Tratamientos caseros de belleza con Vitamina C

7 tratamientos de belleza caseros con Vitamina C

La Vitamina C, en cualquiera de sus formas, es uno de los antioxidantes naturales más potentes de la naturaleza que puede ser utilizado por vía tópica para el cuidado de la piel, ya que actúa como un agente regenerador reforzando las defensas y reduciendo los efectos de los radicales libres (principales causantes del envejecimiento de las células).

Beneficios de la Vitamina C en cosmética

Los tratamientos tópicos con Vitamina C pueden ayudar a mejorar el estado de la piel en situaciones como la fotosensibilidad, la decoloración, la flacidez, las cicatrices de acné o las lesiones inflamatorias en general.

Es capaz de unificar el tono de la piel, disminuir manchas de pigmentación, atenuar las líneas de expresión, aumentar la elasticidad, mejorar la firmeza o prevenir el envejecimiento gracias a sus propiedades:

  • Antioxidante: gracias a su alto poder antioxidante, la Vitamina C puede combatir los signos del envejecimiento y regenerar las células muertas.
  • Despigmentante: actúa de manera superficial en las capas superiores de la piel mejorando su aspecto y aportando luminosidad gracias a sus efectos despigmentantes.
  • Antiinflamatoria: también posee un alto poder balsámico y antiinflamatorio. Está comprobado que reduce la inflamación de la piel, por eso su aplicación en pieles afectadas por eccemas o psoriasis muestra excelentes resultados.
  • Regenerante: su alto poder regenerante y reparador se debe, en parte, a su participación en la producción de colágeno, por eso su uso en cosmética es muy efectivo frente a la flacidez cutánea. Además, es el ingrediente idóneo para mantener el nivel óptimo de hidratación en la piel.

Tratamientos caseros hechos con Vitamina C

Cuando en cosmética hablamos de los beneficios que nos puede aportar un antioxidante como la Vitamina C, no nos referimos a tomar cada mañana un vaso de zumo de naranja natural, sino de aplicarla directamente sobre la piel.

Sabemos que existen numerosas líneas de cosmética basadas en el poder rejuvenecedor de este ingrediente, pero hoy os traemos algunos remedios caseros con Vitamina C para restablecer el equilibrio de la piel y mantenerla bella y luminosa. Coge papel y boli y ¡toma nota!

1. Zumo de limón para deshacerte de las manchas en la piel

¡Di adiós a las manchas de la piel! Existen zonas como las axilas, los codos o las rodillas que, por lo general, suelen ser propensas a la aparición de manchas. Es normal buscar el modo de que desaparezcan, y para ello los cítricos son un buen aliado. Si tienes un limón por casa, exprímelo y empapa un algodón en el jugo. Colócalo sobre la zona que quieras tratar y mantenlo ahí durante unos 10/15 minutos, después, retira y aclara con agua tibia.  Es recomendable realizar este tratamiento por la noche, ya que exponer la piel al sol creará el efecto contrario y las manchas serán más visibles. Si lo haces en épocas de frío evitarás este inconveniente.

2. Mezcla para reducir la celulitis

Otra fruta rica en Vitamina C que podemos utilizar por su actividad antioxidante y su capacidad de prevenir y contrarrestar los signos del envejecimiento en la piel para mantenerla saludable y en perfecto estado es el pomelo.

Si quieres hacer menos notable la celulitis, puedes mezclar media taza de jugo de pomelo, media taza de café molido, tres cucharadas de aceite de coco y tres cucharadas de azúcar. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente de vidrio hasta conseguir un contenido homogéneo, aplícalo en las zonas deseadas mientras te duchas con movimientos circulares y déjalo actuar durante 10 minutos. ¡Puedes realizar este tratamiento tantas veces como quieras!

3. Exfoliante natural

Además de eliminar las manchas, el jugo de limón también actúa como un exfoliante natural. Para retirar las células muertas de la piel del rostro, mezcla el zumo exprimido de un limón, una cucharada de azúcar y una cucharada de aceite de oliva. Aplica la mezcla por toda la piel de la cara y los labios extendiéndola con movimientos circulares, espera 15 minutos para que tu cutis absorba todos los nutrientes y retírala con agua templada.

4. Tónico refrescante

Si lo que quieres es una piel suave y luminosa, la clave está en las naranjas. Primero tienes que rallar la cáscara de una naranja, ya que en ella se encuentra concentrada la mayor cantidad de ácido cítrico, y después, en una taza de agua caliente, añadir la ralladura y dejarla reposar durante 24 horas. Aplica este tónico en el rostro todas las noches como parte de tu rutina beauty y ¡empieza a notar los resultados!

Y si quieres tratar una piel grasa, llena media taza de agua tibia y media taza de jugo de naranja, moja en la mezcla un algodón y aplícalo en la piel del rostro presionando suavemente.

5. Revitalizador de la piel

Este tratamiento es ideal para controlar el acné y cerrar los poros de tu cutis. Mezcla media taza de zumo de naranja con media taza de agua, vierte el contenido en una bandeja para hielos y métela en el congelador. Una vez que los hielos estén listos, coge uno y pásalo por el rostro. El frío hará que tus poros se cierren, mientras que el jugo de la naranja ayudará con las espinillas y barritos.

6. Mascarilla hidratante

Esta mascarilla es ideal para quienes tienen un cutis seco. Debes mezclar una cucharada de miel con una cucharada de avena y el jugo de un limón. Aplícalo sobre tu rostro y deja reposar de 15 a 20 minutos, retira con agua tibia y verás que tu piel estará suave e hidratada.

7. Fortalecedor de uñas

Si sientes las uñas débiles, mezcla el zumo de medio limón, una cucharada de aceite de oliva y media cucharadita de bicarbonato de sodio. Mueve la mezcla hasta conseguir una textura pastosa, y cuando la tengas aplícala sobre tus uñas y déjala actuar al menos 30 minutos. Este tratamiento, además de fortalecer y nutrir las uñas, reduce el tono amarillento consecuencia del uso excesivo de esmaltes en tonalidades oscuras.

La Vitamina C es fuente de energía y luminosidad para nuestra piel, por eso es uno de nuestros ingredientes favoritos y está presente en toda la colección de tratamientos de Bioxán Neo. Gracias a sus beneficios, el poder antioxidante se multiplica consiguiendo un alto grado de eficacia antienvejecimiento, ¡pero también podemos complementar nuestras rutinas de belleza con tratamientos caseros hechos por nosotras mismas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso de cookies.