Efectos de la menopausia y de la andropausia

Efectos de la menopausia y la andropausia en la piel

Los efectos del paso del tiempo sobre el cuerpo de los adultos, antes o después, se hacen notar. Una de las manifestaciones más conocidas y temidas por todos es el momento en el que los niveles de hormonas empiezan a disminuir, entre los 40 y los 50 años, y que, comúnmente, conocemos como menopausia (en ellas) y andropausia (en ellos).

Más allá de las connotaciones anímicas, estos periodos tienen notables secuelas en el cuerpo y, en concreto, en uno de sus órganos más grandes: la piel. Antes de elegir la mejor crema hidratante para la cara, donde más se notan los efectos, se deben conocer los principales síntomas que hacen visible en el rostro la llegada de la madurez.

Dependiendo de la genética, de las características propias de cada piel y de la salud general del cuerpo, la dermis puede presentar una buena imagen y condición hasta los 50. En este punto, la flacidez, las arrugas, la aspereza o las dificultades de cicatrización son inevitables y exigen una mayor atención.

Esta preocupación es la misma para hombres y mujeres, aunque ellos tengan una piel más gruesa que la femenina, por lo que ambos comparten la necesidad de encontrar buenos productos cosméticos antiarrugas y cremas hidratantes para la cara que se conviertan en sus aliados contra el movimiento de las agujas del reloj.

Cómo es la piel durante la menopausia y la andropausia

  • Deshidratación. La piel se vuelve más frágil y débil frente a las agresiones externas y se nota más áspera, menos suave al tacto. En el caso de pies y manos, aparecen grietas y descamaciones.
  • Flacidez, sobre todo en el cuello y en la parte inferior del rostro. La dermis pierde elasticidad y se entrega a la fuerza de la gravedad.
  • Manchas oscuras y arrugas. En este momento, disminuyen los estrógenos y, con ello, la síntesis de menalina. Como consecuencia, aparecen manchas más claras y más oscuras al tono natural, generando un aspecto irregular y desequilibrado. Las arrugas, aunque sean cada vez más aceptadas, son la consecuencia directa de la pérdida de colágeno.
Cremas faciales recomendadas en la menopausia
El rostro suele ser la zona más afectada por los efectos del paso del tiempo. Por eso es tan importante aplicar una buena crema hidratante para la cara, que contribuya a la regeneración de la piel y aporte protección antioxidante.

Consejos para cuidar la piel de la cara en la madurez

  1. Hidratación. El rostro suele ser la zona más afectada por los efectos del paso del tiempo, sobre todo, por su contacto permanente con los agentes externos, sean cuales sean. Por eso, es necesaria la aplicación de una buena crema hidratante para la cara, sin parabenos ni perfumes, que contribuya a la regeneración de la piel y aporte protección antioxidante.
  2. Alimentación equilibrada. Incluye proteínas, frutas, verduras en abundancia y controla el consumo de los hidratos de carbono. Todas las vitaminas y minerales que puedas reforzar por medio de la dieta, ayudarán a controlar la salud tanto por dentro como por fuera. Si dejas de fumar y realizas algo de ejercicio, los beneficios serán aún más notables.
  3. Higiene personal. Es importante encontrar jabones líquidos que no irriten, protejan el pH de la piel y no la resequen. En este sentido, tanto estos geles como las cremas hidratantes para la cara y el cuerpo que apliquemos después de la ducha, deben ser hipoalergénicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: