos para conseguir una mejor apariencia a nivel físico y, consecuentemente, psicológico. Con una fórmula patentada, los productos de la firma consiguen que la piel funcione de forma adecuada y cumpla con sus funciones vitales para la salud del organismo.

En Bioxán trabajamos para brindar el mayor bienestar a nuestros clientes, ayudarles a recuperar la confianza en sí mismos y facilitarles, en definitiva, una mayor calidad de vida.

Psoriasis síntomas, causas y tratamiento

Psoriasis mujer de espaldas con la espalda desnuda

En esta época del año es cuando vemos que llega el frío otoñal, el estrés de la vuelta a la rutina empieza a hacer efecto y con el cambio de hora tenemos menos tiempo de estar en la calle y disfrutar de nuestro tiempo libre. Nos guste o no, esto afecta a nuestra salud, y también a nuestra piel, el órgano más extenso. Más concretamente, la psoriasis es una de las patologías que suelen empeorar con las bajas temperaturas.

8 consejos para cuidar tu piel en otoño

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel muy común que es de larga duración y no tiene cura. Las células se desarrollan rápidamente en la piel, y este sobrecrecimiento puede provocar placas gruesas y escamosas que causan picazón o molestias, siendo la descamación, el engrosamiento y la inflamación los signos básicos.

Normalmente se desarrolla en brotes que no siempre presentan la misma actividad, es decir, pueden durar semanas o meses y luego disminuir o incluso entrar en remisión.

Su expresión es, fundamentalmente, en la piel, pero hay ocasiones en las que puede ir más allá y afectar a las articulaciones y a otros órganos del cuerpo dando lugar a problemas hepáticos o cardiovasculares. Por tanto, no es un problema estético, sino una enfermedad en la que la búsqueda del tratamiento adecuado es fundamental para controlar sus síntomas.

Se trata de una patología bastante frecuente en España y que padece alrededor de un 2-3% de la población, indistintamente del sexo, empeorando su calidad de vida. No obstante, la experiencia de cada persona respecto a la psoriasis es distinta, hay quienes presentan síntomas leves y quienes sufren consecuencias más graves.

Con mayor frecuencia la psoriasis se presenta en forma de parches en la piel muy enrojecida o de color blanco, síntomas que pueden aparecer a cualquier edad, pero que son más frecuentes alrededor de los 20 años y en etapas posteriores, entorno a los 50 o 60 años.

¿Por qué la psoriasis empeora con el frío?

En esta época del año la psoriasis, al igual que otras enfermedades, empeora y surgen más brotes. En primer lugar, porque el sol mejora esta enfermedad, pero en otoño e invierno vamos más tapados; y en segundo lugar porque en verano solemos llevar una vida más relajada, mientras que el estrés de la vuelta a la rutina representa un factor agravante.

Además, el frío de por sí perjudica a la piel, pero si a eso le sumamos la calefacción que utilizamos en estos meses y los ambientes cerrados y secos, todo ello puede secar más la piel y hacer que se deshidrate. Por eso cuidar la piel e hidratarla a base de cremas emolientes es fundamental.

Síntomas de la psoriasis

Por lo general, la psoriasis tiende a seguir un curso de erupciones conocidas como exacerbaciones donde los síntomas son graves, y periodos de remisión donde los síntomas son moderados o inexistentes.

Y, a pesar de que, como hemos mencionado, los signos pueden variar de una persona a otra, es común la aparición de manchas rojas y escamosas que producen picor, sobre todo en el cuero cabelludo, la cara, los codos, las palmas de las manos, las rodillas o las plantas de los pies.

¿Cuáles son entonces los signos más comunes? Estos serían algunos de ellos:

  • Parches de piel rojiza cubiertos de gruesas escamas.
  • Pequeños puntos escamados que normalmente se dan en niños.
  • Piel seca y agrietada que puede sangrar y provocar picor.
  • Picazón, ardor o irritación de la piel.
  • Articulaciones inflamadas y rígidas.

Estas manchas pueden ir desde unos puntos de escamas similares a la caspa hasta erupciones que abarcan zonas grandes.

Y hay que tener en cuenta que los parches de la piel afectada por psoriasis son biológicamente distintos de los de la piel seca (xerosis), ya que en ellos participan tanto los vasos de la piel como las capas más profundas de la epidermis.

Causas de la psoriasis

Las células cutáneas de una piel sana crecen en lo profundo de la piel y suben hasta la superficie aproximadamente una vez al mes. Sin embargo, cuando una persona padece psoriasis este proceso ocurre en 14-15 días, lo que resulta en la acumulación de células muertas en la superficie formando esas escamas.

Los factores que pueden desencadenar este brote de psoriasis pueden ser genéticos, inmunológicos o ambientales.

Factores genéticos

Muchos estudios indican que existe una predisposición genética a la psoriasis, ya que la incidencia de esta enfermedad es más elevada entre los parientes de individuos que la padecen.

No obstante, no se tiene conocimiento de un gen específico, sino una serie de características genéticas que hacen que el paciente sea más propenso a desarrollarla.

Las investigaciones realizadas con familias de personas psoriásicas revelan que existen regiones cromosómicas asociadas al desarrollo de esta enfermedad, pero los grupos de genes que producen la inflamación varían de una familia a otra y de un paciente a otro.

Desencadenantes de la psoriasis

  • Infecciones bacterianas o víricas.
  • El clima, especialmente los cambios de estación y el frío y la sequedad.
  • Lesiones en la piel tales como cortes, raspaduras, picaduras de insectos, quemaduras solares y otras erupciones cutáneas.
  • Ciertos medicamentos, en particular el litio y los medicamentos contra la malaria y para la tensión sanguínea alta.
  • El estrés.
  • El tabaco, el alcohol y la obesidad.
  • Muy poca luz o quemadura solares.

Cómo tratar la psoriasis

Desafortunadamente no existe una cura definitiva para la psoriasis, pero sí que existen tratamientos capaces de controlar los síntomas y prevenir la gravedad de las lesiones.

Cualquier proceso debe ir supervisado por un dermatólogo que realice un control exhaustivo de los síntomas y las necesidades de la piel de cada paciente, pero el método más extendido es la aplicación de preparados tópicos (cremas, lociones, pomadas, etc.), esenciales en el tratamiento de la psoriasis.

Cremas hidratantes y emolientes

Los productos hidratantes y emolientes son muy beneficiosos durante la fase de erupciones y durante la remisión. Los emolientes se usan para suavizar la piel seca y rugosa, y los hidratantes para aumentar la hidratación de la piel reteniendo la cantidad de agua necesaria y fortaleciendo la barrera protectora, como la crema corporal reafirmante de Bioxán.

Descubre por qué es tan importante hidratar la piel

Aunque, realmente, toda la gama de productos Bioxán está especialmente desarrollada para el tratamiento de las pieles dañadas con la función de protegerlas y regenerarlas. ¿Conoces todos sus beneficios para la piel?

Además, hay una serie de recomendaciones, como mantener la piel siempre limpia y húmeda, utilizar productos que respeten la piel sensible o controlar la dieta que, si se combinan con las cremas o lociones adecuadas, ofrecen notables beneficios.

La importancia de la prevención en el Cáncer de Mama

Mujer con una bata rosa atada con un lazo por la importancia de la prevención del Cáncer de Mama

En octubre se conmemora el Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, instaurado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una forma de promover, estimular y difundir información acerca de la importancia de la detección temprana y el tratamiento adecuado de este tipo de cáncer.

También, este mes es denominado el Octubre Rosa ya que, cada año, el día 19 se celebra el Día Internacional contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra el Cáncer de Mama.

Descubre por qué octubre es el mes de la lucha contra el Cáncer de Mama

Con motivo de la celebración de este día el pasado martes, es primordial destacar la importancia de la prevención de este tipo de cáncer para que tanto hombres como mujeres tomen consciencia de que esta enfermedad se puede prevenir y detectar a tiempo para reducir sus efectos negativos.

¿Por qué es tan importante la prevención el Cáncer de Mama?

El Cáncer de Mama es el tipo de cáncer más frecuente entre la población femenina, y se calcula que, a lo largo de su vida, 1 de cada 8 mujeres tendrán Cáncer de Mama según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Gracias a todos los avances que se han producido en los últimos años, se sabe que la detección puede hacerse de manera precoz, incrementando notablemente la tasa de supervivencia. Además, los tumores detectados a tiempo se pueden tratar de una forma mucho menos agresiva, lo que significa que los tratamientos son menos molestos e invasivos y que hay más probabilidades de curación.

Por este motivo es fundamental poner en marcha todas las estrategias posibles no solo este mes, sino durante todo el año para prevenir esta enfermedad y favorecer un diagnóstico precoz.

Pero ¿qué es la detección precoz?

El diagnóstico precoz del Cáncer de Mama consiste en la realización de pruebas para detectar posibles lesiones precancerosas, lesiones que aparecen previamente con la intención de mejorar el pronóstico de la enfermedad al detectarla en un estado inicial.

En principio, estas pruebas diagnósticas se realizan de manera proactiva (la mujer decide si quiere someterse a ella o no) a personas sanas pero que se pueden encontrar en riesgo, y la única finalidad es detectar el cáncer antes de que sea demasiado tarde para prevenir la enfermedad.

La detección precoz es el punto más relevante en el pronóstico de esta enfermedad y vital para la supervivencia de los pacientes, de ahí la importancia de que las mujeres, a partir de cierta edad, sepan que deben realizarse autoexploraciones y mamografías anuales.

Si un cáncer se detecta lo suficientemente temprano, en un estado inicial, gracias a las revisiones periódicas y no se ha extendido más allá del seno, la tasa de supervivencia ronda el 90%. Por este motivo son tan importantes los estudios o autoexploraciones y los controles médicos frecuentes para la detección precoz.

La necesidad de realizarse mamografías

La mamografía es la forma más eficaz para detectar el Cáncer de Mama de manera precoz y, tal y como afirma la OMS, puede reducir la mortalidad por esta enfermedad hasta en un 30% en mujeres mayores de 50 años.

A pesar de que no impide su aparición, la mamografía sí que es capaz de salvar vidas: según datos proporcionados por la AECC, con las mamografías se pueden detectar masas en el pecho cuando todavía son demasiado pequeñas como para que se puedan apreciar o palpar en las exploraciones rutinarias.

Esto significa que los controles con mamografías permiten detectar el tumor en un estado temprano, cuando todavía no ha invadido otros tejidos y, sobre todo, cuando es potencialmente curable. Además, permiten realizar cirugías más conservadoras de la mama (si se detecta en etapas iniciales, el cáncer localizado se puede curar sin necesidad de extirpar la mama) y otros tratamientos menos agresivos para la mujer.

Pero, por lo general, existe mucha confusión acerca de cuándo y con qué frecuencia se debe empezar a realizar mamografías. Por ello, organismos internacionales como la Sociedad Americana del Cáncer establecen que las mujeres deben realizarse, al menos, una mamografía anual a partir de los 40 años. Y si la paciente presenta antecedentes de Cáncer de Mama u ovario, es recomendable que empiece a una edad más temprana, aproximadamente alrededor de los 30 años.

¿Cómo prevenir el Cáncer de Mama?

Desde la Fundación para la Investigación, Docencia y Prevención del Cáncer (FUCA), indican que mejorando el estilo de vida, es decir, llevando una alimentación variada y equilibrada, no fumando, limitando la ingesta de alcohol y realizando actividad física de forma habitual, se puede disminuir ligeramente el riesgo de padecer Cáncer de Mama.

Aun así, es importante tener en cuenta que existen determinados factores de riego que pueden incrementar la posibilidad o indicar cierta predisposición a padecer esta enfermedad. Existen algunos de ellos, como los genéticos, que no pueden modificarse; sin embargo, hay muchos otros que sí, y es en ellos en los que se debe hacer hincapié.

  • Seguir una alimentación sana y equilibrada abundante en frutas, verduras cereales, pescados ricos en Omega 3… Hay estudios que sugieren que la adopción de este tipo de alimentación podría evitar el 20% de los casos en mujeres premenopáusicas.
  • Evitar el sobrepeso y la obesidad, directamente relacionados con un mayor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.
  • Limitar o eliminar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Hacer deporte y mantener una rutina de actividad física diaria.

Te puede interesar: Cómo prevenir el Cáncer de Mama: consejos para detectarlo

Revisiones y controles rutinarios

Es fundamental convertir las revisiones mamarias en un hábito para ser capaces de identificar factores de riesgo y detectar de manera precoz cualquier signo de alarma. De esta manera, palando la zona del pecho y la axila en busca de irregularidades, será posible detectar bultos o cambios en la mama que adviertan de un posible problema. Entonces, ¿qué es lo que debemos buscar?

  • Cambios en el tamaño o en la tonalidad de la piel de las mamas.
  • Aparición de bultos o nódulos que se pueden detectar al palpar la mama o la zona de las axilas.
  • Irregularidades como cambios en la forma o simetría del contorno de la mama.
  • Engrosamiento o endurecimiento del tejido.
  • Baja movilidad de la mama al levantar y estirar el brazo.
  • Aparición de úlceras, inflamación o piel de naranja en las mamas.
  • Cambio de aspecto, reducción, hundimiento o secreción del pezón.
  • Dolor al palpar la mama.

Como vemos, mejorar el estilo de vida disminuye el riesgo de aparición, pero combinar estos hábitos con revisiones y exploraciones frecuentes es fundamental para la detección precoz del Cáncer de Mama.

¿Qué es una crema regeneradora?

Cremas regeneradoras Bioxán sobre fondo blanco

La piel no es solo lo que percibimos a simple vista. Además de ser el órgano más grande del cuerpo, es la primera y la principal barrera de protección frente a organismos internos y externos. Por este motivo es fundamental entender su funcionamiento, comprender cuáles son sus necesidades y aprender a cubrirlas, y para ello las cremas regeneradoras juegan un papel fundamental.

Cremas regeneradoras: ¿qué son?

Las cremas regeneradoras, también conocidas como cremas reparadoras, son aquellas que le aportan a la piel todos los nutrientes lípidos que necesita para volver a su estado natural y poder funcionar correctamente.

Normalmente, las cremas regeneradoras poseen propiedades antioxidantes, despigmentantes y estimulantes para la producción de colágeno que penetran rápidamente en las capas más profundas de la piel, devolviéndole la elasticidad y confort que ha perdido con el paso de los años.

Entonces, ¿para qué se utilizan este tipo de cremas? Su objetivo es devolver a la piel su estado de salud natural, ayudarla a cumplir su función de barrera protectora, proporcionarle un aspecto joven y eliminar o reducir la aparición de manchas e impurezas. Es decir, cumplen una función vital para que la piel no pierda su tersura y luminosidad.

Y, en cuanto a la edad a la que se debe iniciar su uso, es importante tener en cuenta que los 20 años son la época de máximo esplendor para la piel. A partir de ahí empieza a perder propiedades y a mostrar los primeros signos de envejecimiento y los efectos nocivos de los radicales libres. Por eso, se dice que la necesidad de su uso depende mucho de la herencia (los factores genéticos) y de tener un buen historial en los cuidados de la piel.

En cualquier caso, las cremas regeneradoras son un buen aliado si hablamos de paliar los efectos del tiempo y prevenir el envejecimiento prematuro.

¿Cuál es la mejor crema para regenerar la piel?

Disminuir los efectos del paso del tiempo es uno de los objetivos de esta clase de productos, pero también es vital el cuidado, protección y regeneración de las pieles dañadas, así que la mejor crema regeneradora será aquella que resuelva ambos problemas, como es el caso de Bioxán.

Nuestro objetivo siempre ha sido ayudar que las pieles frágiles, dañadas o reactivas recuperen su salud y bienestar natural, por eso la línea de cremas regeneradoras Bioxán está orientada a combatir no solo el envejecimiento, sino el deterioro de la piel, y todo gracias a la combinación de sus principales propiedades (antioxidante, hidratante, antiedad y anticontaminación) y a los componentes de origen natural.

Cremas regeneradoras de origen natural

Para recuperar el estado de bienestar natural de la piel es indispensable que pueda cumplir su función defensiva y protectora, por eso los productos Bioxán son ricos en a-Oligosacáridos, un prebiótico considerado una fuente de defensa natural. La función principal de este ingrediente activo es el efecto regenerador intensivo inmediato que tiene sobre la piel.

Los prebióticos, además de la función de protección de la barrera cutánea, tienen otras propiedades tales como ayudar a reforzar la regeneración de la piel y disminuir los signos de la edad, funcionar como un potente activo en el tratamiento contra el acné y mantener la higiene general del organismo.

La ventaja de utilizar cremas regeneradoras fabricadas con ingredientes naturales es que estos compuestos tienen una similitud orgánica con nuestras células, lo que ayuda a que la piel los absorba mejor y tengan efectos más duraderos.

En Bioxán trabajamos exclusivamente por y para el cuidado de la piel, y somos pioneros en el desarrollo de tratamientos que alivian, mejoran y regeneran las pieles frágiles o dañadas.  Contacta con nosotros si quieres más información acerca de la línea de cremas regeneradoras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso de cookies.