La luminosidad es una de las claves de un rostro bonito. Conseguirla, sin embargo, no es tan fácil como parece, salvo que sigas todas estas pautas.

Dicen las modelos y demás celebridades que la clave de su apariencia es lograr una correcta hidratación y asegurar unos niveles adecuados de descanso nocturno. Mientras tanto, el resto de las mortales amanecen cada día (al menos por semana) con el rostro apagado y con apariencia cansada, casi obligándolas a recurrir a sus mejores trucos de maquillaje.

La diferencia entre unas y otras es la luminosidad del rostro, una característica que cuesta conseguir pero que es más que asequible con un poco de compromiso y con los siguientes trucos.

🌟 Cinco secretos de belleza para iluminar el rostro

Cada vez son más las famosas que se apuntan a la moda de la “cara lavada” y, a pesar de ir sin maquillaje, consiguen salir a la calle con buena apariencia. Para lograr este efecto, uno de los pasos fundamentales es alcanzar el nivel de luminosidad perfecto sin recurrir a cantidades ingentes de iluminador y corrector.

🎇Estos son los mejores trucos para iluminar la cara de manera natural y en tiempo casi récord:

  • Limpieza facial de día y de noche. Siempre recordamos la importancia de irse a la cama con la cara perfectamente lavada y desmaquillada. Tanto si se utilizan estos productos cosméticos como si solo se aplican en ocasiones especiales, la piel acumula durante el día una gran cantidad de toxinas y células muertas. Es necesario eliminarlas para facilitar y mejorar el proceso de regeneración nocturno de la dermis. Al levantarnos, ocurre exactamente lo mismo: el agua no es suficiente para eliminar todas las impurezas expulsadas durante la noche. Es necesario un limpiador.
  • Hidratación. Cuando una piel está bien hidratada se nota. Si quieres que tu dermis brille con luz propia debes aplicar una crema facial y corporal con vitaminas y propiedades regeneradoras, al menos, dos veces al día.
  • Exfoliación y tratamientos específicos. En muchas ocasiones, la limpieza diaria es eficaz para el día a día, pero insuficiente en el largo plazo. Para evitarlo, se debe recurrir a exfoliantes y mascarillas, al menos, una o dos veces a la semana, para lograr una limpieza en profundidad y más duradera.
  • Busca la luz de tu mirada. Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero también son el punto de luz [y de enfoque] del resto de las miradas. Aunque el resto de la cara esté limpia e hidratada a la perfección, unas simples ojeras pueden quitarle toda la luminosidad. Aplica un contorno de ojos hidratante, que no irrite la zona más sensible del rostro, y que combata de manera eficaz las bolsas, las ojeras y demás líneas de expresión.
  • Con un poco de maquillaje, basta. A veces, por corregir una imperfección, empeoramos la apariencia general del rostro con uno o varios de estos errores de maquillaje. Menos es más. Utiliza un primer (para suavizar los poros e igualar el tono), corrector e iluminador de manera coherente, un poco de máscara de pestañas y estarás lista para salir a brillar.

Con estas cinco claves y de la mano de los dermocosméticos de Bioxán, tu rostro podrá presumir de luz propia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *