Cuidados-estéticos-durante-el-tratamiento-de-cáncer-de-mama

Cuidados estéticos durante el tratamiento de cáncer de mama

A pesar de que los tratamientos contra el cáncer de mama avanzan cada vez más, sus consecuencias continúan siendo invasivas en la mayoría de los casos. Por eso, no hay nada como un plus de belleza para paliar algunas alteraciones físicas y ayudar a una recuperación temprana.

La piel de un paciente oncológico es siempre más sensible y tiende a generar determinadas alteraciones cutáneas como consecuencia del tratamiento. En estos casos la piel se vuelve frágil, por eso determinadas cremas o jabones que antes no producían ningún daño, ahora lo pueden ocasionar.

Productos a evitar mientras dura el tratamiento

Durante los tratamientos oncológicos, la piel se ve sometida a numerosos cambios que pueden traducirse en sequedad, aparición de rojeces, manchas, irritaciones cutáneas y mayor sensibilidad y reactividad. Por eso es tan importante evitar cualquier riesgo y elegir los productos adecuados.

Lo primero que se recomienda evitar es cualquier tipo de producto fotosensibilizante, pues podría alterar la función de barrera protectora ejercida por la piel, facilitando así el paso de gérmenes que podrían conducir a una infección.

También es conveniente evitar los productos que contengan alcohol entre sus componentes para reducir la sequedad y evitar irritaciones, ya sean fragancias, perfumes, desodorantes, cremas…

Productos beneficiosos para la piel de pacientes oncológicos

Lo primero que se debe tener en cuenta es que conviene empezar a cuidar la piel con tratamientos hidratantes y emolientes desde, al menos, una o dos semanas antes de empezar con el tratamiento.

Dicho esto, es aconsejable optar por cremas regeneradoras para ayudar a la piel a recuperar los daños provocados por la enfermedad estimulando la creación de colágeno y elastina. Teniendo en cuenta que los tratamientos provocan una deshidratación en la dermis, la capacidad hidratante es la principal demanda de los pacientes ante un cosmético. Por eso se deben aplicar de forma rutinaria cremas hidratantes específicas en todo el cuerpo para paliar la xerosis que aparece acompañada de la dermatitis. Este tipo de productos lograrán una profunda hidratación y mantendrán la humedad durante más tiempo en la piel.

Utilizar productos que ayuden a hidratar la piel será vital para regenerarla y protegerla durante todo el proceso. El ácido hialurónico, por ejemplo, que mejora la hidratación y evita la pérdida de agua transepidérmica, o la Vitamina E de origen natural (Tocoferol), un potente antioxidante con altas propiedades hidratantes que inhibe el daño causado por la radiación solar y otros factores.

Cuidados estéticos para pacientes oncológicos

Además de utilizar los productos adecuados para restaurar y no dañar más la piel, hay otras prácticas que se pueden llevar a cabo para que la epidermis sufra lo menos posible los efectos del tratamiento.

  • Extremar las medidas de higiene, tanto en el cuerpo como en el rostro. Independientemente del tipo de piel de cada uno, es imprescindible una limpieza cotidiana para conseguir la efectividad de cualquier tratamiento. Para ello se recomiendan duchas cortas con agua tibia y jabones con el pH adecuado, y limpiar el rostro dos veces al día (mañana y noche).
  • Otras partes del cuerpo que pueden verse afectadas durante el tratamiento son las manos y las uñas, así que es recomendable utilizar productos hidratantes y regenerantes a diario para evitar que se estríen y llevar las uñas cortas y sin pintar.
  • Evitar la exposición solar durante el tiempo que duren la quimio y la radioterapia. Conviene, por tanto, utilizar sombreros o gorras y protector solar cada vez que se salga a la calle.
  • Realizar ejercicio físico, fundamental tanto durante el proceso como en la posterior recuperación de un cáncer de mama. Los efectos positivos de llevar una vida activa en las personas que están recibiendo tratamiento pueden ir desde la desaparición de determinados síntomas como las náuseas, la sensación de cansancio, las alteraciones en el sueño o el dolor hasta prevenir una ganancia de peso importante como consecuencia de la medicación.

Toda la gama NEO de Bioxán es específica para pieles sensibles, no lleva conservantes ni aditivos y posee las propiedades regenerantes necesarias. De hecho, su fórmula ha sido especialmente creada para el cuidado de la piel de los enfermos de cáncer. Queremos facilitar la rutina de cuidado de la dermis antes, durante y después de los tratamientos oncológicos y apoyar a todas las personas que se ven obligadas a pasar por ello. Por eso tenemos un 15% de descuento disponible en la web durante todo el mes de octubre. Si tú también quieres colaborar, recuerda que una parte de cada compra irá destinada a la lucha contra el cáncer. ¡Juntos somos más fuertes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *