Eliminar celulitis: cómo hacerlo

El verano se acerca y cada vez más mujeres temen quedarse en bañador por culpa de la celulitis. Explicamos qué es y cómo evitarla o suavizarla.

Se estima que más del 80% de la población femenina (en edad adulta) posee celulitis, es decir, la inmensa mayoría de las mujeres independientemente de su peso y de la forma de su cuerpo. Sin embargo, esta irregularidad de la piel sigue viéndose como un auténtico problema y como el origen de muchos conflictos de autoestima.

Para intentar solucionarlo, muchas incrementan su gasto anual en productos y tratamientos cosméticos sin ni siquiera averiguar el verdadero origen de la también conocida como piel de naranja. Y el resultado es siempre el mismo: un auténtico fracaso. Analizamos qué causa la celulitis y cuáles son las mejores soluciones para disimularla.

Celulitis: ¿es posible eliminarla?

La celulitis es el tejido adiposo que se forma, sobre todo, en piernas, glúteos y abdomen de mujeres de todas las edades (a partir de la pubertad). Los expertos culpan de su aparición a los factores genéticos, hormonales, vasculares y a los hábitos diarios y, por ello, recomiendan evitar las dietas con un alto contenido de grasa, el sedentarismo y todas aquellas bebidas que no sean agua. Aun así, ni todo es tan sencillo ni un simple cambio de hábito puede cambiar la estructura de la grasa.

De hecho, la celulitis es muy difícil de eliminar una vez que aparece. Debemos conformarnos con suavizarla, disimular sus efectos sobre nuestra piel y mantener esta particular lucha de manera constante. Estas son las rutinas esenciales de la operación celulitis que no podemos olvidar:

  • Empieza por cambiar tu dieta y aumentar la actividad física. Intenta eliminar de tu alimentación productos con exceso de azúcar, grasa, sal y alcohol, así como reducir el consumo de carnes rojas y lácteos (producen hinchazón). Introduce en su lugar más frutas y verduras y, sobre todo, no te olvides del agua. En cuanto al deporte, es esencial para intentar cambiar la estructura interna de la piel y suavizar esa acumulación de tejido adiposo.
  • Cuida la piel desde fuera. Los productos anunciados como potentes anticelulíticos no hacen magia. Partiendo de esta base, sí se pueden utilizar como aliados en el constante esfuerzo por suavizar la piel de naranja. Exfoliantes y cremas con ingredientes como la cafeína (el café tiene beneficios sobre la piel) o el retinol pueden ayudar a modificar la estructura de la piel, pero los resultados (por sí solos) son ínfimos.
  • Tratamientos profesionales. Como cualquier problema estético, la celulitis puede encontrar parte de su solución en los centros de belleza con las tecnologías más avanzadas. Masajes, infrarrojos, radiofrecuencia… Las posibilidades son infinitas, pero los resultados siempre van a depender de cada caso y, sobre todo, de los esfuerzos que cada una haga por mantener a raya la piel de naranja.

Todo esto pone de manifiesto que la mejor “cura” para la celulitis es la prevención. Intenta llevar un ritmo de vida saludable y mantener tu piel cuidada, hidratada y firme y controlarás mejor los inesperados movimientos del tejido adiposo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *