Cómo cuidar la piel a los 50

Jennifer Aniston o Sarah Jessica Parker han llegado a los 50 con la piel radiante. ¿Cómo? Con cuidados de belleza adaptados a esta nueva década. ¡Conócelos!

La lista de famosas que han cumplido [y sobrepasado] los 50 años es cada vez más larga: Jennifer Aniston, Mónica Belucci, Salma Hayek, Halle Berry, Jennifer López… Pero, a pesar del ajetreo de sus vidas, todas ellas lucen espléndidas, con unos rostros y una piel mucho más jóvenes de lo que correspondería para su verdadera edad. En la mayoría de los casos, y más allá de las retoques estéticos, el secreto es el mismo. Y tenemos buenas noticias: está al alcance de la mano del resto de las mortales.

Si has superado la barrera de los 50 o estás a punto de hacerlo, te damos algunos consejos para que readaptes tu rutina de belleza. En esta nueva etapa, la piel comienza a tener nuevas necesidades y necesita cuidados concretos que cubran cada una de las exigencias. No pierdas detalle, mantén tu piel rejuvenecida y [quién sabe] consigue quitarte unos años de encima.

Cuidados y necesidades de la piel a partir de los 50

Una de las claves fundamentales para que las rutinas de belleza que apliquemos a partir de los 50 funcionen es contar con una larga trayectoria de cuidados de la piel. A partir de los 30 años, comienzan a aparecer los primeros síntomas del paso del tiempo en la dermis y es en ese momento cuando debemos comenzar a asumir un hábito de cuidados diarios, con cremas antiarrugas específicas para cada edad. Si has cumplido con este primer cometido, ya estás a mitad de camino.

A partir de ahí, solo necesitas incluir los siguientes consejos en tu rutina para la piel:

  • Busca cremas antiedad con vitamina E (antioxidante natural) y vitamina C (estimulador de la síntesis de colágeno). ¿Por qué? Porque con el paso del tiempo, la pérdida de elasticidad y de firmeza de la dermis es ya una evidencia palpable. Se necesitan cremas hidratantes para la piel de los 50 con un gran aporte de estas dos vitaminas y otros ingredientes naturales como el Omega 3. Por separado y en conjunto, contribuyen a mejorar las reservas de colágeno, a recuperar la firmeza de la piel y a rellenar las líneas de expresión de la piel más marcadas.
  • No te olvides ni un solo día de la limpieza facial. A cualquier edad, eliminar las toxinas de la piel es una necesidad irreprimible. Tanto si recurres a pequeños toques de maquillaje diario, como si prefieres ir con la “cara lavada”, sigue una rutina de limpieza mañana y noche.
  • Tampoco te dejes en el tintero la protección solar. A mayor edad de la piel, mayor es su memoria frente a los rayos UV. Antes de salir de casa, y después de aplicar la crema hidratante, échate fotoprotector para evitar que el daño (y el envejecimiento) vaya a más.
  • Presta especial atención a las zonas críticas. El cuello, las manos, el escote, las rodillas… Hay algunas partes del cuerpo que delatan nuestra verdadera edad. Salvo si sabemos cómo evitarlo. Nunca olvides de cuidar e hidratar adecuadamente cada una de estas zonas y las evidencias se suavizarán.
  • Cuida tu estilo de vida. La mayoría de las famosas de las que solemos hablar presumen de llevar un ritmo de vida equilibrado y saludable. No sabemos si es cierto o no. Lo que sí podemos afirmar es que practicar deporte, la buena alimentación, el descanso y la hidratación son claves para una salud de hierro. ¡Apúntate el tanto!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso de cookies.