Celebres o no San Valentín por todo lo alto, otra vez te ha pillado desprevenida. Con estos consejos de belleza de última hora [te] gustarás más que nunca.

Hay quien cree en el día de San Valentín y lo celebra por todo lo alto (con o sin pareja). Otros lo consideran una fecha más en el calendario y no hacen nada especial por festejarlo. Y, por último, están los que odian a este amoroso santo y a todo lo que le rodea por razones de lo más singulares.

A pesar de ello, llegado el 14 de febrero, unos y otros se levantan rodeados de una atmósfera especial, con un espíritu más pasional y afectuoso que de costumbre y con unas ganas irrefrenables de que Cupido acierte con ellos. O, al menos, que mantenga su hechizo de manera sempiterna. Para evitar el momento “y yo con estos pelos” en el día de San Valentín, te desvelamos algunos secretos de belleza para que los pongas en práctica, aunque sea a última hora.
[toc]

💕 Cuidados de belleza urgentes para llamar la atención de Cupido

Aún hay algo de margen para llegar radiante al día de San Valentín. Y solo necesitas estos tres consejos de belleza exprés:

  1. 💁 Efecto buena cara. Cumplir con una rutina de belleza diaria ya asegura este efecto en el rostro aunque no sea San Valentín. Pero sabemos que no todas la mantienen. Si eres de este grupo intenta seguirla, al menos, un par de días antes del 14 de febrero. No olvides los dos pilares básicos: limpieza e hidratación, con una exfoliación para conseguir un efecto más profundo y duradero (recuerda nuestra guía básica de limpieza). En cuanto al maquillaje, con un poco basta, lo justo y necesario para tapar granitos o pequeñas imperfecciones. Eso sí, límpialo por completo cuando llegues a casa.
  2. 👁 La mirada es el espejo del alma… y el foco de todas las miradas. Mirar a los ojos durante una conversación puede considerarse como un gesto de total sinceridad. Y conseguirlo en tu cita de San Valentín (o en tu próxima reunión de trabajo) es bastante fácil, solo tienes que prestarle un poco más de atención a esta zona del rostro. Aplica un contorno de ojos hidratante y nutritivo y conseguirás suavizar las bolsas y ojeras. Cierra el estilismo del día con un poco de rizador de pestañas y ¡listo!
  3. 🤚 Manos suaves y atrayentes. Ya hemos hablado del proceso largo para tener unas manos suaves y bonitas. Pero si el 14 de febrero acecha y no lo has mantenido, este es el corto: limpia e hidrata con frecuencia para que tengan el tacto de la seda. Además, el día antes, dedica algo de tiempo a hacerte una manicura sencilla pero bonita, con una laca de uñas especial.

Con esta tríada de la belleza exprés no hay Cupido que se resista. Pero para evitar el efecto totalmente contrario y que el estrés se apodere del rostro, la piel y la apariencia en general, intenta tomar nota para el próximo año y asume desde ya una rutina de cuidados diarios.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *