Cómo-combatir-las-consecuencias-de-la-falta-de-sueño-en-la-piel

Consecuencias de la falta de sueño en la piel y cómo combatirlas

La falta de sueño y el estrés son dos de los mayores enemigos de la piel, y están detrás de afecciones como rojeces, sequedad, brotes de acné o envejecimiento prematuro.

En determinadas etapas de la vida dormir bien puede resultar complicado. El estrés, la ansiedad, el cambio de estación o simplemente los cambios horarios dificultan ese descanso tan necesario. Sin embargo, un sueño reparador es imprescindible tanto para estar en forma y con energía como para lucir una piel bonita y un rostro descansado.

La recomendación de dormir entre 7 y ocho horas diarias no solo beneficia al organismo, también a la piel. Tras haber dormido únicamente 6 horas al día, que es a lo que solemos acostumbrarnos por falta de tiempo, es común despertarse con ojeras, rostro y ojos cansados y hundidos, piel apagada, irregularidades en la pigmentación, hinchazón e incluso disminución de la elasticidad de la piel.

Te puede interesar: Tratamientos para rejuvenecer la mirada

Efectos negativos en el cutis por la falta de sueño

Todos los problemas de la piel que hemos comentado son signos que delatan a corto plazo alguna noche de insomnio. Pero a medio y largo plazo los efectos de la falta de sueño o sueño de mala calidad son igualmente visibles.

Debilitamiento del sistema inmunológico

Si el sistema inmune se debilita, disminuye la capacidad de defensa ante brotes de psoriasis, reacciones alérgicas o eccemas. Además, pueden empeorar los problemas que ya se tienen en la piel, por ejemplo, el acné o la piel atópica. La respuesta antiinflamatoria disminuye porque el sistema inmunológico no está funcionando correctamente. Con frecuencia la falta de sueño también provoca estrés, lo que también puede llevar a una reactivación de las patologías dermatológicas.

Aparición de bolsas y ojeras

El síntoma más evidente de no poder conciliar bien el sueño es amanecer con bolsas y ojeras pronunciadas debido a la disminución de la microcirculación. La zona inferior de los ojos presenta una hinchazón y una tonalidad oscura que dan lugar a un aspecto fatigado.

Piel mate y apagada

Cuando no se duerme bien o no se descansan las horas suficientes se altera la secreción de las hormonas que más repercusión tienen en los procesos dermatológicos. La melatonina, que es la hormona asociada a la regulación del sueño, sufre alteraciones que conllevan una reducción en la producción de colágeno natural, uno de los principales componentes de la piel, afectando a su luminosidad y dando lugar a una piel más cetrina y apagada.

Disminución de la capacidad de detoxificación

La falta de sueño también influye en la secreción de cortisol, que responde al estrés y combate las infecciones. Si los niveles de cortisol no descienden (y para que lo hagan el organismo tiene que estar relajado), la piel no es capaz de eliminar las toxinas que ha ido acumulando a lo largo del día.

Pérdida del tono de la piel

Una mala calidad del sueño da lugar a una piel con una apariencia apagada, que ha perdido frescura, y en la que empiezan a aparecer signos de cansancio que disminuyen la luminosidad del rostro.

Envejecimiento cutáneo prematuro

La piel se vuelve más fina y frágil debido a la ralentización de la renovación cutánea. Las células que están dañadas no tienen tiempo suficiente para repararse y esto provoca que las arrugas aparezcan con mayor facilidad, fruto de la fragilidad de la piel. Solo durante el sueño profundo se consigue esa capacidad de reparación.

Flacidez en la piel y pérdida de elasticidad

Al no descansar, las hormonas del estrés se mantienen activas y descomponen las fibras de colágeno y elastina, provocando una notable pérdida de la firmeza y densidad habitual.

Deshidratación y sequedad

El déficit de sueño altera el pH de la piel y, como consecuencia, los niveles óptimos de hidratación no son capaces de equilibrarse y mantenerse. La consecuencia directa y más notable es despertar con el rostro áspero y seco.

Cosmética para combatir los efectos de la falta de sueño en la piel

Para evitar esa falta de sueño y sus consecuencias en la piel siempre es bueno evitar el uso de dispositivos electrónicos antes de ir a dormir o protegerse de la radiación azul que emiten las pantallas, optar por máscaras de sueño y tapones si son el ruido y la falta de oscuridad total lo que perturba nuestro sueño, no ingerir bebidas con alcohol o cafeína al menos durante la hora de antes de meterse en la cama, etc.

Y al igual que para dormir mejor estos consejos resultan efectivos, para combatir los efectos sobre nuestra piel debemos recurrir a la cosmética. Porque, como hemos visto, las horas de sueño son el mejor momento para la regeneración de la piel, siendo también las más adecuadas para aplicar productos cosméticos y tratamientos reparadores ya que es cuando tiene lugar el estado óptimo para la absorción de nutrientes.

En definitiva, la cosmética es nuestra aliada para reducir el impacto de la falta de sueño sobre la piel, y la mejor manera de obtener resultados es utilizando los ingredientes adecuados, por ejemplo:

  • Ácido hialurónico: son muchos los beneficios del ácido hialurónico para la piel, pero el principal es que potencia la formación de colágeno y ayuda a captar y regular los mecanismos de hidratación de la piel manteniéndola en el nivel óptimo, especialmente si es en fórmulas concentradas como los sérums.
  • Ácido ascórbico (Vitamina C): neutraliza las partículas tóxicas que dañan la piel y ataca a los componentes esenciales de las células que alteran las funciones y los procesos de reparación natural. Aportar al rostro una dosis extra de Vitamina C con cosméticos nocturnos que lo incluyan aportará a la piel vitalidad y luminosidad.
  • Retinol (Vitamina A): ayuda a la creación de nuevas células más fuertes, con lo que favorece la regeneración de la piel.

Si acompañas un sueño reparador con una rutina de cosmética adecuada, tu piel lucirá un aspecto renovado y radiante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso de cookies.