Los niveles de parabenos de los cosméticos utilizados en la UE cumplen con las normativas de seguridad. ¿Por qué Bioxán aún los rehúsa?

El conflicto sobre la idoneidad o no del uso de parabenos en los productos cosméticos no es ninguna novedad. Hace al menos una década, los temores sobre su seguridad y sus implicaciones en la salud de la piel salieron a la palestra y las cremas sin parabenos comenzaron a copar el mercado de los productos para el cuidado personal. Sin embargo, las investigaciones sobre las implicaciones de estos químicos han seguido su curso y, en la actualidad, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la Comisión Europea (CE) lo tiene claro: usados en su correcta medida, los parabenos no suponen un peligro para el organismo.

En cualquier caso, y a pesar de los resultados de las investigaciones, en Bioxán mantenemos la fórmula de nuestra gama cosmética libre de parabenos. Y estas son nuestras razones.

La cosmética europea y los parabenos: una relación de conveniencia

Para entender mejor el rechazo o la defensa del uso de parabenos en cosmética, es necesario conocer bien su utilidad y funcionamiento. En realidad, no son más que sustancias químicas que, utilizadas en la justa medida, contribuyen a la conservación de las propiedades de las cremas y demás productos de cuidado personal.

Los últimos informes de la Unión Europea (UE) aprueban las formas metil-, etil-, propil- y butilparaben, en proporciones de 4 g/kg para los dos primeros y 1,9 g/kg para los segundos. Sin embargo, parabenos como el isopropylparaben, el isobutylparaben, el phenylparaben, el benzylparaben o el pentylparaben sí están prohibidos al no poder demostrar su seguridad. La principal preocupación es que estas sustancias pueden llegar a interactuar con el organismo, adquiriendo el comportamiento de las hormonas.

¿Por qué rechaza Bioxán el uso de parabenos en sus cosméticos?

Desde Bioxán, como empresa comprometida con la salud de la piel y con su cuidado a través de ingredientes naturales, mantenemos nuestras fórmulas libres de parabenos. Aceptamos y compartimos las últimas conclusiones del Comité Científico de la CE, pero nos mantenemos firmes en el origen y la razón de ser de nuestra marca. Toda nuestra gama de productos cosméticos busca ofrecer soluciones eficaces para el cuidado de la piel desde una perspectiva natural y respetuosa con el medio ambiente.

Nuestras cremas sin parabenos, creadas a partir de ingredientes de origen natural, aprovechan al máximo los beneficios de los principios activos que incluyen y mantienen un elevado grado de conservación gracias a envases innovadores y respetuosos con el planeta. Gracias a estas dos características, la inclusión de parabenos se hace innecesaria y nos permite mantener nuestra apuesta por lo natural.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *