Hay trucos y rutinas de belleza diaria que no siempre salen como se espera. Te contamos [con GIFs] los más habituales.

Los cosméticos son una constante en el balance de gastos mensual. No en vano, las rutinas de belleza diarias son una recomendación y casi una obligación para conseguir una dermis sana y bonita. Aun así, el dinero invertido no siempre está aprovechado, bien porque se desconocen los beneficios reales de una crema concreta sobre cada tipo de piel o la manera en la que hay que aplicar determinado producto. Precisamente por esto, cada vez son más habituales los conocidos como “tutoriales” de moda y belleza, videos, fotos o blogs dedicados en exclusiva a analizar a fondo los productos y trucos beauty.

Si alguna vez has intentado poner en práctica alguno, sabrás de qué estamos hablando. Aunque se sigan las instrucciones al dedillo, la realidad pocas veces se parece a lo que aparece en el tutorial. Te enseñamos las rutinas de belleza habituales con las que siempre surgen “problemas de ejecución”.

Los irrealizables del cuidado facial diario

 

  1. Uso de crema solar. El astro rey tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, sobre todo, a la hora de hablar de la buena salud de la piel. Mientras algunas personas salen de casa todos los días sin aplicarse ningún tipo de protector solar, otras salen bañadas en crema fotoprotectora. Si tu mejor amigo fuese dermatólogo, su primer consejo estaría relacionado con el buen uso de la crema solar.

 

  1. No dormir lo suficiente. Durante la semana, solemos sacrificar las horas de sueño por otras actividades que nos roban mucho tiempo. Aunque sea un poco cada noche, esos minutos que le quitamos al descanso son perjudiciales para la salud y para la belleza y sus consecuencias no solo son visibles a la mañana siguiente.

 

 

  1. Aplicación del delineador de ojos. Pintarse la raya del ojo es todo un arte que muy pocas consiguen dominar a la perfección.

 

  1. Intentar maquillarse como otra persona. Las celebrities o los miembros de la realeza suelen ser una fuente de inspiración para estilismos y tendencias de maquillaje. Pero no se puede olvidar que, muchas de ellas, cuentan con todo un equipo de profesionales encargados de hasta el último detalle de sus cuidados faciales diarios. El maquillaje de contorno del rostro o el efecto “ojos ahumados” no suele ser buena idea para aquellas que suelen aplicarse un sencillo maquillaje natural en el día a día.

 

  1. Peinados creativos. A primera hora de la mañana, además de un rostro perfecto, también queremos darle brío a la melena. Para ello, muchas intentan recurrir a peinados imposibles o al irresistible toque de la plancha o el rizador de pelo. Mala idea. Estos aparatos, usados de manera excesiva, estropean el pelo y consiguen el efecto totalmente contrario.

 

  1. Un toque de carmín. Lo realmente importante es tener los labios cuidados y bien hidratados. La realidad es que el color en los labios es una pasión para muchas mujeres y suelen vivir situaciones como esta…

 

  1. La limpieza facial al llegar a casa. Desmaquillarse al llegar a casa no es una costumbre muy extendida, aunque es lo más recomendable para mantener una piel sana y cuidada. Hay quien utiliza una toallita, hay quien se conforma con el agua de la ducha o quien espera que la almohada absorba todo el producto cosmético hasta la mañana siguiente…

 

  1. Las mascarillas (uso y abuso). Estos productos cosméticos pueden ser grandes aliados o completos enemigos. Solo hay que buscar uno que se adapte a las características de la piel y, más importante, que no dañen la estructura de la dermis. Si hace daño al retirarla, esa mascarilla no te hace bien.

 

 

¿Con cuántas de estas rutinas de belleza diarias has tenido problemas?

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *